METRÓPOLI

Raymundo, el comerciante que denunció a La Unión, pidió protección al gobierno y fue asesinado

El líder de comerciantes establecidos y ambulantes que hace unas semanas había pedido protección a la PGJ fue asesinado afuera de su casa

  • REDACCIÓN
  • 06/05/2019
  • 07:20 hrs
  • Escuchar
Raymundo, el comerciante que denunció a La Unión, pidió protección al gobierno y fue asesinado
Asesinato de Raymundo en GAM (Foto: Cuartoscuro / Archivo)

Cuando Raymundo "N", líder de comerciantes del Centro Histórico, salió de su casa ubicada en la colonia Panamericana de la alcaldía Gustavo A. Madero, fue asesinado.

Raymundo estaba por abordar su vehículo cuando un hombre se le acercó y lo asesinó a quemarropa; los principales sospechosos: La Unión Tepito. 

El líder de comerciantes había enviado una carta a la Procuraduría capitalina en la que narraba que sus representados son víctimas de extorsiones y secuestros por parte del grupo criminal La Unión de Tepito.

Raymundo ya era vigilado por sus asesinos según cita El Universal, puesto que uno esperaba en un puesto de jugos y ottro paseaba en motocicleta esperando la salida de la víctima.

PGJ inicia investigación

De acuerdo con la procuradora Ernestina Godoy, la principal línea de investigación del asesinato del líder de comerciantes es la denuncia que este había presentado.

"Se están haciendo las investigaciones y van a continuar, lamentamos mucho esta situación", dijo Godoy.

La incursión del crimen organizado en el Centro Histórico

En tres años, la parte norponiente del Centro Histórico de la Ciudad de México ha pasado de ser una zona importante de comercio formal, tanto del mayoreo como menudeo, a ser un lugar de botín de la delincuencia organizada donde las víctimas son los vecinos y vendedores. Ellos cada día sufren de extorsión, secuestros, agresiones, tortura, violaciones y homicidios.

Todo comenzó en 2014 con la llegada del ambulantaje. El comercio local y vecinos sintieron los efectos de inmediato. En 2017, llegó la Unión de Tepito con el cobro de derecho de piso y de ahí se extendió en la comisión de más delitos o en su control como el narcomenudeo, trata de personas y secuestros, relató a La Silla Rota hace unos meses un vocero de los comerciantes establecidos y vecinos del Centro Histórico, principalmente de nueve manzanas que corren de la calle de Manuel Doblado, Lecumberri, Joaquín Herrera, Nacional, Peña y Peña, Costa Rica, Verdiozabal, González Ortega y Aguilar Alcocer.

Eso ocasionó –explicó bajo petición de anonimato– que en la actualidad en promedio se cometan al día un asesinado y un secuestrado o extorsionado, que las ventas hayan bajado más del 50 por ciento, asaltos, desplazamiento de vecinos, cierre de negocios y sobre todo que la vida se haya convertido en un infierno para quienes trabajan, habitan y compran.

Los comerciantes, empresarios y habitantes de esa zona se organizaron desde que llegaron los vendedores ambulantes, ya que desde el principio sintieron los efectos negativos. Acudieron con las autoridades delegacionales y locales. En tres años les han dado largas y nadie ha podido resolver. Debido a que el gobierno central se ha resistido, los vecinos y comerciantes organizados tocaron las puertas de la Marina, Policía Federal y Sedena.

“Después de los sismos de septiembre del 1985, el Centro Histórico quedó muy deteriorado. Muchas de las vecindades que están en la parte colindante a Tepito y La Merced fueron abandonadas y luego invadidas. En ese contexto se desarrolló el comercio de ropa y telas, y varias de las viviendas se convirtieron en bodegas y negocios”, explicó en entrevista.

fmma