METRÓPOLI

“Por ésta nos van a dar buen billete”, Siomara, el segundo caso de intentos de secuestro en Metro Coyoacán

"Sentí esa clase de miedo que te paraliza y te deja atónita. No tenía a dónde meterme, solo me quedaba correr", cuenta Siomara tras ser víctima de una práctica que toma fuerza: intento de secuestro a mujeres cerca del Metro

  • FRIDA MURIEL MENDOZA ARRUBARRENA
  • 29/01/2019
  • 19:00 hrs
  • Escuchar
“Por ésta nos van a dar buen billete”, Siomara, el segundo caso de intentos de secuestro en Metro Coyoacán
Metro Coyoacán (Especial)

Lo que era un lunes tranquilo para Siomara cambió por completo cuando a las 4:40 pm vivió un intento de secuestro cerca del Metro Coyoacán, el segundo caso en diez días.

Siomara caminaba directo al Metro Coyoacán en Avenida Coyoacán y la calle Martín Mendalde cuando notó que alguien detrás de ella, le habló y aceleró el paso “cuando sintió que comenzaba a incomodarme”. En ese momento la joven escuchó como dijo por teléfono la frase que la aterrorizaría, “por ésta nos van a dar un buen billete”.

Sentí esa clase de miedo que te paraliza y te deja atónita. No tenía a dónde meterme, solo me quedaba correr para dar la vuelta en la siguiente calle”, narra Siomara.

Desde ese momento comenzó la persecución, incluso le gritó que se le había caído la cartera para que volteara pero a pesar de que no les hizo caso, un hombre más robusto que el primero y encapuchado le cerró el paso.

“Cuando lo tenía a escasos pasos de mi, el segundo tipo me dijo ya valiste verga”.

Siomara intentó correr hacia el otro lado pero era tarde, el segundo hombre la jaló con fuerza del brazo. Comenzó a gritar pero nadie escuchaba, “le decía que se llevara lo que quisiera pero que no me hiciera daño, que no me lastimara pero me apretó con más fuerza”.

Del otro lado de la calle estaba una camioneta blanca tipo Van, en mal estado y sin placas. Siomara pudo observar como habían dos hombres al interior de la camioneta, pues se abrió. 

El secuestro exprés parecía inminente pues nadie había acudido a auxiliar a Siomara pero en ese momento la situación cambió pues acudieron dos hombres a su ayuda.

De uno de los edificios salió un guardia de seguridad y me gritó que si todo estaba bien, que si necesitaba ayuda y yo le grité que me querían subir a la camioneta y que me ayudara por favor mientras el otro me sujetaba con fuerza del cabello”, cuenta.

El guardia siguió gritando a los atacantes de Siomara y al acercarse dijo que si no la soltaban, dispararían.

Sin embargo el atacante respondió con el modus operandi del “Cálmate mi amor” pues dijo que Siomara y él eran novios, “que estaba haciendo una escena de chica loca”.

Se detuvo a hacerle frente al guardia. Y todo el tiempo le dijo que "éramos novios", "que tenía que llevarme a casa", "que siempre me daban esa clase de ataques", "que era una histérica". Yo solo desmentía cada una de las tonterías que él decía”.

Ante la negativa de soltar a Siomara, el guardia llamó a su compañero y pidió una patrulla, que según cuenta la joven, nunca llegó. 

El tipo que me sujetaba optó por aventarme contra el pavimento y a correr hacia la camioneta, no sin antes mentarnos la madre y amenazándome y desapareció”, finaliza su relato Siomara.

La joven resultó con rasguños y lesiones en el cuerpo y en entrevista con La Silla Rota cuenta que a la brevedad levantará una denuncia pues tiene mucho miedo.

Intentos de secuestros en el Metro

Este caso se suma al de Zúe, quien 10 días antes vivió por la misma situación.

Sin embargo, estos dos casos se suman a otros en el Metro.




(MAPA)

fmma