METRÓPOLI

Por covid-19, mueren 257 transportistas en el Edomex

Los choferes del transporte público han sido los más afectados, ya que se han contagiado 418 operadores desde el mes de marzo

  • ISAAC RAMÍREZ
  • 04/09/2020
  • 16:55 hrs
  • Escuchar
Por covid-19, mueren 257 transportistas en el Edomex
(Foto: Especial)

ATIZAPÁN.- Hasta el 31 de agosto, 478 choferes, trabajadores administrativos y líderes de las distintas rutas del transporte público que operan en el Estado de México se han contagiado de covid-19, de los cuales 257 han perdido la vida a causa del virus, mientras que 242 integrantes de este sector permanecen como sospechosos, por lo que se han sometido a una prueba de laboratorio para confirmar o descartar la presencia del SARS-Cov2.

La Secretaría de Movilidad informó que los choferes del transporte público han sido los más afectados, ya que se han contagiado 418 operadores desde el mes de marzo, aunque los más afectados han sido los de la Zona III, la cual pertenece al corredor Ecatepec-Texcoco, en donde 268 conductores han presentado síntomas relacionados con el covid-19, mientras que, en el caso de la Zona IV, correspondiente al Oriente del Estado de México y la Región de los Volcanes, 114 transportistas han dado positivo.

Puntualizó que las dos zonas con el menor número de contagios entre los choferes son la I y II, la primera perteneciente al Valle de Toluca y la segunda, al corredor Naucalpan-Zumpango, en donde se han presentado uno y 35 contagios, respectivamente.

El informe señala que, en los últimos seis meses, también se contagiaron 60 líderes o presidentes de empresas dedicadas al transporte público, así como trabajadores administrativos de las distintas rutas, aunque 56.6 por ciento de ellos fueron de la zona oriente, mientras que 25 por ciento pertenecen al corredor Naucalpan-Zumpango.

EL RIESGO DE LA ACTIVIDAD

La Secretaría de Movilidad dio a conocer que 84.4 por ciento de los decesos que se registraron en este sector, afectaron a los conductores, mientras que el resto de las muertes se presentaron entre los representantes o trabajadores administrativos de las empresas.

Y es que, de los 217 fallecimientos que se registraron entre los choferes, 48.3 por ciento ocurrieron en operadores de la región Ecatepec-Texcoco, 40 por ciento entre los que pertenecen al corredor Nezahualcóyotl-Ecatzingo, mientras que seis por ciento se presentaron entre Naucalpan y Zumpango, y 5.5 por ciento en el Valle de Toluca.

En tanto, de las 40 muertes por covid-19 que se contabilizan entre los líderes y trabajadores del transporte público, 18 ocurrieron en las rutas de la Zona Oriente y de la Región de los Volcanes, 11 en las líneas que circulan entre Naucalpan y Zumpango, 10 en el corredor Ecatepec-Texcoco y uno en el Valle de Toluca.

TRABAJAR O MORIR DE HAMBRE

Hugo López es uno de los operadores del transporte público de la empresa Cotemsa y quien ha sorteado al covid-19, pues no dejó de trabajar aún en los picos más altos de la pandemia, pues asegura que, de no hacerlo, podría enfrentarse junto con su familia al hambre, aunque no por eso ha dejado de tener miedo al virus.

“Sí tengo miedo, pero hay que aguantárselo, porque si no no sale para comer. Mi esposa y dos hijos dependen de mi trabajo y aunque sea poco, pero llevamos algo a casa. Afortunadamente, no padezco alguna enfermedad grave y por eso pude salir, pero soy de los pocos que sí me cuido bien porque a muchos compañeros les vale”, comenta.

Y es que Hugo asegura que conforme se comienzan a normalizar las cosas, muchos transportistas han comenzado a dejar de lado algunas de las medidas sanitarias que se han asumido para evitar los contagios de covid-19, a pesar de que cada día más usuarios demandan el servicio.

LEER MÁS: FAMILIAS, CON POCO DINERO, NO ES TIEMPO PARA UNA REFORMA FISCAL: SHCP

“Es un doble riesgo, porque la gente ya empieza a salir a la calle y pues las unidades se llenan más y aunque hay pasajeros a los que les piden que se pongan el cubrebocas, no le hacen caso a uno y no les decimos nada más para no pelear, porque hay gente agresiva, pero eso nos pone en riesgo (…) Aquí sí se han registrado casos, pero nadie habla de ellos; afortunadamente, no sé de compañeros directos que hayan muerto, todos seguimos acá, pero se desaparecen algunos por un tiempo y regresan después más delgados o demacrados. No les preguntamos nada, pero sabes por qué se ausentaron”, relata.

Pese al alto riesgo al que se enfrentan todos los días, algunos operadores siguen sin usar el cubrebocas, al justificar que se sofocan ante las altas temperaturas, mientras que otros se dicen seguros de no temer a enfermarse.

LA PEOR CRISIS PARA LOS TRANSPORTISTAS

El líder de la Alianza de Autotransportistas Autónomos de la República Mexicana, mejor conocida como Triple A, Jaime Soberanes Medina, aseveró que el covid-19 ha afectado a este sector de la misma forma que a todos los sectores económicos, pues si bien se han registrado contagios entre los conductores y el personal administrativo, éstos no han tenido un incremento que alarme al sector.

El presidente de una de las empresas transportistas más grandes del Estado de México afirmó que el sector ha sido muy responsable para evitar contagios entre sus operadores y los usuarios, puesto que han puesto en marcha los protocolos que les están solicitando las autoridades, como establecer el uso obligatorio del cubrebocas en sus operadores y usuarios, aplicar gel antibacterial, así como la sanitización de las unidades del transporte, lo cual implica un gasto diario de hasta cien pesos por unidad.

Jaime Soberanes afirmó que esta inversión se está realizando, a pesar de que el sector sigue operando con apenas el 65 por ciento de su capacidad total, ya que la movilidad en las calles no se ha recuperado como hasta antes de la pandemia, debido a que los niños y jóvenes no regresaron a clases de manera presencial, lo que sí afectó al sector.

Apuntó que, hasta ahora, no se tiene un estimado de a cuántos ascienden las pérdidas en el transporte público del Estado de México; no obstante, es considerada la peor crisis de los últimos tiempos para los transportistas, ya que 20 por ciento de los empresarios que renovaron su parque vehicular en los dos últimos años, tuvieron que devolver las unidades a las agencias por falta de pago y más del 50 por ciento se encuentra atrasado en las mensualidades.

(Ameyaltzin Salazar)