METRÓPOLI

“Planes contra comida chatarra en CDMX, radicales, pero necesarios”

En la CDMX hay cinco iniciativas antichatarra para endurecer medidas que frenen el consumo de bebidas y alimentos con alto valor calórico

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 10/09/2020
  • 20:52 hrs
  • Escuchar
“Planes contra comida chatarra en CDMX, radicales, pero necesarios”
En Congreso de CDMX buscan controlar venta de productos "chatarra" (Cuartoscuro/Archivo)

El médico que demostró que la obesidad no era cosa “de ricos”, Simón Barquera, experto en temas de nutrición, ve con buenos ojos todas las iniciativas que se han presentado en el Congreso de la Ciudad de México para regular y controlar la venta de productos chatarra

Y subraya que si bien ya se logró el etiquetado frontal en los alimentos, lo siguiente debe ser prohibir la promoción de esos productos.

“No es ético poner esos productos en las partes bajitas en los súper y Oxxo, pero los ponen abajo a propósito, para que los niños las pidan y les hacen daño”, dice a La Silla Rota, el actual director de área de investigación en políticas y programas de nutrición del Centro de Investigación y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública.

LAS INICIATIVAS

Las iniciativas presentadas por legisladores del Congreso capitalino van desde prohibir la venta de refrescos en restaurantes a menores, incluso cuando vayan acompañados de sus padres, y a los establecimientos que lo hagan, multarlos con 10 mil pesos, como propuso la morenista Paula Soto. Está la de prohibir vender estos productos adentro y afuera de las escuelas, como propuso su compañero, Miguel Ángel Macedo Escartín. 

Una más es la de prohibir su venta tanto en escuelas, tiendas de conveniencia e incluso en el comercio informal, como propusieron de manera conjunta Lourdes Paz, Ricardo Fuentes y José Luis Rodríguez. A dichas propuestas se suma la de Norberto Nazario, que pide que la donación de esta clase de productos no sea deducible de impuestos.

DEBE EVITARSE LA EPIDEMIA DE OBESIDAD

Entrevistado por La Silla Rota, Barquera dice que si no se hace algo, no se va a contener la epidemia de la obesidad en México.

“Veo bien que estén preocupados por los niños, son los grupos poblacionales donde si se interviene, se pueden lograr cosas”.

Barquera, un pionero en el tema del combate a la obesidad y en señalar la responsabilidad de las bebidas azucaradas y los alimentos chatarra que se consiguen en las escuelas y en los supermercados, como causa de diabetes y obesidad, pide a los legisladores que articulen las regulaciones también con otras entidades, para darle mayor impacto.

SE DEBE EVITAR PONER PRODUCTOS AL ALCANCE DE LOS NIÑOS

Una propuesta que ve muy bien es la de colocar imágenes sobre los daños que causan los productos chatarra, o incluir en menús de restaurantes información nutricional.

Reprocha que en las secciones de frutas de los centros comerciales, se pongan cereales azucarados y refrescos, o que en las cajas de pago, a menos de 1.20 metros, haya huevitos de chocolate, con regalito, al alcance de los niños, lo cual que debe cambiar.

La información clara siempre es recomendable cuando se ponen las calorías en menú, se quita la sal de la mesa y se ofrece agua limpia segura a quien la pida. 

LA IMPORTANCIA DE LAS ESCUELAS

Respecto a que se vendan los productos en las escuelas, dice qué hay mucha evidencia -que se publicó en el estudio El entorno tóxico alrededor de las escuelas- de que ahí hay una feria de anuncios de productos chatarra, una cantidad de gente distribuyéndolos. 

Critica que las escuelas se brincan la regulación, no venden refrescos pero si tés con más azúcar, o venden productos chatarra y dicen que lo hacen porque es “día libre”, ya que en la anterior regulación estaba marcado un día libre para venderlos, pero siempre usaban ese argumento.

La importancia de las escuelas y limpiarlas de chatarra es porque ahí los niños aprenden a comer bien, algo que no ha ocurrido en los ultimos 30 años. 

“A los niños lo que debe hacerse es defenderlos de esa comida, explicarles que deben tener alimentación saludable. Eso protege sus conductas cuando son mas grandes y luego cuando tienen niños ya tienen conocimientos y los aplican”.

POR OBESIDAD, RESPUESTA SUBÓPTIMA ANTE COVID 

Cuestionado sobre la necesidad de regular con la pandemia de la covid-19 causando estragos en México entre las personas con diabetes y obesas, responde que es muy importante.

“Lo del covid es muy preocupante, nos tomó por sorpresa y lo que se ve en todo el mundo, porque hay gente que no lo cree y piensa que es un pretexto para distraer la atención. La gente que tiene diabetes, obesidad e hipertensión responde de manera subóptima, tiene mayor riesgo de tener severidad al infectarse de covid. De por sí es un virus complicado que tiene una alta letalidad y además lo combinas con una población con gran parte de daños a la salud por su alimentación, es una combinación terrible”

Considera que es buena idea no deducir impuestos de donaciones de alimentos chatarra. Lamenta que está prohibido donar fórmulas lácteas en emergencias y aun así, se hace.

Recalca su sugerencia de ir de la mano de academia y de manera articulada con otras entidades  para que sea una política articulada e integral y sea mayor el impacto. Prohibir sin una idea exacta de cómo hacerlo, podría traer problemas, por lo que pide a legisladores que recurran a la asesoría de expertos y académicos.

ES UN SECUESTRO: CALVILLO

El director de la organización El Poder del Consumidor, Alejandro Calvillo, también entrevistado por La Silla Rota, señala que el hecho de que nuestro país sea el mayor consumidor de alimentos chatarra y bebidas azucaradas lleva a este tipo de propuestas que parecen radicales, pero la situación es radical.

“Con lo qué pasó en Oaxaca se desató esto en muchos otros estados y en la Ciudad de México está la propuesta y se encontraran formas para que los niños reduzcan su acceso a estos productos, es en ellos donde se generan los hábitos de alimentación de por vida”.

Sobre el argumento esgrimido por la industria refresquera y las corporaciones de alimentos chatarra, de que no debe intervenirse en la libertad alimentaria, Calvillo niega que eso sea cierto.

“Lo qué hay es un secuestro, cuando tienes un millón y medio de puntos de venta de Coca Cola, Bimbo, Pepsico, de comida chatarra donde difícilmente encuentras productos saludables en tienditas y la red de Oxxos. Entonces hay un secuestro y una caída de consumo de frutas y verduras, un 50 por ciento de consumo de frijol y otro tanto de tortillas y se ha sustituido la alimentación tradicional.”

Descarta que se busque prohibir comercializar sus productos, es mas bien un asunto de cuidar a los niños.

Calvillo les propone que si quieren vender productos, deben ser saludables. El activista afirma que la organización participado en foros con los diputados.

(Sharira Abundez)