METRÓPOLI

Paola denunció acoso de funcionario y terminó amenazada por policía

Muchas víctimas de delitos sexuales son revictimizadas por parte de los servidores, como fue el caso que vivió Paola en la agencia del Ministerio Público de Tláhuac 2

  • ANTONIO NIETO
  • 10/09/2019
  • 20:05 hrs
  • Escuchar
Paola denunció acoso de funcionario y terminó amenazada por policía
El agente que según su denuncia la intimidó aún no ha podido ser identificado del todo para su investigación; sin embargo, la denuncia por acoso sexual ya está en manos de la Fiscalía de Delitos Sexuales. (Especial)

Paola denunció el 22 de agosto pasado a un funcionario público de la Alcaldía de Tláhuac por acoso sexual, pero fue revictimizada por un policía de la Procuraduría capitalina quien le advirtió que, si mentía, le iría peor. “Me dijo: '¿sabes que si mientes en lo que digas la que puede salir más perjudicada eres tú?' Me trató muy mal, me sentí intimidada, pero aún así quise seguir con mi denuncia”, relató Paola en entrevista con La Silla Rota.

“El policía se portó grosero, no sé si conocía a este señor (Carlos) pero me sentí intimidada y yo pensé, a ver, una cosa es que me pregunte cómo fueron los hechos pero la forma en que me cuestionó me hizo sentir agredida”, describió sobre lo que vivió en la agencia del ministerio público Tláhuac 2 donde fue entrevistada.

Como si enfrentarse a todo el proceso penal fuera algo sencillo, muchas víctimas de delitos sexuales padecen también a los servidores públicos las revictimizan, como fue el caso que vivió Paola en la agencia del Ministerio Público de Tláhuac 2.

El agente que según su denuncia la intimidó aún no ha podido ser identificado del todo para su investigación. La denuncia por acoso sexual ya está en manos de personal de la Fiscalía de Delitos Sexuales. Por su parte, el imputado, Carlos “N”, ya fue destituido de su puesto como jefe de unidad departamental.

El 23 de agosto pasado Paola denunció ante autoridades que mientras hacía su servicio social en la Alcaldía, su jefe Carlos “N” presuntamente comenzó a invitarla a salir y lanzarle comentarios que ella sintió como sexistas, según manifestó en la carpeta FTLH/TLH-2/UI-3S/D/01509/08-2019.

Describió que el entonces servidor público insistía en invitarla a comer, a lo cual ella se negó y entonces se intensificó el acoso, pues cada que pasaba cerca de ella, el sospechoso presuntamente le tocaba los glúteos o le hacía algún comentario inapropiado.

Él (Carlos) aprovechaba cuando se iban a desayunar para llamarme a su oficina, si llegó a tocarme fue cuando no estaba nadie y su secretaria también me dijo que ha acosado a otras licenciadas que están ahí trabajando

 

“Él me ponía a hacer actividades que no tenían nada que ver y su secretaria vio; me ponía a hacer inventario de cosas de la oficina y el número que se les asigna a cada objeto lo traen abajo, por lo cual yo me tenía que agachar y hasta ella (la secretaria) me recomendó que no lo hiciera y le pidiera a otro chavo a hacerlo”, recordó Paola.

Las cosas fueron subiendo de tono, según la denunciante, que narró que una vez, al despedirse, el exfuncionario la jaló para darle un beso hasta que otra vez supuestamente él le realizó tocamientos, por lo cual ella tuvo que salir corriendo.

El caso está siendo investigado por la Procuraduría capitalina, sin que hasta el momento se haya determinado la responsabilidad de Carlos “N”, quien también se desmarcó de los señalamientos en una entrevista con este reportero.

“Referente a la acusación, solicito se tomen en cuenta las pruebas que se han hecho llegar a los órganos especializados en la investigación, así como mensajes de Whatsapp, testigos e inspección que ya debió de haber hecho la autoridad, donde se aprecia que es una oficina muy pequeña con 10 o 12 empleados”, argumentó en entrevista con La Silla Rota.

“En mi oficina siempre había una secretaria, dos abogados, Luz María, Gilberto y Silvia, más dos secretarias afuera, Lupita y Maru; desconozco la motivación (de presentar una denuncia en su contra), se me hace muy extraño la magnitud con la que se hizo público un día después de la denuncia”, consideró.

Añadió que espera el citatorio de la Fiscalía de Delitos Sexuales para ampliar su declaración y presentar sus elementos de prueba.

Por su parte, Paola afirmó que ha pedido a otras mujeres que trabajaron cerca de ella y Carlos que declaren lo que saben ante las autoridades, pero se ha topado con cerrazón e incluso reclamos.

Una ocasión, el señor me pidió que fuera de acarreada a un evento (de la Alcaldía) y yo llevé a mi esposo, eso fue un domingo, y el lunes me preguntó si no le había sido infiel a mi esposo y que si no me gustaría ser infiel

 

“Cuando yo tenía apenas unas semanas de llegar a hacer mi servicio social, justo después de que nos mandó de acarreados me ofreció una plaza, que porque según le echaba ganas, se me hizo muy raro, luego me invitó a salir y comprendí que eso era el gancho”, contó la denunciante.

MJP