METRÓPOLI

Muere víctima que escapó de secuestradores

Los plagiarios exigían 1 mdp para liberarlo pero no tenían planeado dejarlo con vida; escapó y había sobrevivido de milagro, pero tras 18 días, fallleció

  • ANTONIO NIETO
  • 11/07/2019
  • 19:38 hrs
  • Escuchar
Muere víctima que escapó de secuestradores
La Procuraduría capitalina fue notificada de la muerte de Alex en el hospital Ángeles Lindavista, debido a sus heridas (Foto: Ilustrativa)

Alex escapó de un secuestro, fue baleado, luchó por su vida durante 18 días, pero finalmente falleció.

LA SILLA ROTA dio a conocer su caso en junio pasado, cuando fue hospitalizado por los balazos que le propinó uno de sus captores, luego de que escapara del automóvil en el cual lo llevarían a una casa de seguridad.

TAMBIÉN LEE: ESCAPA DE SECUESTRO EN CDMX Y SOBREVIVE DE MILAGRO

Durante los primeros minutos de este jueves, la Procuraduría capitalina fue notificada de su muerte en el hospital Ángeles Lindavista, donde murió la tarde del miércoles debido a sus heridas.

Su historia quedó asentada en la carpeta GAM/GAM-2/UI-1C/D/1821/06-2019, en la cual él mismo declaró que el 24 de junio de este año estaba sometido en los asientos traseros de un coche.

 “Cuando tengamos la lana te deshaces del paquete”, oyó decir a través del altavoz de un teléfono. Iba esposado y su cabeza la presionaba un hombre contra el asiento; Alex no sabía cuántos plagiarios eran, tres o cuatro, calculó.

El muchacho de 26 años de edad llevaba varias horas en cautiverio y la angustia en su familia crecía mientras el coche donde estaba confinado daba vueltas por CDMX.

Los plagiarios exigían un millón de pesos para liberarlo, pues sabían que su padre es ejidatario en el municipio de Cuautepec, en Morelos, pero como escuchó Alex, no iban a cumplir con el trato.

“O como vea usted, yo le mando las orejas de su hijo pa’ que vea que no estoy jugando”, escuchó, al tiempo que el vehículo en el que lo retenían circulaba por calles de la alcaldía Gustavo A. Madero.

Como no hallaban la casa donde lo retendrían, el vehículo iba a baja velocidad, y en un descuido del que lo estaba sometiendo, Alex abrió la puerta y se lanzó hacia la calle.

Con todo y que iba esposado, el muchacho logró correr, pero uno de los secuestradores lo persiguió con una pistola en la mano.

Alex lo intentó con todas sus fuerzas, pero estaba débil y las esposas en sus manos no facilitaron su huida. En Avenida del País y Calle 1917, colonia Laguna Ticomán, fue alcanzado y, en el piso, recibió seis balazos: en el pecho, en el brazo, caderas y abdomen.

Sin embargo, había podido sobrevivir y contar lo que le había pasado, pero 18 días dentro del nosocomio no fueron suficientes para que se recuperara y al final murió.

AJ