METRÓPOLI

Millennials acaban con el mito de ser egoístas tras sismo

El supuesto egocentrismo de la generación de jóvenes se transformó en solidaridad, que hasta ahora ni el cansancio, la lluvia o el hambre han frenado

  • REDACCIÓN
  • 22/09/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Millennials acaban con el mito de ser egoístas tras sismo
Millenials acaban con el mito de ser egoístas tras sismo. (Especial)

En los últimos años, la generación millennial había sido fuertemente criticada por sus actitudes egoístas y su poca disposición para trabajar en equipo. Sin embargo, tras el sismo de 7.1 grados que sacudió a la Ciudad de México y varios estados el 19 de septiembre de 2017, los millennials salieron a las calles y demostraron que "no son como los pintan".

Minutos y horas después de que la tragedia comenzara a inundar las calles, éstas se llenaron rápidamente de jóvenes dispuestos a apoyar en brigadas, en colectas de víveres, en comunicar información vital y sumarse a aligerar la tragedia con sus propios medios.

SIGUE LA COBERTURA COMPLETA DEL SISMO AQUÍ

Esa percepción de “egocentrismo” se transformó en solidaridad, que hasta ahora ni el cansancio, la lluvia o el hambre han frenado.

“¿Quién convocó a tanto muchacho, de dónde salió tanto voluntario, cómo fue que la sangre sobró en los hospitales, quién organizó las brigadas que dirigieron el tránsito de vehículos y de peatones por toda la zona afectada? No hubo ninguna convocatoria, no se hizo ningún llamado y todos acudieron” escribía Emilio Viale para El Universal en 1985.


A 32 años, las palabras de Emilio Viale se mantienen vigentes en la adversidad que esta semana colapsó a los mexicanos, donde la juventud no dudó en apoyar a quienes resultaron afectados por el sismo... y que continúa.

El diario español El País cuenta algunas historias de jóvenes que por primera vez se enfrentaron de cerca de la muerte, como Diego Sáez, quien “nunca había tomado de las manos a una persona desencajada por el dolor, la desesperación”.

México es un país joven, donde la tercera parte de su población es menor de 30 años, a quienes siempre se les cuestiona su casi nula participación en temas políticos y sociales, una idea que ahora echaron abajo.

Con información de Quién y El País.

fmma