METRÓPOLI

"Me tronaron la rodilla", denuncian agresión policiaca en supuesto retén (VIDEO)

A pesar de la denuncia de "brutalidad policiaca" le dijeron a la víctima que seguirá impune porque "entre los policías se cuidan"

  • REDACCIÓN
  • 11/02/2020
  • 14:15 hrs
  • Escuchar
Me tronaron la rodilla, denuncian agresión policiaca en supuesto retén (VIDEO)
(Foto: Ilustrativa/Especial)

Elementos de un presunto retén agredieron a una familia y le “tronaron” la rodilla a uno de los afectados en la alcaldía Venustiano Carranza.

El hecho se dio a conocer gracias a un par de videos que difundió la familia donde se observa el conflicto.

Esto sucedió el 3 de diciembre de 2019, a las 16:30 horas, aproximadamente, en la avenida Canal del Norte casi con la Avenida del Trabajo.

Y tras meses de seguimiento de la denuncia por “brutalidad” en la Fiscalía le dijeron al afectado que entre los policías se cuidan y “no pasará nada”. 

El retén

Uno de los involucrados quien se identificó como Mauricio “N” relató para un medio local que viajaba para celebrar el cumpleaños de su hermano, Alberto.

Conducía hacia Paseo de la Reforma hasta que aproximadamente 6 oficiales lo detuvieron.

Mauricio, quien fue policía federal, comentó que cuando el semáforo se puso en rojo el grupo de elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC CDMX) los detuvo de manera brusca y actuaron fuera del protocolo.

“Nos agarra el alto y antes me percato que había unos policías haciendo una revisión a una camioneta y cuando estamos detenidos por la luz roja del semáforo, uno de ellos codea a otro y señalan nuestro vehículo, corren hacia el frente de nosotros. Bajé el vidrio cuando se acercaron y nos dijeron '¡Bájense del carro hijos de su pinche madre!'; expresa Mauricio “N”.

Ante esta agresión la familia se alteró y exigió una explicación ante la situación a lo que los oficiales respondieron que al ser un “punto rojo” debía checar si el auto no era robado o portaban armas

“Le dije 'no, no te equivoques y mira cómo me estás hablando hermano' y el policía respondió '¡Hermano tu chingada madre! ¡Bájense del carro!'; después más policías nos rodearon, el semáforo cambió a verde y ya no nos dejaron avanzar”, narró Mauricio.

Se “calientan los humos”

La madre de Alberto y Mauricio les comenta que son una familia y que van a ir a comer, pero a pesar de sus explicaciones la molestia de los demás a bordo y uniformados se incrementa.

Los agentes rodearon la camioneta y les dijeron que quieren revisar debajo de los asientos, pero los afectados se quejan y preguntan por qué no detuvieron al carro de enfrente que no tenía placas.

Las agresiones se hacen físicas

“Si me aplastas no sabes el pedo en el que te metes, te voy a bajar a bola de vergazos” expresó uno de los policías quien abofeteó a Rodrigo “N”, uno de los integrantes de la familia.

Esto sucedió después de que la familia se negara a bajarse porque les pareció injustificado el que quisieran revisar su vehículo donde iba una niña pequeña.

“Cuando me percato de eso honestamente le contesté al oficial '¡Bájale de huevos cabrón! Es un menor de edad' y dijo que 'le valía madre' y en ese momento un policía que estaba junto a mi puerta la abrió y me dijo '¡Chingaste a tu madre compa!' y me empezaron a jalonear. Me aferré al carro, mi mamá me mete las manos por debajo de las axilas para que no me bajaran, mientras que los oficiales decían que me iban 'a partir la madre'”, dijo Mauricio.

Le truenan la rodilla y los dejan ir

Los llantos de la pequeña se escuchan entre ofensas y gritos de Mauricio a quien le lesionaron la rodilla al obligarlo descender del vehículo.

“Brother me lesionaron la rodilla, espérate wey, me desmadraron la rodilla”, reclama Mauricio lo que provoca que después de poco forcejeo más se alejaran.

Tras calmarse un poco la situación una oficial se acercó a la familia y les pidió que se calmaran “Porque si no, nos vamos a dar unos putazos entre todos”.

Como respuesta la pequeña asustada y alterada en llanto aún le dijo le rompieron la rodilla a su tío a lo que la oficial respondió “¡Tú cállate pinche chamaca!” y posteriormente les pidió que se orillaran. 

Finalmente otros oficiales se acercaron, realizaron la revisión al vehículo y los dejaron ir, pero cuando denunciaron las agresiones de los anteriores elementos éstos ya no estaban.

Denuncia e impunidad 

La familia realizó la denuncia y aunque no recuerdan las placas de la patrulla describieron a los oficiales además de las iniciales en las camisolas de L.I ROMERO H” y “T. M. ESPINO”.

Después de su recuperación, que llevó 3 meses, fue al Ministerio Público a preguntar sobre su caso, pero regresó a casa decepcionado.

“Al regresar a las oficinas de la SSC para ver el estado de la denuncia y los oficiales no me dejaron pasar. Me quedé en la puerta y al comentarles la situación, estos le mencionaron que 'honestamente aquí viene mucha gente a denunciar y no pasa absolutamente nada, Aquí entre ellos (los policías) se cuidan, aquí es un desmadre'”, le dijo la persona a cargo de su caso.

Con información de Milenio

(Ameyaltzin Salazar)