METRÓPOLI

Martha fue golpeada por su esposo durante el confinamiento

La historia de la mujer en Iztapalapa se suma a la de más mujeres de la Zona Metropolitana que viven un infierno a domicilio de la violencia familiar

  • ISAAC RAMÍREZ E IVÁN MEJÍA
  • 25/06/2020
  • 19:31 hrs
  • Escuchar
Martha fue golpeada por su esposo durante el confinamiento
(Especial)

Martha fue víctima de violencia familiar durante el confinamiento por la pandemia de covid-19. Su esposo, quien prometió “amarla y protegerla” la golpeó en su hogar ubicado en la alcaldía Iztapalapa y su historia se suma a la de más mujeres de la Zona Metropolitana que viven un infierno a domicilio. 

Fue el domingo pasado que el hombre se encontraba ingiriendo bebidas alcohólicas, cuando al terminarse dos "caguamas" le pidió a su esposa que le fuera a comprar más botellas, porque él no quería salir, ya que no se iba a arriesgar a contraer el coronavirus.

"Ve por las chelas y llévate el cubrebocas, no quiero que traigas esa madre (covid)", le advirtió el hombre, a lo que la mujer le contestó que no iría. Por esto el sujeto se levantó y comenzó a agredirla verbalmente y físicamente.

Después de esto, la víctima salió de su hogar - ubicado en la colonia Xalpa, alcaldía Iztapalapa-y ya no regresó, sino que se presentó a la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México, donde se inició la carpeta de investigación con terminación 73/06-2020.

La mujer pidió a las autoridades que la apoyaran a recuperar a sus hijos de 14 y 6 años, ya que se quedaron con su padre, a quien señaló de también agredirlos en distintas ocasiones.

En la Ciudad de México se han abierto 10 mil 042 denuncias por violencia familiar de enero a mayo de este año, siendo la alcaldía de Iztapalapa la que ocupa el número uno en la lista de este ilícito, con mil 699 expedientes, según revelan datos de la Fiscalía capitalina.

Sin embargo, en la Zona Metropolitana del Valle de México, la capital no es el único foco rojo de violencia de género pues el Edomex no se queda atrás.

Edomex, la entidad que registra más feminicidios y lesiones contra mujeres

Hasta el pasado 14 de junio, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) registraba 49 feminicidios en 32 de los 125 municipios mexiquenses; cifra que representa el 12.5% de las muertes violentas de mujeres por el simple hecho de serlo cometidas a nivel nacional en los primeros cinco meses y medio del año 2020.

De acuerdo con el último reporte sobre violencia contra las mujeres del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, publicado este jueves, entre enero y mayo de este año, en el Estado de México también se han cometido 27.6 por ciento de las lesiones culposas contra mujeres que se han denunciado en todo el país; es decir que, de las seis mil 132 carpetas de investigación que se originaron por este motivo, mil 693 tienen su origen en el territorio mexiquense.

Estas cifras colocan al Estado de México como la entidad que más feminicidios y agresiones contra mujeres reporta a nivel nacional, en números absolutos, incluso, por encima de la Ciudad de México que reporta 38 y 66 por ciento menos de denuncias por ambos delitos, respectivamente.

Sin cambios

Para la presidenta de la Comisión Especial para las Declaratorias de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres por Feminicidio y Desaparición de la 60 Legislatura del Estado de México, Karina Labastida Sotelo, la violencia de género lastimosamente no ha presentado una disminución, a pesar de los esfuerzos que han realizado los poderes Ejecutivo y Legislativo en la entidad, debido a que las víctimas aún no sienten confianza para denunciar y los agresores no han sido reeducados por las instituciones públicas.

"Hemos avanzado en cuanto al presupuesto que se tenía para afrontar el tema de la violencia de género, pero es un proceso que va lento, pues a pesar de los esfuerzos que se han hecho, los municipios que tienen asignados estos recursos, no han avanzado en sus procesos adquisitivos y no han echado a andar sus programas de capacitación con perspectiva de género para sus policías, quienes son los primeros respondientes", aseveró.

Otra mujer, Martha, como ha pedido que se le reconozca, es una mujer que radica en Naucalpan y, hace unas semanas, denunció a su pareja sentimental, luego de que ésta la golpeara brutalmente y le generara heridas que tardan más de 15 días en sanar. Cuando llegó la policía municipal a su casa, los elementos detuvieron al hombre, pero lo presentaron ante un juez conciliador, donde apenas le generaron una falta administrativa y tras pagarla, lo dejaron libre. Quince días después, la Fiscalía mexiquense intentó detenerlo por este mismo motivo, pero el sujeto ya se había fugado.

Hay que reeducar

La legisladora de Morena señala que este tipo de omisiones por parte de los encargados de hacer cumplir la justicia poco abonan para disminuir la violencia de género, sumado a que las autoridades estatales no han trabajado un tema de fondo que permita prevenir estas actitudes desde la primera infancia, donde un individuo forma su personalidad y, con base en sus vivencias, puede formarse o no como un ser violento.

Por otro lado, consideró indispensable que, tanto el gobierno estatal como los municipales, generen una mayor difusión en cuanto al mecanismo de seguimiento de la alerta de violencia de género, pues a estas alturas las mujeres siguen sin saber a dónde pueden denunciar a sus agresores y acudir para protegerse cuando sea necesario, por lo que es necesario que ambos salgan a la calle para acercarse con las víctimas y que éstas sepan que tienen un aliado, pues tienen los recursos para hacerlo.

Tan solo este año, la Cámara de Diputados del Estado de México asignó un presupuesto de 95 millones de pesos para los oncen municipios que cuentan con una alerta de género, los cuales fueron distribuidos de la siguiente manera: Toluca, 11.6 millones; Nezahualcóyotl, 11.0; Chalco, 9.6; Cuautitlán Izcalli, 9.3; Tlanepantla, 9.1; Valle de Chalco, 8.8; Ixtapaluca, 8.0; Naucalpan, 7.5; Chimalhuacán, 7.4; Ecatepec, 6.7; y Tultitlán, 7.5 millones de pesos, los cuales serán usados para programas de rescate urbano, búsqueda de personas, capacitación del personal y creación y equipamiento de la Unidad de Análisis y Contexto.

Prevención, pieza clave

El gobernador del Estado de México, Alfredo del Mazo Maza, sostuvo que su gobierno apuesta en una estrategia de prevención de la violencia de género al interior de las familias, ya que hasta el 70 por ciento de los casos son cometidos por parte de un familiar de la víctima y que, de no denunciarse a tiempo, pueden acabar con su vida.

Indicó que, bajo este modelo, se creó la Red Naranja que permite a las mujeres contar con un acompañamiento multidisciplinario e interinstitucional que le permita salir de la violencia, al tiempo en que se fortaleció el sistema de refugios que existe en la entidad con cinco albergues y una casa de transición, mientras que se reforzó con la estretagia de Puertas Violetas de la mano con la Secretaría de Gobernación y con la iniciativa Spotlight de la Organización de la Naciones Unidas (ONU), para atender los casos desde una parte más formativa y de mayor concientización hacia las víctimas y los posibles victimarios.

No baja la violencia

A pesar de los esfuerzos, durante los primeros cuatro meses de 2020, la violencia de género tuvo un repunte de 17 por ciento en el Estado de México, se levantaron 20 mil 232 denuncias y se recibieron 15 mil 209 llamadas de auxilio en el 911 relacionadas con este tipo de actos, siendo los municipios de Ecatepec, Toluca, Naucalpan y Tlalnepantla, en donde se reportaron más hechos de este tipo.

Por lo anterior, la bancada del Partido Acción Nacional (PAN) en la 60 Legislatura mexiquense, presentó una iniciativa de ley con el objetivo de duplicar las penas en contra de quien o quienes comentan violencia familiar o de género durante una contingencia sanitaria como lo que se vive actualmente, por lo que las penas podrían pasar de tres a siete años de cárcel a más de 10, bajo la agravante del confinamiento.

De acuerdo con el diputado Edgar Olvera Higuera, la iniciativa pretende reformar el primer párrafo del artículo 218 y adicionar el último párrafo del artículo 218 y el artículo 218 Bis, con la intención de aumente la penalidad cuando un miembro de una familia ejerza violencia física, psicológica, patrimonial o económica en contra de otro integrante de ese grupo que afecte o ponga en peligro su integridad o cause daño en sus derechos, bienes o valores, a quien se le podrían imponer de tres a siete años de prisión, entre 200 y 600 días multa y tratamiento psicoterapéutico.

Explicó que la iniciativa no busca sancionar sin fundamento, sino que pretende desincentivar las agresiones al interior de las familias, ya que estos actos han aumentado durante el confinamiento social, pues existen hogares en los que viven hasta 18 personas en un mismo espacio, lo que genera una convivencia ríspida que muchas veces termina en una violencia intrafamiliar.

Puntualizó que esta medida tampoco pretende llenar las cárceles mexiquenses de sujetos que han cometido actos menores; sin embargo, quienes cometan una agresión ahora podrán alcanzar penas de hasta 10 años y medio que no alcanzan fianza, lo que los llevará a pensar dos o más veces el cometerlas.

fmma