METRÓPOLI

"Mal de chagas", una enfermedad que aqueja a habitantes de Edomex

La enfermedad es transmitida por la picadura de una chinche y de no atenderse puede derivar en la muerte a través de infartos o muerte súbita

  • ARTURO CALLEJO
  • 08/11/2020
  • 16:18 hrs
  • Escuchar
Mal de chagas, una enfermedad que aqueja a habitantes de Edomex
(Foto: Especial)

Estudios en epidemiología del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), señalan que, en por lo menos 35 de los 125 municipios, hay unas 20 mil personas infectadas por el mal de chagas, cuyo origen está en la mordedura de chinche. Este número de municipios está dispersos en las jurisdicciones sanitarias de Zumpango, Ecatepec, Tejupilco, Valle de Bravo y Tenancingo.

Esta enfermedad, que de no atenderse puede derivar en la muerte a través de infartos o muerte súbita, es transmitida por una chinche que en su etapa adulta alcanza hasta centímetro y medio de ancho por tres de largo, advirtió Imelda Medina Torres, subdirectora de Epidemiología del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM).

SÍNTOMAS

Explicó que luego de haber recibido la mordedura de este parásito, la persona presenta fiebre, dolor de cabeza y malestar general en el cuerpo. 

Mientras que la etapa aguda dura de tres a cuatro semanas y aparentemente se curan las personas, sin embargo, posteriormente proviene una fase larga donde no hay sintomatología y la persona se siente aparentemente sana.

Pero una vez que el padecimiento se vuelve crónico, comienzan a hincharse órganos vitales como el corazón, hígado o páncreas, así como el colon y el esófago, por ejemplo, lo que conduce al fallecimiento del individuo, advirtió Imelda Medina Torres, subdirectora de Epidemiología del Instituto de Salud del Estado de México

Esta enfermedad fue tan grave en el año 2015, que la entidad mexiquense llegó a ocupar el primer lugar nacional por el mal de chagas, recordó la especialista, “tenemos casos en casi todos los municipios, pero la mayor parte de los casos los ubicamos en los que colindan con Guerrero, Michoacán y Morelos. Esta enfermedad así como puede durar años en evolucionar, también puede tardar mucho en que el paciente ya quede negativo al parásito, el tratamiento nos lo da la federación, no se vende de forma abierta, el tratamiento es largo, de unos tres meses, pero es efectivo y se utiliza a nivel nacional”.

Con anterioridad este mal se propagaba fácilmente a través de transfusiones de sangre, pero ahora, con los exámenes que se realizan a los donantes se ha eliminado este riesgo al no ser aceptado dicho órgano para su donación cuando está infectado por el mal de chagas.

“La chinche es muy grande, se alimenta de sangre de animales y de seres humanos, lo que hace es que al succionar hasta cuatro mililitros de sangre deja una herida, entonces, se repleta tanto que defeca al mismo tiempo y las personas cuando se rascan, porque hay comezón, se untan el parásito en la pequeña herida y por esa herida se infecta la persona”, explicó la especialista.


Mientras que, por la cercanía que hay en muchos casos entre los corrales con las casas, esto hace que se encuentren chinches dentro de la vivienda.

“En la cocina y recámaras, no fumigamos porque saldría muy caro y no se erradicaría el problema, entonces, lo que hacemos es promoción de la salud para que las personas limpien sus patios, sus viviendas y que no tengan animales dentro de las casas para evitar se alimenten de éstos”, agregó Imelda Medina.

HÁBITAT DE LA CHINCHE

Entre las característica del hábitat de las chinches  que transmiten el mal de chagas está la oscuridad y humedad y suelen esconderse atrás de los cuadros y muebles que no se limpian, por ejemplo y afuera están entre las grietas de paredes de adobe. 

Cuando la persona sienta y vea que tiene una roncha debe acudir al médico “para que se le tome una muestra y se determine si está o no infectada del mal de chagas”, finalizó Imelda Medina Torres, subdirectora de Epidemiología del Instituto de Salud del Estado de México.

(Ameyaltzin Salazar)