METRÓPOLI

“Los Talibanes”, la célula del Cártel del Golfo que pisa Edomex

Robo de combustible, tráfico de drogas, extorsiones, secuestros e innumerables asesinatos: la violencia criminal de "Los Talibanes" se hace presente en Edomex

  • RODRIGO GUTIÉRREZ GONZÁLEZ
  • 21/10/2020
  • 15:30 hrs
  • Escuchar
“Los Talibanes”, la célula del Cártel del Golfo que pisa Edomex
“Los Talibanes”, la célula del Cártel del Golfo que pisa Edomex (Foto Ilustrativa/Especial)

La captura de siete presuntos miembros de una banda de huachicoleros por elementos de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FJGEM) alertó sobre la presencia de una célula criminal del Cártel del Golfo: “Los Talibanes”.

Autoridades mexiquenses aseguran que los siete detenidos forman parte de esta banda que se dedica no solo al robo y venta de combustible, sino también al tráfico de drogas, extorsiones, secuestros y está vinculada con homicidios.

Un documento del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (Cenapi) de la Fiscalía General de la República (FGR) señala que “Los Talibanes” son una de las siete células detectadas del Cártel del Golfo

Esta célula criminal surgió en el auge del Cártel del Golfo, cuando su brazo armado eran “Los Zetas”. 

Los líderes fundadores del cártel fueron los hermanos Velázquez Caballero: Iván, Daniel y Rolando. Eran hombres de confianza de Miguel Ángel Treviño Morales, “El Z-40”, y de su hermano Omar Treviño Morales, “El Z-42”, jefes de “Los Zetas”.

El máximo jefe de la célula era Iván Velázquez Caballero, a quien apodaban “El Talibán”, de ahí el nombre de la banda. El mote se lo ganó por su forma sanguinaria de eliminar a sus rivales.

La amistad de “El Talibán” con los Treviño Morales era tal que llevó el mote de “El Z-50” como señal que era uno de los principales mandos de “Los Zetas”. 

Con el respaldo de “Los Zetas”, “Los Talibanes” se encargaron de plazas en Coahuila, como Nuevo Laredo, y gran parte de San Luis Potosí

Al darse la fractura del Cártel del Golfo y “Los Zetas”, “Los Talibanes” quedaron en medio de la guerra, sin embargo, autoridades federales los ubicaron inclinados ligeramente con el Cártel del Golfo, debido a unas diferencias que “El Talibán” tuvo con sus amigos los Treviño Morales.  

En septiembre del 2012, “El Talibán” fue detenido en San Luis Potosí por elementos de la Secretaría de Marina.

En su lugar quedó su hermano Daniel Velázquez Caballero, apodado “El Talibancillo”. Tres años después, en 2015, fue detenido en Quintana Roo por elementos de la Procuraduría de Justicia Local.

En la captura de “El Talibancillo” también fueron capturados dos hijos de “El Talibán”, Iván Alejandro Velázquez Garza e Iván Velázquez Vázquez.

Actualmente, quien comanda a “Los Talibanes” es Roel Velázquez Caballero, “El Rolly”. Su nombre incluso fue señalado por la Marina en un mapa sobre la presencia de cárteles en San Luis Potosí que el almirante José Rafal Ojeda Durán presentó por error y fue señalado por La Silla Rota.

El bastión criminal de “Los Talibanes” es Quintana Roo, sin embargo mantienen presencia en estados como San Luis Potosí, Zacatecas, Coahuila, Nuevo León y ahora Estado de México

La presencia de “Los Talibanes” en Quintana Roo, Coahuila y Nuevo León es ampliamente conocida, por ser una de las entidades que están en constante disputa entre “Los Zetas” y el Cártel del Golfo

En San Luis Potosí, como ya dijimos, fue revelado por error por la Semar. En Zacatecas recientemente se ha recrudecido la violencia y se ha señalado su participación. Mientras que en el Estado de México también se ha reconocido recientemente su insistencia.

 

rgg