METRÓPOLI

Los Pilares son inclusivos; por eso nos premió la ONU: Samuel Salinas

El esquema de Pilares incluye escuela para mujeres, artes plásticas, ciberescuelas, actividades deportivas, el programa Barrio Adentro, entre otros

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 05/02/2021
  • 19:04 hrs
  • Escuchar
Los Pilares son inclusivos; por eso nos premió la ONU: Samuel Salinas
(pilares en CDMX (Cuartoscuro/Archivo)

En los Pilares (Puntos de Innovación, Arte, Educación y Saberes) puede entrar cualquier persona: jóvenes que quieren estudiar su bachillerato, personas de 15 años en adelante que quieran concluir su primaria o secundaria, mujeres que quieran aprender habilidades en informática, o jóvenes dispuestos a tomar clases de artes y oficios o participar en actividades deportivas.

El proyecto, creado durante la actual administración capitalina, fue reconocido el 10 de enero pasado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación y la Cultura (Unesco), que le otorgó el premio Construir Igualdad, que favorece la inclusión y el ejercicio de derechos.

“Fue por la diversidad de la oferta educativa de los Pilares y se adapta a las necesidades de esta ciudad tan diversa”, dijo el Coordinador General de Inclusión Educativa, e Innovación de la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación (Sectei), Samuel Salinas.

“Es un espacio muy importante, para terminar sus estudios en ciberescuelas, dar asesorías en la universidad, cursos de autonomía económica orientado a mujeres, es un espacio educativo para saber diversos oficios y la formación del sujeto para que se organicen en cooperativas y tenga capacitación para comercializar”, agregó, entrevistado por La Silla Rota.

De acuerdo con datos proporcionados por la Sectei, en la Ciudad de México hay 7.5 millones de personas de 15 años o más en la capital, de los cuales 2.7 millones de personas, equivalente al 35 por ciento, sólo tiene educación básica.

Pilares también obtuvo el reconocimiento Buena Práctica Mundial, de parte de la Comisión de Cultura de la Asociación Mundial de Ciudades y Gobiernos Locales.

LAS ACTIVIDADES

El modelo de los Pilares incluye la Escuela Código para mujeres, con módulos de aprendizaje de elaboración de sistemas web, desarrollo de aplicaciones móviles, programación y administración de base de datos.

También hay actividades culturales que incluyen artes plásticas, cultura ecológica, así como gamer, literaria, pluralidad, territorial, medios de comunicación, música y oficios, entre otras. Las actividades deportivas también están incluidas, aunque actualmente no se toman en el lugar, debido a la pandemia.

Aunque los Pilares están cerrados por la emergencia sanitaria, algunos dan citas, ordenadas y con sana distancia, para dar asesoría a menores en zonas complicadas, como el Centro Histórico.

APOYAN A BARRIO ADENTRO

Pilares apoya el programa Barrio Adentro, creado para dar soporte a menores de edad y evitar que caigan en las redes de la delincuencia organizada, como pasó con Alán y Héctor, los dos adolescentes mazahuas que fueron asesinados y cuyos cuerpos fueron hallados en el Centro Histórico el 1 de noviembre del año pasado.

Por eso, en sus sedes de Perú 88, y en el de Paz y Equidad, en Tepito reciben a personas con estricta cita

“En Barrio Adentro recorremos edificios, vecindades y detectamos necesidades educativas, y tenemos un par de personas hablantes de lenguas indígenas para alfabetizarse por parte de otra persona que aunque habla otra lengua, por ser bilingüe les ayuda”.

Además, apoyan a jóvenes que buscan continuar sus estudios de bachillerato y brindan ayuda en habilidades emocionales. “Tenemos un área que ha estado atenta en trabajar con personas sobre tanatología, cómo manejar emociones durante esta pandemia y en general en temas de identidad, o procesos de uso de sustancias tóxicas para que conozcan riesgos y tomen decisiones en consumo”.

LOS ESPACIOS

El programa, diseñado durante la actual administración del gobierno capitalino, se inspiró en las ciberescuelas puestas en marcha en la gestión de Claudia Sheinbaum durante su paso como jefa delegacional de Tlalpan.

Desde el inicio de la administración que encabeza Sheinbaum se comenzaron a remodelar los espacios disponibles, para dar lugar a los Pilares. Algunos, como el que está sobre Tlalpan, a unos pasos del Metro Chabacano, se instaló sobre lo que era una de las llamadas miniestaciones de policía que la administración pasada puso en distintos sitios.

El proyecto busca que sean 300 pilares en toda la ciudad, 152 remodelados y 148 nuevos. A la fecha suman 145  de los primeros y 42 de los segundos.

“El diseño de Pilares y los que han hecho despachos famosos, se han trabajado a partir de la discusión con los arquitectos, sobre las necesidades educativas y culturales de la zona. 40 por ciento son nuevos y el resto son edificios que estaban subutilizados, arrendados y ahora son un espacio para personas mayores de 15 años, que pareciera que luego de abandonar sus estudios no tienen derecho a la educación, ahí es donde entramos para apoyarlos para que lo ejerza”.

METAS Y DESAFÍOS

Salinas indicó que la meta de los Pilares durante este gobierno es que para el 2024 esté consolidada la red de 300, y que alcance a un millón de personas.

“Es algo que no tenía la Ciudad de México, a dónde ir a aprender diversas cosas, de manera gratuita, abierta y para todas las edades, entonces es importante para 2024 atender a un millón de personas y constituirse en una opción de certificación y autonomía económica y de ejercicio del derecho a la cultura”.

Respecto a los retos, consideró que uno es su proceso de institucionalización, que se constituya como una red de centros educativos con oferta estructural y reconocida formalmente en su egreso y de los saberes que se imparten.

“Con eso avanzamos de la mano con el Instituto de Rosario Castellanos, para su certificación. Que sean válidos sus estudios, ahora quienes certifican son la SEP y la Sectei, pero buscamos que los estudios de autonomía económica, por ejemplo, tengan validación”.

Otro desafío importante es profundizar y mantener el enfoque de innovación social. “Que sepan las personas que no están solas, pero para que no se convierta en demagogia o un discurso vacío, debe convertirse en estrategia de trabajo. Estar atento a los problemas de maestros o chavos, si un chavo deja de ir, entonces que los monitores se movilicen para saber qué pasó”.

Describió un ejemplo al respecto. Un joven que estudió con ellos, una patrulla se lo llevó y les avisaron a las autoridades de los Pilares. “A los 15 minutos reapareció y los policías que se lo llevaron por una presunción fueron sancionados. Eso le da la sensación de que no están solos”.

Otro elemento es hacerle saber a la gente que es importante sólo por el hecho de ser persona, un migrante puede hacer uso de instalaciones.

El tercer principio es Confiamos en ti, por eso las computadoras no tienen control parental y eso hace que los jóvenes se autorregulen y que no tengan reportadas páginas inadecuadas.

“Sí pedimos que no se abran páginas de violencia explícita, lo que hace Pilares es desnormalizar las violencias. Llegó un momento que se invisibilizaron de tan normales, entonces trabajamos para erradicar la violencia contra la mujer, contra la comunidad LGBTTTI o familiar o la escolar, porque son procesos que generan o incuban violencia”, concluye.

NÚMEROS

11 mil estudiantes cursan bachillerato en línea

300 pilares es la meta para 2024

1 millón de personas es el objetivo

187 sedes ya se concluyeron

42 son obra nueva

145 rehabilitadas

260 estarán listas para este año



(Sharira Abundez)