METRÓPOLI

Los narcos que no domaron a la CDMX

Capos como “Pancho Cayagua”, “La mano con Ojos”, “El Betito” y otros más erraron en apoderarse de la plaza

  • REDACCIÓN
  • 19/10/2018
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
Los narcos que no domaron a la CDMX
Sus liderazgos no fueron suficientes para asumir el control total de la ciudad. (Especial).

Muchos cárteles de la droga adoptan su nombre por la región que dominan o donde sentaron sus orígenes, como son los casos del de Sinaloa, el Golfo, de Jalisco Nueva Generación o hasta La Familia Michoacana, pero en la CDMX ninguno ha conseguido ser líder total.

En este año mucho se habla de los grupos de Tepito, como son la Unión del Betito y su antagónico Fuerza AntiUnión, pero su poder se reduce al narcomenudeo junto con otras 13 organizaciones criminales.

Sin embargo, hubo personajes que en su momento consiguieron domar más zonas de la capital y sus liderazgos cobraron cierta fama que terminó por encarcelarlos y hasta asesinarlos, aunque algunos a manos de sus enemigos.

CAPOS DEL NARCO PASAN DESAPERCIBIDOS EN LA CDMX

Estos son los casos de Óscar Osvaldo García, "El Compayito", quien fue detenido en la delegación Tlapan el 11 de agosto del 2011. Está preso en El Altiplano, en el municipio mexiquense de Almoloya de Juárez.

Relacionado con alrededor de 600 homicidios, el líder de la organización "La Mano con Ojos", trabajó para los hermanos Beltrán Leyva y en su momento había una recompensa por su captura de 5 millones de pesos.

El 20 de julio de 2017 hubo narcobloqueos en la delegación Tláhuac, el motivo: la Marina abatió a Felipe de Jesús Pérez Luna “El Ojos”, líder del cártel de Tláhuac, quien por más de cinco años operó la distribución de drogas, el secuestro, la extorsión y la venta de piratería en el oriente de la Ciudad de México.

Vía camiones de carga que llegaban a la Central de Abasto capitalina, la organización criminal de "El Ojos" recibía los paquetes de cocaína y mariguana escondidos en cajas de fruta, y que después distribuían a comercios en cartones de huevo y en los mototaxis.

Antes del mediodía, marinos y policías federales arribaron a un domicilio en la calle Guillermo Prieto en la colonia La Conchita, delegación Tláhuac, y se enfrentaron a balazos en "la casa de los abogados", un predio que en la parte trasera alberga viviendas con acabados finos y un menaje de lujo.

Luego, tres meses después, el 10 de octubre de 2017 asesinaron afuera de una Comercial Mexicana -por el rumbo de Indios Verdes- a Francisco Javier Hernández Gómez alias "Pancho Cayagua", fundador y líder del grupo delictivo la Unión Tepito.

De la funeraria Gayosso, en Félix Cuevas, se apoderó el Barrio Bravo a bordo de motonetas, playeras negras, jeans, tenis y pequeñas mochilas colgadas al hombro. Luego, fue el Panteón Dolores donde le lloraron.

Este cortejo fúnebre provocó un gran operativo del equipo de fuerza de tarea de la Policía capitalina. 

Ahora, un año después otra línea de investigación cambia la hipótesis sobre el homicidio: estaría detrás un viejo socio en la calle de República de Argentina, conocido como Miguel “El Cejas”.

Durante los últimos meses, autoridades locales y federales comenzaron una búsqueda exhaustiva de Roberto Mollado Esparza "El Betito", líder del grupo criminal La Unión quien el pasado 8 de agosto fue detenido en Tlalpan.

Pese a que se hizo cirugías y un bypass gástrico para cambiar su apariencia, elementos de la Policía Federal lo ubicaron en un departamento de la colonia El Rincón del Pedregal. Este capo controlaba el narcomenudeo en el centro de la CDMX, parte del corredor Insurgentes, la Roma, Condesa y algunas zonas del oriente del Estado de México.


La Administración para el Control de las Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) detectó en 2015 que cinco cárteles de la droga operaban en la capital del país: cártel de Sinaloa, los Caballeros Templarios, el cártel del Golfo, "Los Zetas" y el cártel de los Beltrán Leyva.

Tres años después del mapa de la DEA, las evidencias y la información de las autoridades federales permiten detectar a los cárteles detrás de los narcomenudistas capitalinos: el cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), la Familia Michoacana y los Beltrán Leyva.

Es así que las bandas delincuenciales capitalinas se relacionan con grupos del narcotráfico con presencia en Jalisco, Guerrero y Morelos. 

Con información de Antonio Nieto y Rodrigo Gutiérrez, reporteros La Silla Rota.

ams