METRÓPOLI

"Los están matando": así fue el allanamiento en hospital de Ecatepec

El gobierno del Edomex dijo que se están tomando medidas adicionales para poder proporcionar mayor información a los familiares de los pacientes hospitalizados

  • MARCOS MUEDANO
  • 02/05/2020
  • 14:28 hrs
  • Escuchar
"Los están matando": así fue el allanamiento en hospital de Ecatepec
"Los están matando": así fue el allanamiento en hospital de Ecatepec (Foto Cuartoscuro)

La incertidumbre se impuso sobre la advertencia: "se van a contaminar", "no pasen". Sin importarles su vida y con el argumento de encontrar la verdad que ellos creen, un grupo de, por lo menos 30 personas, allanó las instalaciones del Hospital de las Américas en Ecatepec, Estado de México en la búsqueda de un joven, quien murió al interior del nosocomio de condiciones no especificadas hasta el momento.

Enardecidos, los familiares permanecieron en lugar por más de 20 minutos, evidenciando la falta de reacción de la Secretaría de Seguridad del Estado de México y de la Guardia Nacional. El tiempo de sobra que tuvieron, les permitió abrir bolsas donde se encuentran los cuerpos que perdieron la batalla ante el covid-19. De acuerdo con autoridades de Salud de la entidad, ahora, ellos son un foco de contagio.

"Se van a contaminar, esa área está contaminada, se van a contaminar", fue la advertencia de un trabajador quien al verse rebasado por las personas enardecidas se hizo a un lado para que encontraran lo que ellos creen.

En la secuencia de imágenes, tomadas y subidas a la red social Facebook por una mujer de cara redonda, cabello negro, quien porta un cubrebocas amarillo (a pesar de no creer en el covid), se documentó el allanamiento, la intimidación y los golpes que sus familiares y conocidos dieron a trabajadores del Hospital ubicado en Ecatepec, una de las zonas del Estado de México con los más altos índices de pobreza e inseguridad en el país.

Las imágenes muestran, por lo menos, cuatro agresiones al personal del hospital, quien, ante el temor de ser golpeados, continuaron su paso o prefirieron resguardarse en los cubículos.

La primera agresión y hostigamiento en contra de enfermeras, camilleros, médicos y personal de seguridad, se registró en el minuto 00:40 de la grabación. 

Uno de los familiares intimida verbalmente a una enfermera, quien continuó su paso en silencio para evitar ser golpeada.

"A ver enfermera, enfermera, ¿los tienen amenazados?, los tienen amenazados?, ¿los tienen amenazados?, ¿por qué no hablas?, ¿por qué no hablas?" se escucha decir a uno de los familiares. 

Segundos después, la mujer que toma el video, asegura en tres ocasiones sin argumentos y pruebas: "los están matando". 



Inmediatamente ingresan a la zona de atención. En ese momento un hombre, quien viste playera y pantalón negro expresa: "necesitó un doctor, ¿don ta el doctor?, ¿dónde está?", mientras la mujer que graba vuelve a decir, sin pruebas: "malditos, los están enfermando...los están matando...nadie dice la verdad, nadie". 

Mientras revisan los cuerpos que están en la zona de áreas comunes, la persona que toma el video reconoce: "nos tuvimos que brincar porque no, nos decían nada, y no, nos querían decir nada, porque todo era una mentira, y según dicen que no pasa na..., porque está infectado (familiar), pero ayer estaba bien".

En el minuto 05:40 los familiares vuelven a agredir a una vigilante, quien trabaja al interior del hospital. La intimidación es hecha por un hombre y una mujer. Esta última persona le dice: "habla, habla, porque al final te voy a partir tu pinche madre". La trabajadora levanta las manos, como una expresión de paz y se aleja para evitar ser golpeada.

Al continuar con la grabación, se observa una nueva acometida en contra de una enfermera. Esta vez, la intimidación es hecha por la persona que tomó el video.

"No, no la voy a tocar, pero si la voy a grabar para que vean el rostro de está pinche vieja culera", expresa la mujer mientras, por tercera vez vuelve a decir, sin pruebas, "los están matando".

Dos segundos después se presenta una nueva agresión en contra de una persona que porta una playera roja. La víctima es abordada, por lo menos, por cuatro agresores, entre ellos, dos mujeres. Cobardemente y por la espalda, uno de ellos, lo golpean en la nuca y en el rostro.

En el minuto 09:30 se aprecia, de nuevo, a uno de los principales agresores, quien lleva una playera blanca, chalelo, negro y pantalón del mismo color. Él, junto con otra persona, quien viste chamarra y pantalón del mismo tono, intimidan a un doctor para que les diga la verdad que ellos creen: ¿qué les están inyectando? 

En el minuto 10:05 los agresores aseguran que son víctimas, cuando el personal de seguridad trata de sacarlos de forma fallida. Los familiares ingresan por tercera vez a los pasillos del hospital, tratando de exhibir lo que el gobierno advirtió desde el 15 marzo: "quédate en casa".

Por un par de minutos, la situación se sale de control. Hay golpes, sin embargo, al verse rebasados los manifestantes se repliegan, no sin antes reiterar, de nuevo, sin argumento o pruebas: "los están dejando morir...los están matando". 



Después de varios minutos, los inconformes salen del hospital al verse superados por el personal de seguridad. Su salida se presenta argumentado que están siendo golpeados por los policías. De victimarios pasaron a ser víctimas.

El espectáculo que dieron al interior del hospital, en la búsqueda de su verdad, continúo a las afueras, cuando la mamá del joven que perdió la vida declaró al noticiero de Ciro Gómez Leyva que el virus no existe. Además, con orgullo, la mujer dijo que "destapó" las bolsas con cadáveres hasta que encontró a su familiar.

"Yo destapé la bolsa de mi hijo para corroborar si era mi hijo o no era mi hijo...Para la que gente que estamos aquí, que nuestros fallecidos que nos entreguen nuestros cuerpos completos porque sabemos que no existe el covid. Aquí a mi hijo yo creo que lo inyectaron para matarme a mi hijo, eh", expresa con seguridad, pero sin pruebas, la madre de la persona que murió.

Al respecto, el gobierno del Estado de México aseguró que se están tomando medidas adicionales para poder proporcionar mayor información a los familiares de los pacientes hospitalizados.

Por su parte, el director del hospital, Josué López Vázquez, detalló que no fue la Guardia Nacional la que controló la situación, sino elementos de la policía municipal. 

Autoridades mexiquenses informaron que la agresiones fueron contra un médico urgenciólogo, tres personas de vigilancia y un trabajador administrativo.

En el turno vespertino sólo se cuenta con un médico para la atención de pacientes, explicó el gobierno mexiquense en un comunicado, en el transcurso de la tarde se dio el deceso de dos personas y se informó a sus familiares, lo que suponen generó el enojo.

Al momento, resguardan las instalaciones del hospital elementos de la policía estatal y de la Guardia Nacional.

Familiares y directivos llegan a acuerdo 

Tras el incidente, los familiares de pacientes de coronavirus en el Hospital de Las Américas se manifestaron en la Avenida Central, en Ecatepec, Estado de México

Los directivos del hospital recibieron a al menos ocho familiares de los pacientes internados para llegar a un acuerdo.

De acuerdo con El Universal, a los familiares de pacientes por covid los recibió el director Josué López Vázquez y el subdirector Hermman Görg.

Acordaron que mantendrán informados a los familiares que esperan afuera del hospital "para que no haya suspicacias sobre su estado de salud".

Además, se van a entrevistar con el responsable de Jurisdicción Sanitaria y el director del hospital, con la finalidad de llegar a un convenio sobre las reglas para que los familiares reciban información.

Oriente de Edomex, foco de covid

El Estado de México cerró este viernes con tres mil 422 casos positivos a covid-19. De ellos, 830 son pacientes hospitalizados en nosocomios, 366 en otros estados; y 844 están en aislamiento domiciliario.

La Secretaría de Salud del Estado de México informó que 185 habitantes de ese estado han muerto a causa de las complicaciones originadas por el virus SARS-CoV-2, mientras que 72 decesos ocurrieron en otros estados.

Gabriel O'Shea Cuevas, titular de la institución mexiquense, reiteró a la población que es necesario quedarse en casa y tener especial cuidado con las personas diabéticas, hipertensas, con obesidad y sobrepeso, además mujeres embarazadas, toda vez que son más propensos a desarrollar complicaciones por COVID-19.

"Actualmente, el 70 por ciento de los pacientes que llegan a requerir de intubación, lamentablemente pierden la vida, se exhorta a acatar las medidas de la Jornada Nacional de Sana Distancia, usar cubrebocas cuando se sale a realizar compras de primera necesidad, lavarse constantemente las manos con agua y jabón, evitar el contacto con personas enfermas y cubrirse con el antebrazo nariz y boca al estornudar o toser", informó la institución.

Por otra parte, la Secretaría de Salud del Estado de México difundió el protocolo para el manejo de cadáveres emitido por los organismos internacionales de la salud, a fin de prevenir el contagio.

De acuerdo con los lineamientos marcados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), se establece que el personal de los servicios funerarios debe contar con bata desechable de manga larga, mascarilla, guantes, anteojos protectores y botas.

O´Shea Cuevas precisa que el protocolo no recomienda el embalsamamiento y sugiere además aplicar principios de sensibilidad cultural con la familia y si desea ver el cuerpo, se puede permitir ponderando en todo momento la higiene de manos, pero evitar tocar o besar al fallecido; en el caso de las bolsas de cadáveres vacías deben eliminarse como residuos infecciosos.

El gobierno mexiquense rechaza las afirmaciones realizadas por la Unión de Funerarias del Valle de Toluca respecto de que no hay un protocolo para sepultar a una persona que murió a causa de COVID-19, así como que hayan fallecido un elevado número de enfermos consecuencia de este padecimiento y se establezcan otros motivos de muerte.

Finalmente, precisa que, como se dio a conocer recientemente, en el Estado de México sólo se tiene un deceso por esta enfermedad y fue un masculino de 42 años de edad, quien era residente de la Ciudad de México.