METRÓPOLI

Lo que sí y no se ha hecho a 12 años de la legalización del aborto

La CDMX sigue siendo la única entidad del país en la que la Interrupción Legal del Embarazo está permitida y aún hay mucho por mejorar, destacan organizaciones

  • FRIDA MENDOZA
  • 25/04/2019
  • 21:30 hrs
  • Escuchar
Lo que sí y no se ha hecho a 12 años de la legalización del aborto
12 años de legalización del aborto en la CDMX (Fotos: Cuartoscuro / Archivo)

Esta semana, cientos de organizaciones civiles, activistas y ciudadanos en general han celebrado los 12 años de la legalización de la interrupción del embarazo en la Ciudad de México pues en este lapso no se ha registrado ni una sola muerte materna. Sin embargo, la capital sigue siendo la única entidad del país en la que el ILE está permitido y hay mucho por mejorar, destacan organizaciones. 

Lo que sí se ha hecho

De acuerdo con la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, desde 2007 hasta este año se han realizado 209 mil 353 mil interrupciones de embarazo en las 13 clínicas públicas de la capital, la cual ya es conocida como un lugar de acceso seguro y gratuito para todas las mujeres del país que pueden venir a interrumpir su embarazo.

Esta medida ha beneficiado a cientos de mujeres pues además de que no ha habido muerte materna, ninguna mujer en la Ciudad de México ha sido encarcelada por ejercer este derecho.

Sin embargo, al ser considerado como un delito federal, de 2016 hasta marzo de 2019 se han abierto 352 carpetas de investigación por el delito de aborto, refleja el Portal de Datos Abiertos de la Ciudad de México.

Lo que no se ha hecho

En entrevista con La Silla Rota, Pablo Cubero, quien forma parte del Colectivo de Asociaciones Mexicanas para Interrupción Legal del Embarazo (CAMILE), menciona algunos de los problemas que existen hoy en día en términos de la realización de este procedimiento.

CAMILE está conformada por profesionales en salud sexual y reproductiva en México que promueven la seguridad y calidad de prestadores de servicios privados con perspectiva de género y respeto por los derechos humanos que garanticen el acceso al aborto seguro pues explica que las clínicas privadas llevan a cabo más del doble de procedimientos de los que hace la Secretaría de Salud en la capital.

Cubero, abogado y consultor sanitario, comenta que en el caso de la Ciudad de México hay mucho terreno por recorrer pues asegura que falta capacitación para segundo y tercer trimestre * hay malformaciones que se detectan tardíamente y hay que resolver* desde lo básico hasta lo específico.

Evitar estigmas

Uno de los problemas que hay principalmente y que causa estigma por la hipocresía en este tema es la diferencia que hay en la Ciudad de México entre interrupción legal del embarazo y aborto pues cuando una clínica anuncia en su página web interrupción legal del embarazo, COFEPRIS autoriza la publicación de la página, pero cuando se dice aborto no porque según ellos está prohibido; ellos mismos desconocen la legislación que tienen que cumplir”, explica Cubero.

"Además cobran repetidamente las tasas por la revisión de la web, estando descoordinados dentro de COFEPRIS, entre los diversos departamentos que supervisan esta cuestión".

Falta de calidez en la atención

En el caso de las clínicas públicas, el ginecólogo Raymundo Canales de la Fuente, miembro del colegio de Bioética explica que hace falta en la calidez del servicio y mejoras en la atención pues en algunos casos las mujeres no son consultadas sobre el método con el que quieran realizar el procedimiento. 

En este punto también coincide la Organización Civil Fondo MARIA, cuya directora explica que el aborto en cualquier institución debe de asegurar a la paciente física y psico-socialmente para contrarrestar los ambientes de estigma en el tema.

Mejoras en la legislación

El abogado y miembro de CAMILE refiere que a partir del colectivo han trabajado por impulsar mejores condiciones, legislativas incluso, y subraya que lo ideal sería la promulgación de una ley integral que vaya desde la planificación de la vida sexual y reproductiva en cualquier tipo de relación, la educación para evitar la gravedad del embarazo infantil y de adolescentes, tras el fracaso de la Estrategia para su prevención, una regulación adecuada en el que se explique dónde se puede realizar cada procedimiento para interrumpir una semana dependiendo del tiempo estipulado.

Es diferente interrumpir un embarazo hasta la semana 14 como en las semanas siguientes (22 o 24) donde sí se requiere una instalación adecuada y capacitación médica para actuar de una manera preventiva”.

Asimismo, es importante promover la educación sexual en niñas y niños pues así como el aborto evita muertes maternas, la educación sexual evita embarazos no deseados. La educación sexual no promueve la promiscuidad como algunos piensan, añade. Estamos en un estado laico en el que la Iglesia Católica sigue tratando de no observar lo que constitucionalmente debe observarse por parte de cualquier confesión religiosa. 

Regulación adecuada

Por otra parte, se ha confundido una regulación adecuada de las clínicas privadas con otro tipo de organizaciones que no cumplen con estos requisitos, detalla el especialista sanitario, pues en el caso de COFEPRIS no hay una supervisión constante a los criterios de calidad en las clínicas y únicamente cuando se presenta una denuncia es cuando las autoridades actúan. No hay elementos de inspección necesarios y solo actúa bajo denuncia; es decir, no trabaja de manera preventiva sino que hasta que hay un daño, o ya una denuncia, aunque pueda ser falsa. 

Evidentemente hay lugares que no cuentan con el equipo necesario y no cuentan con los permisos necesarios e incurren en una competencia desleal como es el caso de Fundación Naiset, ello implicaría que hubiera una visita por parte de Cofepris cuando ya hubo un daño, lo que significa una acción reactiva explica Cubero, según la nota que publicamos días atrás en este mismo medio. 

Despenalización y respeto de la decisión

Por último, Cubero destaca la falta de un código penal único que despenalice el aborto en todo el país y lo muy importante, respetar a cabalidad en todos los estados del país la Norma Oficial Mexicana (NOM 046) que establece que el aborto no es un delito cuando el embarazo es producto de una violación así como en el resto de excepciones de responsabilidad penal, una Norma que ha sido burlada y desafiada por varias Secretarias de Salud, en los estados. 

Debe respetarse la decisión de todas las mujeres”, finaliza.

fmma