METRÓPOLI

Línea-12, covid-19 y 9 alcaldes de oposición: los retos de Sheinbaum para 2024

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, dará su tercer informe de Gobierno este 17 de septiembre

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 13/09/2021
  • 19:25 hrs
  • Escuchar
Línea-12, covid-19 y 9 alcaldes de oposición: los retos de Sheinbaum para 2024
En el Resumen Ejecutivo de su tercer informe de Gobierno, del que dará cuenta al Congreso capitalino este 17 de septiembre, la jefa de Gobierno se refiere a la forma en que ha atendido diversos temas. (Cuartoscuro)

La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, presentará su tercer informe de actividades, y lo hará ya con la etiqueta de presidenciable, pero al mismo tiempo con una presencia de la oposición mayoritaria en las alcaldías, luego de que Morena perdió en 9 de las 16 alcaldías.

Además, en el Congreso capitalino, Morena sólo tiene la mayoría simple, con 34 legisladores, aunque ya tejió para tener un diputado más, luego de que el perredista Janecarlo Lozano se declaró súbitamente independiente, para votar con la bancada morenista.

De acuerdo con la analista política Ivonne Acuña, Sheinbaum se ha caracterizado por ser una buena administradora, y prueba de ello es el papel que ha desempeñado ante la pandemia de la covid-19. Además, es una alumna del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien además la protege rumbo a la elección presidencial de 2024, donde aparece como la favorita del mandatario.

“Ha sido una administración con claroscuros, de aprendizaje, no tenía experiencia de este nivel, pese a haber sido secretaria de Medio Ambiente con López Obrador”, dice Acuña a La Silla Rota.

Pese a ello, lo político se le ha complicado y para aplanarle el camino en su relación con la oposición y llegar sin desgaste a la candidatura presidencial, llegó Martí Batres a la Secretaría de Gobierno capitalina.

La académica de la Universidad Iberoamericana ve que quizá el tema más complejo que ha enfrentado Sheinbaum es el desplome de la Línea 12.

Sin embargo, la mandataria capitalina no cabalga en caballo de hacienda rumbo a la candidatura, considera por su parte Jorge Márquez, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. La designación de Adán Augusto López como nuevo secretario de Gobernación, abre la baraja de precandidatos presidenciales, en las que además de Sheinbaum, está el canciller Marcelo Ebrard.

Para el maestro en Estudios Políticos y Sociales, una desventaja de Sheinbaum, además de haber perdido posiciones para Morena en la ciudad, es que está muy cerca del presidente, y a veces su agenda es más presidencial que capitalina.

Rumbo al 2024, además de tener enfrente a los alcaldes y diputados de oposición, que ya mostraron que aliados pueden ganar, Sheinbaum enfrenta a las tribus de Morena, y ella optó por jugársela por una sola en las elecciones pasadas, la de René Bejarano, y perdió.

TERCER INFORME

En el Resumen Ejecutivo de su tercer informe de Gobierno, del que dará cuenta al Congreso capitalino este 17 de septiembre, la jefa de Gobierno se refiere a la forma en que ha atendido diversos temas, como la vacunación anticovid-19, donde presume que, hasta el 6 de agosto, 83 % de la población adulta contaba con al menos una dosis y 43 % con el esquema completa.

También habla de acciones ante la emergencia provocada por el incidente en la Línea 12 del Metro, en el que recuerda que el 3 de mayo ocurrió un “incidente extremadamente doloroso”, el derrumbe del puente elevado entre las columnas 12 y 13 de la Línea 12 del Metro, entre las estaciones Olivos y San Lorenzo Tezonco, que causó el fallecimiento de 26 personas y 126 lesionados. En ese apartado detalla la atención integral a víctimas, y la entrega de 70 casas habitación, 114 acciones de mejoramiento de vivienda propia; liquidación de 19 créditos de vivienda, “con el fin de superar la vulnerabilidad y contribuir al fortalecimiento del patrimonio familiar”.

En otro apartado llamado Avance en el programa de Gobierno 2019-2024, el documento menciona que se han cortado los privilegios de los altos funcionarios, la supresión de mil 712 plazas superfluas y con cuyos ahorros se creó la Agencia Digital de Innovación Pública, la Comisión de Búsqueda de Personas de la Ciudad de México y el Instituto de Estudios Superiores Rosario Castellanos, entre otros.

En su mensaje al Congreso saliente expresa que la ciudad se ha convertido en una entidad de vanguardia en derechos y políticas públicas “que contribuyan al mejoramiento de la vida de sus habitantes en los ámbitos económico, social, educativo, cultural y ambiental”.

Pero sobre la nueva configuración política, el informe no menciona nada.

ENGALLADOS

El triunfo de 9 alcaldes de oposición en la Ciudad de México no cayó bien en el gobierno capitalino. Se cambió en la Gaceta Oficial el periodo de transición hasta septiembre y Sheinbaum se negó a recibir a los ganadores electos, mientras que sí estuvo dispuesta a recibir a gobernadoras electas.

A ello se sumó la llegada de Martí Batres a la Secretaría de Gobierno, quien en su trayectoria tiene el haber sido dirigente nacional de Morena, y es enemigo del canciller Marcelo Ebrard y el senador Ricardo Monreal, los rivales de su jefa.

La derrota de Morena fue atribuida a la clase media, a los medios de comunicación conservadores y su información sobre la línea 12, y en el caso de la Cuauhtémoc, a que el exjefe delegacional Monreal jugó a las contras.

Por su parte los alcaldes electos, ante el desdén de Sheinbaum, el retraso en la transición y el periodo extraordinario convocado en el último día de la legislatura, sobre temas de alcaldías, acudieron el 31 de agosto al Congreso local, rodeado de policías, donde se registró un zafarrancho y la alcaldesa electa de Álvaro Obregón, Lía Limón resultó herida del rostro.

Acuña observa que, aunque faltan tres años para que acabe la actual administración, en el último se abrirá la pelea por la candidatura a la jefatura de Gobierno. “Falta ver cómo resuelve lo que viene de la oposición que está engallada, que los acaldes electos se aventaron a los granaderos, ya hacen ruido”, dice la también doctora en sociología.

Para resolver esas situaciones es que se designó a Martí Batres el político, porque lo que Sheinbaum domina es lo administrativo.

La politóloga considera que el trato a los alcaldes electos fue fruto de la inexperiencia de la jefa de Gobierno. Eso fue aprovechado por los alcaldes, agrupados en la UNACDMX.

La oposición está consciente de ganar las percepciones y lo de la sangre, era lo que fueron a buscar, no se justifica cómo se manifestaron y la gente que se aventó a la policía. Fue una provocación. Pero faltó oficio del otro lado, que aprenda, Sheinbaum es una mujer que aprende rápido, quizá no debió pasárselo a Batres, debe tener más cuidado en el manejo, no darles oportunidad de que ganen las manos, debe tratarse con respeto a la oposición que también debe dar respeto

ALGO SE HIZO MAL

Por su parte, Jorge Márquez señala dos momentos de Sheinbaum. En 2018 ella y su partido ganaron de manera arrolladora con un alto nivel de simpatía, que la hacía parecer invencible. Incluso su triunfo parecía más seguro que el del presidente López Obrador.

Llegó con esa inercia y sólo resistieron Cuajimalpa, Benito Juárez, Milpa Alta, Coyoacán y Venustiano Carranza. El Congreso y el gobierno estaban en manos de Morena.

El segundo momento llegó con la elección del 6 de junio de 2021. La ciudad, que predominantemente comenzó a ser de izquierda a partir de 1997, dio un viraje y ahora más de la mitad de las alcaldías serán gobernadas por una alianza PAN-PRI-PRD. La fuerza que se daba por sentada ya no estuvo con Morena.

“Algo se hizo mal que logró lo imposible, que se rompió la inercia de 21 años y en 3 años se desgastó y fue la ruina, y se consiguió el milagro para la oposición. Si hubiera habido elecciones de jefa de Gobierno las hubieran perdido”, dice el académico de la UNAM.

Ello fue posible gracias a los errores de la gestión de Sheinbaum y a que la oposición hizo lo increíble, una alianza impensable PRI-PAN-PRD porque dentro del estatus quo entre 1997 y 2018, se daba por sentado que la ciudad se quedaba para ese grupo, primero el de Cuauhtémoc Cárdenas y luego López Obrador, agrega.

“El PRI decía para qué hago alianza con el PAN si en lo demás puedo ir solo, eso mermaría la identidad partidista, pero ahora como están las cosas la identidad no importa tanto, se hizo la alianza, lo que se pueda perder con ella es dable con lo que se gane. Ya no pueden pelear por sí mismos casi nada”, explica.

Los otros errores de Sheinbaum son su cercanía y casi imitación del presidente. “No necesariamente sus necesidades coinciden con las de los habitantes de la ciudad. El piensa a nivel nacional, y ella debe pensar en la ciudad y muchas veces las agendas son incompatibles. Un ejemplo es la partida específica para mantenimiento del Metro en presupuesto 2021, que fue rebajada y se fue al Tren Maya, entonces son intereses incompatibles”, añade.

“Sheinbaum realinea su agenda con el Ejecutivo porque piensa que su gestión en la ciudad no importa, solo que López Obrador la apoye, sacrifica a los habitantes por un proyecto personal para ser candidata y eso lo tenía que pagar”, continúa.

Otro error es que no se quería sentar con Limón y los otros. “Tiene una semana con la nariz sangrada, eso cuesta, porque seguir presionando para que se divida no es la agenda ideal para quien gobierna, la división a veces es ideal para la oposición, pero quien gobierna requiere los puntos mínimos de acuerdo para gobernar”.

LA CONSENTIDA

El 12 de junio, el presidente López Obrador expresó su respaldo a la jefa de Gobierno, a quien le dijo que no estaba sola, y que con ella al frente de la capital se sentía tranquilo y la defendió.

“La maltratan mucho unos grandulones abusivos, ventajosos, pero no está sola, tiene el apoyo del presidente de la república y el pueblo de la capital”, manifestó el mandatario federal ese día.

No dio nombres de a quienes se refería. Pero el 5 de julio, López Obrador se convirtió en destapador y mencionó a Sheinbaum como precandidata a la presidencia. Días antes, la jefa de Gobierno escuchó en la sede de Morena el grito de “presidenta, presidenta”, durante el aniversario del triunfo electoral de 2018. Un grito que se ha repetido además en las inauguraciones de las líneas 1 y 2 del Cablebús.

Además, los actos públicos de la mandataria capitalina han aumentado y el 27 de agosto se le vio en Chiapas, en una gira presidencial, para presentar los resultados de la reconstrucción de la ciudad. A la semana siguiente, en el tercer informe de López Obrador, estaba en primera fila.

Sobre su papel como precandidata, la percepción es que el presidente la protege, como ocurrió luego de la tragedia de la Línea 12 del Metro, en el que ambos acordaron que todo lo relacionado a los anuncios sobre la Línea Dorada, lo haría la presidencia.

LA ALUMNA

Acuña considera que el presidente la protege a ella y también al canciller Marcelo Ebrard, a quien luego del incidente en el STC, no le pidió dejar su cargo de cara a las investigaciones.

“Pero ciertamente hay una relación más cercana con ella y la ha protegido y ha dado la cara por ella y los grandulones que la molestan, se nota en la preferencia y la actitud de ella, que es de la alumna disciplinada y aplicada”, indica la investigadora del sistema político mexicano.

Respecto a la pérdida de las alcaldías no necesariamente se puede achacar a los resultados y acciones de la jefa de Gobierno, ahí también hay responsabilidad del partido, que falló en la operación y la dirigencia se confió y asumió que la ciudad era suya, por preferencia de la izquierda, la descuidaron, por eso se apostó por Batres, para reforzar la parte política, plantea la maestra en Sociología Política.

LAS TRIBUS EN MORENA

Para Márquez, en Morena también predominan las tribus, como ocurría en el PRD, y será uno de los elementos contra los que debe luchar Sheinbaum rumbo a la candidatura presidencial.

“Lucha no sólo contra la oposición sino contra las tribus que hay. A la que le dijo que le irá muy bien si la escuchaba la llevó al hoyo, es la de René Bejarano, que la convenció de que harían una campaña espléndida en Cuauhtémoc y ella se la jugó y eso en la tribu de Monreal no le cayó bien. No supo ser mediadora de conflictos, escogió una tribu sobre otra, tuvo errores claros de negociación y apenas pierde la elección intermedia en Cuauhtémoc, hay golpiza a ambulantes que o eran priistas, o no se movilizaban”, refiere el investigador.

Aunque sea la protegida del presidente, López Obrador se mueve con pragmatismo y por eso abrió la baraja de presidenciables, con la llegada a Gobernación de Adán Augusto López.

“Sí es la favorita, él da todas las señales, la sienta cerca de él, la invita a eventos, pero parte de la personalidad de los tiranos es que engañan. No está casado con nadie, tiene claro que están en deuda con él y no al revés, ese sentido de la deuda lo va a usar, todos aún tienen mucha chanza”, concluye.

MJP