Las llamadas que llevaron a prisión a la “Princesa de Tláhuac”

Las llamadas que llevaron a prisión a la “Princesa de Tláhuac”

Intervenciones telefónicas llevaron a un cateo en un inmueble de la colonia Del Mar, en Tláhuac en marzo de 2019, donde la hija de “El Ojos” fue detenida

METRÓPOLI
  • MARCOS MUEDANO
  • 02/09/2020
  • 08:16 p.m. hrs
  • Escuchar

A finales de 2018 y principios de 2019, la Agencia de Investigación Criminal (AIC), en ese entonces bajo el mando de Omar García Harfuch, realizó una serie de intervenciones telefónicas que tenían como fin conocer la estructura criminal del Cártel de Tláhuac, organización que, hasta julio de 2017, fue comandada por Felipe de Jesús Pérez Luna, “El Ojos”.

A través de las escuchas que se efectuaron entre el 8 de diciembre de 2018 y el 11 de enero de 2019, el personal de la AIC tuvo conocimiento de los métodos que utilizaba la organización criminal para la compra-venta de drogas en la Ciudad de México a través de una persona que fue identificada con los seudónimos de “La Negra”, “Torola” y/o “La Patrona”.

Una de las primeras escuchas permitió a las autoridades conocer los códigos cifrados que utilizaban vendedores y compradores. Uno de ellos es: “hablamos de Izzi Telecom… referente al servicio que solicitó con nosotros”.

La sorpresa de las autoridades fue que, en una de las llamadas, uno de los vendedores mencionó el nombre de Karen. Al cotejar la base de datos, el personal de la AIC llegó a la conclusión de que la persona en referencia era Diana Karen Pérez Ramírez, hija de Felipe de Jesús Pérez Luna, “El Ojos”.

De acuerdo con las investigaciones, Diana Karen asumió el mando de la estructura criminal tras la muerte de su padre durante un enfrentamiento con elementos de la Marina en julio de 2017.

Las autoridades desconocían la presencia de Diana Karen; sin embargo, a partir de las escuchas, tuvieron conocimiento de los métodos que realizaba para el comercio de marihuana, metanfetamina, así como de “Califa”, nombre en referencia a la cocaína.

“Mañana te voy a llevar por onzas y allá las pesas; en otra transcripción de diecisiete de diciembre de dos mil dieciocho habla Karen con una persona de nombre * , y Karen le pide la cantidad de siete kilos, incluso * le dice que se la va a mandar en paquete de uno, siete y cuatro kilos correspondientemente, Diana le dice que el de cuatro se va a guardar para que sean tres paquetes”.

A través de la intervención de las llamadas que fueron autorizadas por un juez, las autoridades tuvieron conocimiento de las negociaciones que se realizaban para la venta de cristal.

Otra transcripción del veinte de diciembre de dos mil dieciocho, en la que habla un hombre y le dice oye el cristal te lo pago de a setenta, le contesta Karen a como das la califa, el hombre dice la califa en 85 y 80, y ella contesta entonces la cristal va a estar en 90 y me la pagas en 75

En otras de las escuchas, realizadas el 5 y el 11 de enero de 2019, las autoridades tuvieron conocimiento de las cantidades de cocaína y cristal que se compraban y vendían. En todas participa Diana Karen.

Le dice siempre te mando cien, pero siempre me pides setenta y cinco de dura y de suave, le dice el hombre que le haga cuentas que le falta una, es que me mandas seis duras, seis medias de duras, Karen le dice que aja, el hombre le dice entonces yo me mando cuatro medias de polvo; otra transcripción del once de enero de dos mil diecinueve, en esa conversación el hombre saluda y le pregunta que qué había pasado, Karen contesta que paso, el hombre le dice ya ves que me mandaste hay unas que traen papelito y dicen cristal -cristal es otra droga-; y otra transcripción de dieciséis de enero del año en curso, el hombre le habla, ella contesta y le pregunta que qué paso, y el hombre le dice me podrías mandar otro kilo

Las llamadas telefónicas llevaron a un cateo en un inmueble ubicado en la colonia del Mar, alcaldía de Tláhuac, Ciudad de México. El operativo se realizó a la 01:36 del 11 de marzo de 2019. En el lugar fue detenida Diana Karen y otras personas.

Se decomisaron 11 celulares de “diversos colores, un mini teléfono blanco con la leyenda ‘GTStar’, y un iPad; doscientos cuarenta y cinco mil cuatrocientos cincuenta y siete pesos; un arma de fuego, tipo pistola calibre 25 y ocho cartuchos útiles en su cargador; tres memorias USB, en colores blanco, plateado y morado”, así como droga.

Todos los objetos asegurados, así como los datos de prueba presentados por el Ministerio Público fueron presentados ante un juez, quien determinó que eran suficientes para vincularla a proceso por los delitos de contra la salud, en la modalidad de posesión con fines de comercio, de los estupefacientes denominados cannabis sativa y cocaína, así como la psicotrópica metanfetamina.

Diana Karen fue vinculada a proceso, sin embargo, presentó amparos que le fueron rechazados por un juez federal y un Tribunal Colegiado, ambos en la Ciudad de México. El último de ellos le fue negado en noviembre de 2019.

Sin embargo, fue liberada, sin que se conozca el motivo. El 17 de mayo, las autoridades, volvieron a realizar un nuevo operativo. Esta vez, la Secretaría de Seguridad Ciudadana y la Fiscalía General de Justicia, ambas de la Ciudad de México.

En el despliegue fue detenida, de nuevo Diana Karen junto con Carlos Alejandro, El Cindyen un inmueble ubicado en la colonia Del Mar, alcaldía Tláhuac, el mismo donde meses antes fue detenida.

En el lugar se decomisó una mochila con 400 gramos de polvo, 150 dosis, un arma de fuego 9 milímetros, una dosis de sustancia conocida como Wax y una granada.

El 24 de mayo fue vinculada por los delitos contra la salud en modalidad de narcomenudeo y portación de armas de uso exclusivo del Ejército. De acuerdo con autoridades capitalinas, la intervención de llamadas telefónicas fue, de nuevo, el eslabón que llevó al paradero de “La Princesa de Tláhuac”. Hasta el momento, permanece recluida en el Centro Femenil de Reinserción Social de Santa Martha Acatitla.

(MJP)