METRÓPOLI

Las hipótesis en el asesinato del líder de comerciantes del Centro Histórico de la CDMX

Liebre fue atacado por sicarios mientras conducía por la calle Zapata y Marfil, en el mismo centro con informes de la indagatoria

  • ANTONIO NIETO
  • 21/11/2019
  • 20:47 hrs
  • Escuchar
Las hipótesis en el asesinato del líder de comerciantes del Centro Histórico de la CDMX
Fueron pistoleros de La Unión los que abrieron fuego por pugnas personales según informes (Foto: Archivo Cuartoscuro)

Cuando el líder de comerciantes del Centro Histórico Óscar Liebre fue asesinado a tiros el viernes pasado, lo primero que se pensó es que se había negado a pagar cuotas al grupo criminal La Unión, pero las investigaciones han apuntado otra tema igual de preocupantes para las autoridades: los comerciantes se han armado y también sostienen pugnas entre ellos.

Con base en la indagatoria FCIH/HOM2/UI-1C/D/00410/11-2019, Liebre fue atacado por sicarios mientras conducía su Passat negro por la calle Zapata y Marfil, en el mismo Centro.

Efectivamente, Liebre pagaba cuotas mensuales a La Unión, pero su homicidio podría responder a una venganza proveniente de otra familia de comerciantes: “Los Jaimes”.

En febrero de 2017, el líder de vendedores Jaime Vázquez Mendoza fue ultimado a balazos mientras, a bordo de su automóvil, esperaba el cambio de luz del semáforo en Congreso de la Unión, en la colonia Valle Gómez, Venustiano Carranza.

Fueron pistoleros de La Unión los que abrieron fuego porque fueron presuntamente contratados por Óscar Liebre, en medio de pugnas personales y por el control de los puestos ambulantes.

Así, el homicidio de Liebre sería en venganza por lo de Vázquez Mendoza, al tiempo que revela que los vendedores han caído también en la espiral de violencia que vive la capital y su zona céntrica.

Se preparan para Navidad… Y los cumpleaños

Mientras se aproximan las fiestas navideñas, comerciantes del Centro y Tepito se preparan para pagar las cuotas impuestas por La Unión de la B que a partir de este año no nada más serán por Navidad y Reyes, sino por los cumpleaños de los jefes del grupo criminal.

La Silla Rota platicó con “Marco”, un vendedor que trabaja desde hace 25 años en la zona, quien confirmó que este diciembre le tocarán 10 mil pesos como impuesto.

“Calcularon cuánto me deja mi negocio y concluyeron que me tocaba dar 2 mil pesos a la semana, pero cada año le suben y nos dijeron que también se va a pagar extra por cada uno de los cumpleaños de los patrones, solo que no dijeron de cuáles, o sea no sé cuánto voy a dar por eso.

“En diciembre ya me dijeron que serán los 8 mil de siempre más 2 mil más por ser Navidad”, aceptó.

Con respecto a que, si familias de comerciantes más grandes se están armando para defenderse o enfrentarse entre ellos, “Marco” expresó que es un tema que todo mundo sabe, pero del que casi nadie habla, generalmente por temor y que es privativo de los grandes comerciantes.

“Nadie te va a hablar bien de eso, pero es una realidad, pero nada más para los “chonchos”, los que tienen dinero para pagarle a dos o tres muchachitos con pistola y ahora sí, déjense venir; los que tenemos un negocio más o menos o los pequeños comercios somos los más afectados, nadie nos defiende”, lamentó.

De acuerdo con “Marco”, la exigencia de pagos ha persistido pese a los operativos policiacos y las detenciones de células dedicadas específicamente a este delito y que los intentos de los comerciantes de asociarse para denunciar han fracasado

“Como que quieren y luego se echan para atrás, influye mucho el terror que hay y que no hay confianza en las autoridades”, sostuvo.

Solo en el Centro Histórico se estiman más de 5 mil comercios, algunos de los cuales se han sumado a sindicatos informales o a programas del Gobierno capitalino, los cuales no han alcanzado a asegurarles seguridad.

Con base en informes de la Policía y la Procuraduría locales, los encargados de La Unión para el cobro de extorsiones en la zona centro son “El Chori” y “El Perro”, ambos bajo las órdenes de “El Manzanas” y Alberto Fuentes Castro “El Elvis”.

Mors.