METRÓPOLI

Las fallas de la PGJ en el caso de Daniela

Inicialmente, la Fiscalía dijo a la mamá de Daniela que quizá su hija se había ido con el novio y que el caso sería de ausencia y no de desaparición

  • SHARENII GUZMÁN
  • 11/07/2019
  • 19:59 hrs
  • Escuchar
Las fallas de la PGJ en el caso de Daniela
Caso Daniela (Especial)

El lunes 20 de mayo, dos días después de la desaparición de Daniela Ramírez en la zona de Parres en la alcaldía de Tlalpan, su madre Margot Ortiz acudió a la Fiscalía Especializada en la Búsqueda, Localización e Investigación de Personas Desaparecidas (Fipede) de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) a levantar el reporte, sin embargo, en ese primer momento, la declararon como ausente. 

Un familiar, quien prefirió omitir su nombre y que le ha dado acompañamiento al caso, comentó a La Silla Rota que Daniela no fue buscada desde el inicio, a pesar de que a la Fiscalía se les otorgó varios elementos para suponer que la joven de 18 años, empleada de una pizzería ubicada en Xochimilco, fue presuntamente víctima de desaparición por particulares. 


Lo primero es que en un inicio se planteó por parte de la Fiscalía que estábamos ante un caso de ausencia y no una desaparición cuando los mensajes que le manda a su amigo cuando aborda un taxi es que está siendo llevada a un destino que no es el que ella le indica al taxista".


Ese lunes que levantó el reporte, Margot Ortiz entregó a la Fiscalía las capturas de pantalla de los mensajes de ayuda que Daniela le envió a un amigo y compañero de trabajo, donde advertía que estaba siendo secuestrada por un taxista. Le sugirieron a la señora que quizá su hija se había ido con el novio. 


En una segunda reunión que tuvo la familia con personal de la Fiscalía, en específico con la Ministerio Público y secretario particular del fiscal Willy Zuñiga Castillo, insistían que Daniela se había ido con "alguien" y que iba a aparecer. 


"Pero por la relación que Daniela tenía con su mamá, una relación amorosa y de excelente comunicación, no existía ninguna posibilidad que ella se hubiera ausentado tantos días, sin haber hecho contacto con Margot". 


Además, la última señal que arroja el teléfono es en San Andrés Totoltepec, en la alcaldía de Tlalpan, una zona boscosa y de alta incidencia delictiva, indicó. Margot, con ayuda de sus amigas, acudió a este poblado de Tlalpan para colocar fichas de búsqueda y unas mantas en los puentes. 


Desde la primera reunión, por parte de la Fiscalía comienza un proceso de dibujar una imagen de Daniela que no corresponde al concepto que la familia tiene de ella. 


"Hacían preguntas como que si Daniela se fue porque se peleó con su mamá o que si tenía una pareja sentimental. Todo el tiempo las reuniones se centraban en cuestiones que si Daniela consumía alcohol o alguna otra sustancia, que si tenía sexo. Dibujando un retrato de que solo a las chicas malas solo les pasa estas cosas", señaló. 


En el segundo encuentro, por sugerencia de Norma Andrade, un referente en la lucha de las familias de mujeres víctimas de feminicidio y fundadora de la asociación civil "Nuestras hijas de regreso a casa", se entregó a la Fiscalía una solicitud formal para tener acceso a la carpeta de investigación, situación que fue negada y hasta la fecha no ha ocurrido. 


Eso se hizo porque de manera paralela nosotros estábamos realizando una serie de investigaciones por nuestra cuenta. Lo que nos parece grave es que entre los acuerdos que queríamos construir con el fiscal".


Uno de los indicios que la familia tenía y que propuso a la Fipede como línea de investigación fue que Daniela pudo haber sido víctima de una red de trata de personas. "Sobre todo les dimos información de lo que nosotros íbamos llevando en paralelo y poder coadyuvar a que se le encontrara con vida". 

Después de la insistencia de la familia de que Daniela fue víctima de desaparición, la Fipede le informó a la señora Margot que ya la estaban buscando, pero en calidad de fallecida. "Nos dijeron que checaron en los Semefos y también nos comentaron que estaban haciendo búsquedas en el perímetro".


Sin embargo, no se les informó a los familiares qué tipos de operativos hizo la Fipede, con cuántos integrantes, cuándo o cómo. "Esa información no tuvimos idea, ya que no tuvimos acceso a la carpeta de investigación, a pesar de haberla solicitado por escrito". 


Otra de las irregularidades que señala la familia es que no fueron notificados del hallazgo en Parres de dos osamentas, así como restos humanos con la ropa que presuntamente Daniela portaba el día que desapareció. De esa situación, su madre se enteró este miércoles a través de los medios de comunicación. 


FAMILIARES PRESUMEN QUE RESTOS CORRESPONDEN A DANIELA 

Este jueves 11 de julio, en un mensaje a medios de comunicación afuera de las instalaciones de la PGJ, su familiar exigió justicia y aseguró, con base en la dentadura de una de las osamentas, que esos restos corresponde a la joven de 18 años.   

"Se trata de Daniela, a través de las fotos que malamente se filtraron a los medios y que parecieron ayer, nosotros como familiares pudimos reconocer su ropa, su dentadura y el trabajo dental que se le había hecho y corroboramos que sí se trata de Daniela, aunque la Fiscalía no nos lo haya dicho formalmente", dijo.


No obstante, la PGJ mediante su cuenta de Twitter indicó que, como resultado de los hallazgos del operativo de búsqueda en la zona de Parres, donde participaron más de 130 personas de instituciones locales, federales y sociedad civil, se están llevando a cabo los estudios de ADN. 


Se están realizando los análisis antropológicos y odontológicos forenses a la arcadas dentarias para hacer el estudio de confronta odontológica; también se ha avanzado en el proceso de extracción de ADN", apuntó la PGJ.


En tanto, la jefa de gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, luego de la reunión que sostuvo este miércoles con la madre de la joven, dijo que se tienen que esperar a los resultados de la investigación científica.


"Tienen que hacerse pruebas periciales, tienen que hacerse pruebas de ADN. Hay que ser muy responsables, hay que esperar los resultados para poder dar cualquier información en este sentido. Estoy atenta, ayer (miércoles) me reuní con la mamá y ella lo que está pidiendo, como nosotros, es certeza en estos casos, y para ello tiene que haber investigación científica, basada en evidencias", sentenció.


Aunado a ello, la procuradora Ernestina Godoy adelantó que por el momento no se puede asegurar que los restos encontrados durante el operativo en Parres correspondan a Daniela, por lo tanto tendrán que esperar a los resultados de ADN, los cuales aproximadamente tardan entre 10 y 15 días. 

fmma