METRÓPOLI

La Unión Tepito “fake” y sus extorsiones

De 2007 a 2018 se registraron 2 millones de extorsión en México, 21.39% de ellos fueron en nombre de algún grupo delincuencial como La Familia Michoacana, Los Zetas y el CJNG

  • ANTONIO NIETO
  • 21/04/2019
  • 20:00 hrs
  • Escuchar
La Unión Tepito “fake” y sus extorsiones
Extorsión (Imagen ilustrativa)

Ana, encargada de una tienda de abarrotes, recibió una llamada a su teléfono personal: “habla ‘El Giovani’ de La Unión Tepito”, oyó al otro lado de la línea.

“¿Cómo conseguiste mi número?”, cuestionó Ana. “Eso no importa, ya te he vigilado, sé todo el movimiento de tu negocio”, replicó el hombre.

Y así, con una llamada, a Ana le cambió la vida de golpe.

Algunos locales de la colonia Buenavista, en territorio de la Cuauhtémoc, habían sido atacados semanas atrás por extorsionadores, por lo que Ana no se lo tomó a la ligera.

Consta en la indagatoria FCH/CUH-2/UI-1S/D/2683/04-2019, que “El Giovani” amagó con balear la tienda de la joven, o quemarla, como lo hicieron con otros establecimientos de CDMX.

TE PUEDE INTERESAR: LOS ROSTROS DE LA NUEVA GUERRA POR TEPITO  

“¿Cuánto vale tu seguridad?, presionó el sospechoso. Ana colgó, pero su tranquilidad se esfumó desde entonces. Denunció presa del miedo, pero lo hizo, convencida por familiares.

Las investigaciones han ido arrojando que detrás de estas amenazas no está el grupo delictivo La Unión. Es más, “El Giovani” ni si quiera existe.

Sin embargo, muchos comerciantes y propietarios de negocios padecen estas agresiones; unos terminan pagando las cuotas exigidas, otros no.

La Unión se ha caracterizado por cobrar cuotas a vendedores del Centro, Tepito, Buenavista y la Merced, e inclusive han asesinado a quienes se han negado, pero el otro lado de las extorsiones son las que se consumen por falsos miembros del crimen organizado.

Eso nunca lo saben las víctimas y el terror que les invade los orilla, igual, a cerrar, a mudarse, a pagar y no denunciar.

Cifras del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública indican que de 2007 a 2018 se registraron 2 millones 487 mil intentos de extorsión en México, 21.39% de éstos fueron en nombre de algún grupo delincuencial.

De ellos, un 90% no correspondían a un verdadero cártel sino que se trataban de chantajes. Los cárteles más usados para ello son La Familia Michoacana, Los Zetas y el cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

TE PUEDE INTERESAR: LOS APODOS MÁS BIZARROS DE LOS NARCOS 

En CDMX, La Unión Tepito es la más utilizada en extorsiones telefónicas.

Inclusive, algunos sospechosos imprimen volantes con logotipos de la organización criminal o calcomanías que ofrecen para que las víctimas peguen en las fachadas de sus negocios y así supuestamente no sean molestados por otros delincuentes.

Pese a que el 90% de estas acciones no se atribuyen a miembros de La Unión, los casos reales han causado tal temor que por ello los chantajes continúan.

EL ASESINATO DE ARMANDO BECERRIL CASTELLANO

A principios de abril, la presión por arrebatarle a un empresario su restaurante llegó al límite.

La Unión amenazó a Armando Becerril Castellano, dueño del restaurante La Casona del Fauno, asentado en el 6 de República de Colombia, en el Centro.

Integrantes del grupo delictivo querían no solo una cuota fija para que el local operara, sino que buscaban apoderarse completamente de éste.

Acorde con las pesquisas, Armando se negó y la noche del 4 de abril pasado fue ultimado a balazos.

El cuerpo del restaurantero, de 50 años de edad, yacía dentro de su Honda Civic, en la esquina de República de Brasil y Venezuela.

Detrás del crimen, sugieren fuentes de la Policía de Investigación, está “El Manzano”, integrante de La Unión de la B, encabezada por José Alberto Maldonado López “El Betito”, actualmente preso en el Reclusorio Oriente.

TE PUEDE INTERESAR: “EL MANZANO”, EL SOBREVIVIENTE DEL CLAN DE “EL BETITO” 

Pero Armando no es el primer empresario o comerciante asesinado por La Unión. Desde 2015, al menos otros ocho hombres han sido privados de la vida por negarse a pagar cuotas o entregar su negocio.

Tres de ellos eran impresores de Plaza del Carmen, en el Centro, y otro más era dueño de una discoteca en la turística colonia Condesa.

Aunque hay procesos penales abiertos, no hay hasta ahora ninguna persona sentenciada por estos casos, confirmaron en la Procuraduría capitalina.

fmma