METRÓPOLI

La sobrina de “El Ojos” que trabaja en la Procuraduría capitalina

La PGJCDMX confirma que la joven trabaja en la dependencia desde 2012 y no se ha detectado irregularidad alguna en sus actividades

  • ANTONIO NIETO
  • 29/11/2019
  • 20:30 hrs
  • Escuchar
La sobrina de “El Ojos” que trabaja en la Procuraduría capitalina
. Las hijas de “El Ojos” Diana y Karen y Liliana, han sido arrestadas en diversas ocasiones por portar estupefacientes (Especial).

Junto a un sonriente Miguel Ángel Mancera, entonces candidato a la Jefatura de Gobierno, aparece en una fotografía Edith “N”, sobrina de Felipe de Jesús Pérez Luna “El Ojos”, extinto capo del autodenominado cártel de Tláhuac.

La imagen forma parte de un expediente que el agente de Investigación Miguel Carmona Dávila compartió con sus mandos y la Marina, cuyos elementos abatieron a “El Ojos” el 20 de julio de 2017.

Edith, confirmó la Procuraduría capitalina, labora como administrativa desde 2012 y ha estado en la Fiscalía de Menores, Procesos y Coyoacán, en las instalaciones donde están Servicios Periciales, Administrativos y Recursos Humanos.

En los sietes años que lleva laborando en la dependencia, detalló la PGJ, no ha sido señalada por alguna irregularidad en su trabajo aunque se está investigando a fondo.

De acuerdo con sus redes sociales, Edith es egresada de la Universidad Marista, al tiempo que interactúa con algunos familiares identificados con un “MK" en sus nombres. “MK” hace referencia a Miguel Pérez Ramírez “El Micky” o “MK”, hijo de “El Ojos” actualmente preso y primo de Edith.

“Ya regresé, hermano, que aquí no hay miedo”, escribió la mujer a Eduardo MK, el cual contesta: “No es miedo, es precaución”.

Pese al parentesco directo con uno de los criminales más preponderantes de la historia reciente capitalina, Edith no está involucrada en ninguna carpeta de investigación, denuncia o mandamiento judicial, confirmaron en el Gobierno local.

Se sabe también, según lo que ella misma publicó en sus redes, participó como voluntaria en la campaña de Miguel Ángel Mancera para alcanzar la Jefatura de Gobierno en 2012, de ahí que se tomara algunas fotografías con el ahora Senador y otras con parte de su equipo de campaña.

La Marina estaba al tanto de esta información, pero se ignora si la compartió con el propio Mancera o si fue relevante en el seguimiento y pesquisas que hicieron previo al operativo que terminó con la vida de “El Ojos” y otros de sus colaboradores.

Los dos hijos del extinto capo, Felipe “El Felipillo” y Miguel Ángel “El Micky” están recluidos y bajo proceso penal, el primero por delitos contra la salud y el segundo por el homicidio del ex policía mexiquense Felipe Carmona Dávila.

Familiares cercanos a “El Ojos”, como Carlos Alejandro Mendoza Sandoval “El Cindy”, esposo de su hija Diana Karen, así como su sobrino, Ricardo Ferro Pérez “El Richi” o “El Peque”, eran parte activa y fundamental del grupo criminal; mientras el primero fue detenido el 29 de agosto pasado y posteriormente liberado, el último fue abatido también por La Marina, el 27 de enero de 2018.

La propia Diana Karen y su hermana Liliana, hijas de “El Ojos”, también han sido arrestadas en diferentes ocasiones por posesión de estupefacientes y armas de fuego.

El autodenominado cártel de Tláhuac, según los informes de la Procuraduría y la Policía capitalina, es considerada una empresa criminal familiar.

DERECHO DE RÉPLICA

Por este medio hago las siguientes puntualizaciones y desmentidos:

EDITH PEREZ GUADARRAMA, en ejercicio de mi propio derecho y de réplica, así como la Ley de Prensa vigente y acorde a la determinación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ante la “FALSA NOTICIA” publicada por ese medio, que causa agravios a mi persona, con fecha 29 de noviembre de 2019 y firmada por el reportero Antonio Nieto, exijo no solo a la publicación de mi versión de los hechos, en ese medio periodístico así como una pública aclaración por la difusión de hechos falsos vienen ocasionan violación a mis derechos que tengo vinculados al honor y buena fama de mi persona y mi familia que también se ve perjudicada con la noticia salida irresponsablemente de su redacción.

La nota periodística a que hago referencia, aparece con el encabezado: “La sobrina de “el ojos” que trabaja en la procuraduría capitalina”, la nota en sí sola jamás hubiera captado mi atención, hasta que compañeros de mi centro de trabajo así como cercanas a mi domicilio que habito con mi familia, comenzaron a interceptarnos a fin de corroborar que trabajo en la Procuraduría Capitalina y si soy sobrina de la persona a que se refiere la nota, misma situación que ha afectado a mi hijo por señalamientos de sus compañeros de escuela, madres y maestros, a pesar de que se me conoce como una mujer educada, instruida, trabajadora y comprometida con la sociedad, comportamiento público del que puedo hacerme plenamente responsable.

Desmiento categóricamente la falaz aseveración de tener lazos familiares con la persona que se me pretende vincular, ignoro del porqué de ese señalamiento, por lo que exijo que se informe en que se basó el “reportero”, medio o documentación con la que se fundamentó su DOLOSA y amarillista información que como señaló VIENE CAUSANDO UN IMPACTO NEGATIVO EN MI NUCLEO PERSONAL Y FAMILIAR QUE NOS HA OCASIONADO YA DAÑOS MORALES más aun cuando esta afirmación, sustenta el hecho de divulgar mis datos personales tales como antigüedad en la Procuraduría, áreas en la que he laborado, antigüedad, los que no son de dominio público y fueron cerradas mis redes sociales, por motivos de seguridad.

Causa extrañeza a la suscrita además de lo señalado el hecho de mencionar en dicho artículo de manera textual público; confirma la Procuraduría Capitalina, que labora como… por lo que me reservo expresamente mi derecho a recurrir a la Fiscal General de la Ciudad de México Lic. Ernestina Godoy Ramos a efecto de que señale si dicha información personal fue proporcionada por la dependencia a su cargo, con el objeto de divulgación y en caso contrario solicitar su apoyo por una nueva falsedad que atenta en contra de mis derechos, me vulnera y violenta mis derechos a la seguridad de datos, sin causa o justificación alguna, derecho vinculado como lo he señalado, A LA PERSONALIDAD HONOR Y BUENA FAMA DE MI PERSONA Y DE MI FAMILIA, que también se ve perjudicada con la falas noticia salida de su redacción. 

ATENTAMENTE

C. EDITH PEREZ GUADARRAMA