METRÓPOLI

La red de tortura y extorsión de "El Tatos" en los penales del Edomex

Luego de que difundieran videos de la banda delictiva en el penal de Neza Bordo, nueva información señala que su red criminal llega a otras cárceles

  • REDACCIÓN
  • 27/10/2017
  • 00:00 hrs
  • Escuchar
La red de tortura y extorsión de El Tatos en los penales del Edomex
La red de tortura y extorsión de “El Tatos” en los penales del Edomex

Toques eléctricos, palazos y quemaduras, son algunas de las prácticas de tortura captadas en video que una banda delictiva liderada por un preso identificado como “El Tatos”, realiza en el penal de Neza Bordo en el Estado de México, con el fin de extorsionar a los familiares de los reos y recibir fuertes cantidades de dinero y bienes.

Sin embargo, nueva información arroja que la red de tortura y extorsión llega hasta otros penales en territorio mexiquense.

De acuerdo con Agencia MVT, medio que dio a conocer los videos del penal, la organización criminal de González Nieto se extiende a las cárceles de Chiconautla, Otumba y Almoloya de Juárez.

En dichos penales, otros presos, a los que “El Tatos” llama sus “ejecutores” somete, tortura y despoja de dinero, vehículos, casas, terrenos, pero también joyas, drogas que hace comprar e introducir a los penales, y obliga a las mujeres familiares de sus víctimas a prostituirse al interior y exterior de las cárceles, siempre en su beneficio.

 

“’El Tatos’ llegó el 20 de septiembre de este año a la cárcel de Chiconautla, en Ecatepec, supuestamente lo trasladaron por matar a un preso en Neza. Al día siguiente ya tenía armada su banda, hay quien dice que siempre los tuvo, que los manejaba desde Neza, pero cuando él llegó las cosas se pusieron muy mal”, relató “Libertad” a Agencia MVT un familia de una de las víctimas.

Al esposo de Libertad lo visitaron en la madrugada, era “El Tatos” y su gente, pese a que su celda estaba cerrada, el grupo delictivo tenía las llaves para abrirla. Ahí, los sujetos golpearon brutalmente al reo.

Para los familiares de las víctimas, las autoridades penitenciarias están estrechamente vinculadas con el grupo criminal de “El Tatos”.

“Libertad” asegura que “El Tatos” tiene también una red de prostitución de mujeres con la que compra a los celadores del penal.

A partir de ese momento, el esposo de “Libertad” no dejo de ser asediado, incluso ella levantó una denuncia al respecto, nada cambió.

Un familiar más de otra de las víctimas denunció los hechos, incluso elementos de la penitenciaria le pidieron información para la investigación, a lo que entregó los videos que me habían enviado para presionar que les depositara 200 mil pesos, al día siguiente mataron a su familiar en la celda.

El Tatos” no tiene piedad ni  con los cómplices con quienes delinque, tal es el caso de Javier Calderón, el sujeto fue convencido para ser parte de la red de tortura y extorsión. Él aceptó y fue participe de varios crímenes dentro del penal.

Sin embargo, se quiso alejar del grupo, logro que lo sacaran del área de máxima seguridad. Ya en población otros cómplices de “El Tatos” lo visitaron en su nueva celda. Le desfiguraron la cabeza a golpes, lo dejaron dañado del cerebro, días después lo apuñalaron cerca del corazón y se sobrevivió de milagro, luego de eso lo trasladaron al penal de Chalco donde convalece, según cuenta un familiar a Agencia MVT.

Más videos del clan de “El Tatos

Otro video difundido por Agencia MVT, muestra 10 minutos de tortura incesante contra un reo en el penal de Neza Bordo.

En la grabación la víctima ya aparece golpeado y bañado de sangre. Lo torturan, patean, le dan puñetazos, golpes en la cabeza con la palma de la mano, en las costillas, en la espalda.

Luego lo sientan, le ponen un cinturón al cuello y lo ahorcan. Suben el volumen a un reproductor de música, a su vez que acercan un aparato con un cable blanco, pelado de las puntas, con el que le dan toques.

La música alta es para que no se escuchen los gritos del reo sometido.

¿La razones?, los mismos victimarios lo precisan: no ha pagado las extorsiones.

Finalmente, le colocan a fuerza un pasamontañas en la cabeza, lo voltean y le comienzan a arrojar líquido encima.

Este líquido que lo ponen a hervir previamente, es agua con azúcar. El líquido no sólo quema, sino que el azúcar caliente se mete por los poros al quemar la piel y provoca un dolor insoportable.

No bastándoles con el líquido, lo siguen golpeando y dándole choques eléctricos.

El Tatos” cierra la tortura: con un aerosol y encendedor le quema la cara, el pecho, la cabeza.