METRÓPOLI

''La Lupe'', comerciante ligada a La Unión que pidió la cabeza de Raymundo

La Lupe, presa por el homicidio de Raymundo Pérez, el líder de comerciantes, presumía vínculos con Bryan ''El Pozoles'' y el primo de ''El Betito''

  • ANTONIO NIETO
  • 23/05/2019
  • 20:10 hrs
  • Escuchar
La Lupe, comerciante ligada a La Unión que pidió la cabeza de Raymundo
Guadalupe (Especial)

A sus 64 años de edad, Guadalupe “La Lupe” es una figura sombría, ligada al grupo delictivo "La Unión", que a toda costa buscó apropiarse del Centro Histórico capitalino, de sus comercios informales y del cobro de cuotas.

Hoy, está presa por el homicidio de Raymundo Pérez,  el líder de comerciantes que la denunció a ella;  a Jorge Martínez, coordinador general de Reordenamiento de la Vía Pública; y al grupo criminal La Unión por extorsionar a los negocios del Centro Histórico. Pidió protección del gobierno de la ciudad pero no se lo dieron, y fue asesinado afuera de su casa en la Gustavo A. Madero el pasado 5 de mayo.

De baja estatura y antecedentes por hostigamiento, “La Lupe”, según informes de Inteligencia de la Procuraduría capitalina, presumía vínculos con BryanEl Pozoles”, miembro de La Unión de la B y primo de José Alberto Maldonado López “El Betito”, líder de la organización delictiva. En la orden de aprehensión en su contra se explica que ella dio el domicilio de Raymundo Pérez a los sicarios que lo mataron.

En noviembre de 2018 se habría "apropiado"    de la asociación  Vendedores Asociados del Carmen y Colombia a cambio de 275 mil pesos, como el propio Raymundo dio a conocer. El comerciante también señaló que a los comerciantes se les cobraba por partida doble: 6 mil pesos por metro a autoridades delegaciones y hasta 5 mil pesos mensuales a La Unión.

La Silla Rota obtuvo el registro de “La Lupe” ante la asociación de comerciantes, donde dejó un domicilio en la alcaldía de Iztacalco y un número telefónico falso.

El caso no solo dejó al descubierto las extorsiones en el Centro, sino la lentitud de la PGJ para atender las denuncias y amenazas contra Raymundo Pérez.

Días antes de su asesinato, acorde con la carpeta de investigación, pidió protección a la Fuerza Antisecuestros (FAS), pero el agente que lo cuidaba y que también fue ultimado, recibía un pago externo.

Los pistoleros escaparon en motocicleta y aunque el C4 los captó, hasta ahora no han sido detenidos.

Carece PGJ de denuncias

La Procuraduría local no tiene con que armar un caso contra los extorsionadores que azotan al comercio en el Centro y Tepito.

Su titular, Ernestina Godoy, externó tras la reunión de Gabinete que trabajarían con los indicios que tenían, pero invitó a las víctimas a denunciar.

Esto luego de que 9 presuntos extorsionadores de La Unión fueran arrestados en un mega operativo.

Todos fueron procesados ya por delitos contra la salud, pero no por extorsión, confirmaron en la PGJ.

Esto debido a que los comerciantes que fueron contactados por las autoridades alegaron tener miedo de señalarlos ante el Ministerio Público.

Hemos insistido muchos con las víctimas, hay confianza de su parte ante la institución pero también tienen miedo”, admitió un agente del MP de la Fuerza Antisecuestros (FAS) consultado y cuyo nombre se omite.

Cifras del Gobierno capitalino indican que hay aproximadamente 3 mil vendedores informales en el Centro y sus alrededores. Raymundo Pérez, quien fue su representante y denunció los cobros de cuotas, estimó que un 70 por ciento de ellos tenían que pagarlas.

Desde 2014, 7 comerciantes han sido asesinados; 3 de ellos eran de Plaza Santo Domingo, donde un centro de operaciones de La Unión fue desmantelado hace dos semanas.

fmma