METRÓPOLI

La justicia que se pausó para las mujeres asesinadas en Edomex

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en Edomex se cometieron 132 feminicidios de enero a noviembre

  • ISAAC RAMÍREZ
  • 22/12/2020
  • 19:04 hrs
  • Escuchar
La justicia que se pausó para las mujeres asesinadas en Edomex
(Cuartoscuro / Archivo)

NAUCALPAN.- A casi cuatro meses del asesinato de Beatríz García, afuera del comercio de su familia y a tan solo unos pasos de su hogar de la colonia La Mancha I, en Naucalpan, su familia continúa exigiendo que pague el responsable, pues la lenta procuración de justicia, la cual se ha visto aún más afectada por la pandemia de la covid-19, ha propiciado que sigan libres, a pesar de que aseguran que han aportado varias pruebas para que se detenga al responsable del crimen.

De acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en el Estado de México se cometieron 132 feminicidios de enero a noviembre, lo que significa un aumento de 18 por ciento, en comparación con el mismo periodo de 2019.

Sin embargo, el caso de Beatriz forma parte de una estadística de impunidad, puesto que entre enero y octubre, solo se lograron 46 sentencias por el delito de feminicidio; es decir, que solo uno de cada tres asesinatos de mujeres por el simple hecho de serlo que han ocurrido en esta entidad han sido consignados y el responsable cuenta con una condena, de acuerdo con datos del Poder Judicial del Estado de México.

Su hermano, Edgar Aguirre, aseveró que, desde el pasado 28 de agosto, cuando fue asesinada Beatríz de un disparo de arma de fuego, cuando bajaba la cortina de la tienda de abarrotes familiar de la que se encargaba todas las tardes para pagar sus estudios en Criminalística, no han prosperado las indagatorias.

Aseveró que, a pesar de que el asesinato de su hermana se inició como feminicidio, las autoridades solo les han dado largas en el proceso judicial, pues el ministerio público que lleva el caso, se ha negado a recibirlos en varias ocasiones, bajo el argumento de que se encuentran saturados por la baja de personal que ha implicado la emergencia sanitaria.

REALIZAN SUS PROPIAS INVESTIGACIONES

Cuando se le pregunta a Edgar, como recuerda a su hermana, asegura que ésta dejó un gran vacío en la familia, pues Beatríz era la mayor de los hijos, lo que mantiene sumergidos a sus padres en una depresión y por la cual han tenido que recibir atención especializada.

"Ha sido un duelo muy grande, que nos ha llevado a la depresión. A mí mamá la tengo que llevar con el psiquiatra y mi papá está enfermo. Están enfrentando un duelo porque no podemos aceptar que mi hermana ya no esté aquí, pues nos ha afectado mucho emocionalmente y es un sentimiento de impotencia que no se puede explicar", asevera.

Y es que Beatríz, una joven estudiante y trabajadora, apenas tenía 31 años cuando fue asesinada, lo que se llevó el sueño de su familia de verla graduarse; evento que sucedería solo tres semanas después de que le quitaran la vida.

Para Edgar, la tristeza y la impotencia que siente la familia de la joven solo podría sanar, cuando el o los responsables estén en la cárcel y paguen por el feminicidio de su hermana, aunque aún ven lejos la justicia, lo que los llevó como familia a llevar a cabo sus propias indagatorias y dar con el presunto culpable.

"Nosotros hemos hecho nuestras propias investigaciones, logramos dar con el responsable, quien vive cerca de aquí; hemos aportado pruebas suficientes, e incluso, presentamos a una persona que, con su testimonio, narró que vio a ese sujeto atacar a mi hermana; sin embargo, el ministerio público nos dice que esas pruebas no son válidas porque las encontramos nosotros. Que digan que no somos de los que se hacen justicia por propia mano, porque no queremos más problemas y confiamos en que algún día le caerá todo el peso de la ley", sentenció.

A pesar de ello, Edgar y su familia confían en que pronto la Fiscalía General de Justicia podrá retomar el caso, que prácticamente presenta avances insignificantes, presuntamente por la pandemia de la covid-19, pero con el deseo de tener una mayor tranquilidad de que el presunto asesino está detenido y no le podrá hacer daño a ninguna joven más.

QUÉ DICEN LAS AUTORIDADES 

Por su parte, la FGJEM señaló que, a pesar de que incrementó el número de feminicidios, los homicidios dolosos de mujer disminuyeron poco más de un 22 por ciento.

"Nuestro personal especializado en temas de género, cada vez más intenta judicializar carpetas de investigación iniciadas por la muerte violenta de una mujer por feminicidio, sin menoscabo de que en el avance del proceso, la autoridad judicial pueda reclasificar el delito a homicidio doloso. Todos y cada uno de los feminicidios registrados en nuestra entidad están siendo investigados, todos con perspectiva de género, no vamos a dejar de investigar uno solo de estos crímenes que laceran a nuestra sociedad", aseveró.

La Fiscalía mexiquense destacó que, durante este año, también se han conseguido vinculaciones a proceso en contra de 77 feminicidas y de las sentencias condenatorias que se han logrado 40 son de alta penalidad contra los responsables.

"Esta Fiscalía General no evade la obligación y responsabilidad que tiene con los delitos de género, en particular con el feminicidio, misma que es la de investigar y perseguir a los culpables; sin embargo, la mejor defensa es evitar que estos crímenes sucedan, la mejor defensa es la prevención, y en este aspecto es que deben participar diversas instituciones y dependencias de los tres órdenes de gobierno, municipal, estatal y federal", sentenció.

fmma