METRÓPOLI

La doble vida de un policía: de día era escolta, de noche secuestraba

La Fiscalía General de Justicia lo vinculó a proceso por el asesinato de un ciudadano español en la alcaldía Tláhuac

  • IVÁN MEJÍA
  • 15/03/2021
  • 19:00 hrs
  • Escuchar
La doble vida de un policía: de día era escolta, de noche secuestraba
Policía detenido (Foto: Especial)

Con tan solo 19 años Mauricio se unió a las filas de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la Ciudad de México en 2015, donde juró "salvaguardar y proteger a la ciudadanía". Al poco tiempo fue asignado como parte del equipo de escoltas del jefe "Urano", quien entonces era director general en Benito Juárez y actualmente coordinador de la zona sur de la Policía capitalina.

A pesar de que su labor era resguardar a su mando, el efectivo comenzó a ser relacionado con robos y extorsiones que se cometían en el territorio juarense.

El 8 de febrero de 2018, cámaras de seguridad privada captaron al motopatrullero marcándole el alto a un automovilista de origen español, quien horas más tarde fue localizado sin vida en un lote baldío que está en la zona sur de la capital.

El agente fue la última persona con la que había tenido contacto la víctima y las inconsistencias en su declaración lo llevaron a ser el principal sospechoso en la muerte de Mariano "N".

Sin embargo, en aquel entonces no hubo ningún cargo en su contra, de hecho en la carpeta de investigación CI-FTH/TLH-2/UI-3 S/D/0191/02-2018 que se inició por este caso, hubo distintos obstáculos que impidieron que se registraron avances en las pesquisas, esto debido a las influencias que tenía el uniformado.

Por ello, Mauricio continuó ejerciendo su labor, pero poco le duró el gusto, pues dos meses después su gozo por quebrantar la ley lo llevó a tener un accidente en su motocicleta, pues conducía a exceso de velocidad y sin casco. La caída casi le costó la vida, pero se recuperó y regresó a sus funciones un año más tarde.

A mediados de 2020 el oficial logró su incapacidad por accidente laboral y se retiró de la ahora Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), con ello la indagatoria que pesaba en su contra se reactivó y se logró asentar que él fue el autor intelectual y su participación en la privación de la libertad y homicidio de Mariano "N".

Las pesquisas revelaron que el día de los hechos la víctima circulaba por avenida Río Churubusco casi esquina con calzada de Tlalpan en la colonia Portales, cuando fue interceptado por el exelemento de la entonces SSP, quien conducía una moto patrulla.

Cámaras de seguridad captaron que el entonces escolta dirigió al automovilista a la Colonia San Francisco Tlaltenco, Tláhuac, en donde fue hallado el cadáver con lesiones de arma de fuego, sin su vehículo.

Las mismas grabaciones asentaron que el motopatrullero actuó en complicidad con otro par de sujetos que también viajaban a bordo de una motocicleta, quienes fueron captados a unos metros en el momento en que el uniformado le marcó el alto al automovilista.

Otro indicio en contra del exagente fue el peritaje balístico que se le realizó al cuerpo de Mariano "N", al cual al extraerle la bala los peritos constataron que el cañón correspondía al mismo calibre asignado para el elemento de la SSP.

Bajo estos argumentos la Fiscalía General de Justicia (FGJ) solicitó una orden de aprehensión en contra del ex policía, misma que fue cumplimentada el viernes pasado en Tláhuac, a tres años de que cometiera el crimen.

Ahora, el ex oficial espera a que un Juez de Control defina su situación jurídica por el delito de homicidio por arma de fuego, delito por el que podría pasar hasta 60 años de cárcel.



(Sharira Abundez)