METRÓPOLI

¿Jefe Radar? Esto es lo que sabemos de la nueva figura de la Semovi

¿Cuáles son sus funciones? ¿Pueden infraccionar? Esto es lo que tienes que saber

  • REDACCIÓN
  • 06/11/2019
  • 13:34 hrs
  • Escuchar
¿Jefe Radar? Esto es lo que sabemos de la nueva figura de la Semovi
Entre sus labores también se encuentra apoyar en cruceros y liberar ciclovías (Foto: Especial)

La Secretaría de Movilidad (Semovi) implementa el programa Apoyo Vial Radar en las calles de la Ciudad de México, para retirar todo lo que obstruya las ciclovías, como vehículos y publicidad.

Además, los elementos de este programa realizan labores para que los transeúntes crucen de forma segura las principales vialidades de la ciudad, dijo Natalia Rivera Hoyos, directora de Seguridad Vial y Seguimiento de la Información de la Semovi, en entrevista con Chilango.

De los 80 elementos que compone la brigada del Operativo Vial Radar o de Radares, la mitad labora a bordo de vehículos motorizados con los que recorre la ciudad, mientras que el resto se ubica en cruceros conflictivos para poner orden en las vialidades.

Si bien esta brigada se fundó desde 1996, Rivera Hoyos aseguró que ahora se busca regresarle el "espíritu de trabajo" y apoyar a los usuarios más vulnerables.

De acuerdo con datos del Inegi en 2017, en la Ciudad de México el 65.9% de las personas caminan en alguno de sus traslados diarios; el 2.2% utiliza la bicicleta. Además, se calcula que diariamente tres personas son atropelladas, por lo que los usuarios más vulnerables son los que se trasladan a pie o utilizan vehículos no motorizados.

Entre sus labores también se encuentra apoyar en cruceros, liberar ciclovías, acompañar a la Subsecretaría de Transporte y al INVEA en operativos de seguridad en transporte público concesionado y asesorar a usuarios en las "estaciones piloto" del Metrobús.

Asimismo, participan en los paseos dominicales, en el Muévete en Bici y prestarán apoyo en caso de que algún ciudadano tenga un percance vial o requiera auxilio en tareas mecánicas básicas.

Según el Índice de Seguridad de Cruces Peatonales (ISCP), elaborado por investigadores de la UNAM y el Centro Geo, 90% de los cruceros en avenidas primarias de la CDMX tienen algún nivel de riesgo.

En cuanto a los operativos a transporte público, los "radares" tienen el objetivo de supervisar que las unidades de transporte tengan llantas en buen estado, que funcionen las luces internas y externas; revisan puertas, asientos, que los vidrios no estén polarizados y que operadores cumplan con licencia y tarjeta de circulación vigente.

Los integrantes de Apoyo Vial Radar no tienen facultades para infraccionar. Sin embargo, pueden ir en compañía de elementos de la Secretaría y de verificadores del INVEA, quienes sí pueden multar a vehículos, negocios y transporte público.

Los "radares", entonces, sólo llaman la atención de quienes invaden áreas prohibidas.

El Reglamento de Tránsito estipula sanciones para quienes tienen estas conductas:

-        Por invadir el área de espera para ciclistas y motociclistas la multa es entre $1,689.80 y $2,534.70

-        Meter el vehículo a carriles confinados y ciclovías puede costar entre $3,379.60 y $5,069.4; más la remisión del vehículo al corralón

-        Invadir la cebra peatonal cuesta entre $1,689.80 y $2,534.70.

En redes sociales, la bridada de Apoyo Vial Radar difunde las zonas donde realiza sus recorridos. Su cuenta oficial de Twitter es @jeferadar y promueve los hashtags #MovilidadCDMX, #ApoyoVialRadar y #JefeRadarALaOrden.

cmo