METRÓPOLI

Investigan causa de muerte de Maricela, menor de origen otomí desaparecida en CDMX

El cuerpo de Maricela fue hallado el 21 de marzo pasado, pero tardó ocho días en identificarla; sus familiares creían que seguía desaparecida

  • IVAN MEJÍA
  • 29/03/2021
  • 22:11 hrs
  • Escuchar
Investigan causa de muerte de Maricela, menor de origen otomí desaparecida en CDMX

Al menos dos líneas de investigación persigue la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México en la muerte de Maricela "N" de 16 años, quien es de origen Otomí. El principal móvil hasta ahora es que la joven fue atropellada y el responsable huyó abandonado el vehículo en la escena del crimen.

Constan en la carpeta de investigación CI-FICUH/CUH-6/UI-1S/D/294/03-2021 que alrededor de las 2:30 horas del lunes pasado una joven que presentaba múltiples lesiones en el cuerpo y aparentemente con traumatismo craneoencefálico se encontraba en el cruce de Bucareli y Paseo de la Reforma.

Una ambulancia de la Cruz Roja con matrícula DF-043 acudió al lugar y traslado a la víctima al Hospital General de Iztapalapa, donde determinaron que la joven ya no presentaba signos vitales. Debido a que la víctima estaba en calidad de desconocida el cuerpo fue trasladado al Instituto de Ciencias Forenses (Incifo).

Con base a las diligencias realizadas por peritos y por el Ministerio Público se logró asentar que la víctima tenía características similares a una menor de edad que fue reportada como desaparecida tres días más tarde, es decir el 25 de marzo pasado.

Se trataba de Maricela "N" de 16 años, quien fue vista por última vez  el 21 de marzo pasado en la calle Roma, colonia Juárez, alcaldía Cuauhtémoc, según la alerta Amber que difundió la FGJ.

De acuerdo con fuentes de la institución, la ausencia de la joven fue reportada ante las autoridades por su familiares cuatro días más tarde, debido a que la adolescente se dedicaba a la venta de dulces en la calle y a veces no regresaba al predio en el que habita con su comunidad indígena que está en el número 18 de la calle Roma, colonia Juárez.

Familiares de la menor acudieron al Incifo a certificar si el cadáver que había sido ingresado desde el 22 de marzo pertenecía a Maricela "N", lo que certificaron al tenerlo a la vista; también reconocieron la ropa que traía la víctima como la que usaban la adolescente el día en que desapareció.

Sin embargo, las autoridades aún esperan la prueba de ADN para cerciorarse plenamente de que se trata de la menor.

En torno a las pesquisas, también se busca asentar si la joven murió al ser atropellada o si se encontraba mal herida sobre la avenida y después fue arrollada, lo que se determinará a través de los vídeos y entrevistas que fueron recabados en la zona del crimen por elementos de la Policía de Investigación (PDI).

En la escena del crimen elementos de la Fiscalía localizaron un vehículo  Chevrolet  tipo Aveo color blanco con placas  P71BEP, que había sido abandonado; las autoridades ya buscan al dueño del automóvil, quien podría ser el homicida o el que aporte datos sobre quién conducía el carro aquel día. 

INVESTIGACIÓN DE LA FISCALÍA

La Fiscalía de General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) informó que, los familiares de Maricela "N" acudieron a reconocer el cuerpo de una mujer que murió a consecuencia por un accidente de tránsito que estaba en calidad de desconocida.

Para agotar todas las posibilidades, se le notificó a la mamá de la menor para que, con oficios elaborados por la FGJCDMX, acudiera a las instalaciones del Instituto de Ciencias Forenses (INCIFO) a identificar el cuerpo, el cual, por su estado físico, no fue posible reconocer.

"Por esa razón, se solicitó a personal de la Coordinación General de Investigación Forense y Servicios Periciales, la elaboración de una confronta del perfil genético para determinar si existe un vínculo de parentesco entre la denunciante y la persona fallecida", detalló la FGJ en un comunicado.

DESAPARICIÓN DE MARICELA 

Fuentes de la institución refirieron a La Silla Rota que fue desde el jueves pasado que las autoridades capitalinas localizaron los restos humanos de la víctima y desde entonces permanecen en el Instituto de Ciencias Forenses (Incifo).

No obstante, fue apenas hasta ayer por la noche que lograron identificar a la adolescente. Los restos de Maricela "N" serán entregados en las próximas horas a sus familiares, quienes ya reconocieron que los restos pertenecen a la menor quien es de origen Otomí.

Hasta el momento se desconoce el motivo de su muerte, pero por la forma en que fueron localizados sus restos se presume que su muerte fue un acto con violencia.

Esta sería la tercera muerte que se registra en los últimos meses que afecta a las comunidades indígenas que habitan en la Ciudad de México, pues en noviembre pasado fueron localizados sin vida y destazados los menores de origen mazahua Alan Yair (12) y Héctor Efraín (14), en calles del Centro Histórico.


(Luis Ramos)