METRÓPOLI

Incremento desproporcionado al salario en 2022 podría llevar al quiebre de empresas

Empresarios mexiquenses pidieron considerar las condiciones idóneas para que se pueda solventar un incremento salarial de entre el 7 u 8 por ciento

  • CARLOS MEDELLÍN
  • 24/11/2021
  • 21:15 hrs
  • Escuchar
Incremento desproporcionado al salario en 2022 podría llevar al quiebre de empresas
(Cuartoscuro/Archivo)

TLALNEPANTLA.- Tras pedir mesura en el aumento a los salarios mínimos, empresarios del Estado de México se pronunciaron porque primero se considere el impacto económico que pudieran tener las empresas para poder solventar un incremento salarial, cuando aún no se recuperan por la crisis generada tras la pandemia. 

Raúl Chaparro, dirigente de la Asociación de Comerciantes y Empresarios del Estado de México (ACESEM), en reunión con medios de comunicación dijo que son las empresas las que generan la riqueza nacional, "son las que generan los empleos, pero también son las que siempre tienen que pagar más impuestos, las que siempre son las más dañadas en su economía con tantos trámites para la apertura y para su permanencia, las que siempre reciben visitas de supervisión, y las que siempre tienen que estar pagando para todo", aseveró.

Acompañado por un grupo de empresarios, el dirigente Raúl Chaparro, destacó que antes de aumentar hasta un 7 u 8 por ciento el salario, el Gobierno de México primero debe considerar las condiciones idóneas para que los empresarios puedan solventar un incremento de esa naturaleza. 

Raúl Chaparro, dirigente de asociación empresarial

Explicó que lo que los empresarios requieren son facilidades para que los trámites de apertura de empresas, no sean tan caros, complicados y engorrosos, también necesitan que el gobierno sea su aliado para trabajar en conjunto por la preservación de las fuentes de empleo. 

Pidió a los próximos gobiernos municipales del Estado de México, que inician actividades a partir del primero de enero de 2022, que sean benevolentes con los empresarios y con las empresas, para que trabajen en común acuerdo en la reactivación económica, tras la parálisis parcial de la actividad productiva a consecuencia de la pandemia.  

Finalmente consideró Chaparro que, si se incrementan lo salarios entre 7 u 8 por ciento, si se incrementan los impuestos como el ISR, las licencias anuales y demás contribuciones locales, cientos de empresas del Valle de México podrían cerrar definitivamente, con la consecuente pérdida de los empleos.


(SAB)