METRÓPOLI

"¿Hasta cuándo harán algo, hasta que me mate?", caso Lord Golpeador

La Silla Rota ha dado seguimiento al caso de Irene, quien ha sido agredida y amenazada en distintas ocasiones por su vecino apodado "Lord Golpeador"

  • FRIDA MENDOZA
  • 31/07/2020
  • 15:56 hrs
  • Escuchar
¿Hasta cuándo harán algo, hasta que me mate?, caso Lord Golpeador
Jorge "N" conocido como "Lord Golpeador" (Especial)

Pese a tener medidas cautelares, cuatro denuncias y una vinculación a proceso, Jorge "N" mejor conocido como "Lord Golpeador" no ha detenido el acoso ni parado las amenazas en contra de Irene, quien lleva dos años en una batalla legal en búsqueda de justicia.

La Silla Rota publicó en febrero que Jorge "N" intentó bloquear la vinculación a proceso que le fue interpuesta en septiembre de 2019 por una de las tres denuncias que Irene levantó, sin embargo el recurso interpuesto fue denegado por las autoridades.

Cinco meses después, Irene comenta con La Silla Rota que debido a la pandemia de covid-19 el proceso ha quedado en pausa y esto ha dado pie para que su agresor reanudara la intimidación en su contra.

"Nos cancelaron las audiencias y todo quedó en pausa y es cuando este tipo reanuda el acoso. En abril, una noche llegamos al mismo tiempo a la entrada del edificio en el que vivimos, yo esperé a que el entrara pero no lo hizo, se quedó bloqueando más de una hora la entrada que es bastante estrecha. Yo tuve que quedarme a una distancia razonable para evitar una confrontación pero a fin de cuentas no podía entrar a mi domicilio", cuenta.

Después de dichos sucesos, Irene cuenta que dejó de quedarse en su departamento por la contingencia y por diversos motivos. Sin embargo, ahora que poco a poco se está "regresando a la normalidad", la joven regresó a su departamento a vivir y en el transcurso de estos días fue notificada de la reanudación de las audiencias.

"Fue en estos días que una noche, él (Jorge) llega con unas personas probablemente embriagados en la noche, cerré mi puerta con candados extra y fui a dormir. Pero en la mañana que despierto me doy cuenta que no tengo luz ni internet, bajé acompañada con una amiga a ver el cubo de los medidores y me di cuenta que el switch de mi departamento era el único que estaba abajo, le pregunto al portero quién entró a ese espacio -pues sólo el portero deja entrar al espacio de los medidores- y me explica que fue Jorge quien entró", explica.

Irene comenta que además de la molestia de que la dejaran sin luz, le preocupó que sus cámaras de seguridad estuvieran apagadas.

"Al menos no pasó a mayores pero él sabe que hay medidas cautelares, la juez le dijo explicítamente que como me golpeó y somos vecinos, no puede acercarse a mí ni hacer nada en mi contra y no lo está respetando; no sé por qué lo hace o por qué se siente tan protegido".

Actualmente, Irene espera la nueva audiencia, al tiempo que interpuso una cuarta denuncia por los hechos recientes. 

La historia de Irene

El calvario comenzó cuando defendió de los gritos y violencia doméstica que Jorge Arturo ejercía contra una vecina, "recuerdo que en aquel momento me dijo ´te metes conmigo y yo si te rompo la madre´, cosa que después me cumplió".

Todas y cada una de las agresiones verbales y físicas fueron registradas por Irene en video y foto y en junio de 2018, Irene interpuso la primera denuncia por amenazas contra Jorge Arturo puesto que grabó al hombre agrediendo a una mujer y a punta de violencia comenzó a agredirla a ella también y la amenazó; en aquel momento pese a tener pruebas de las amenazas y que estas estuvieran públicas en redes sociales, las autoridades le dijeron que "no había elementos suficientes".

En mayo de 2019 hubo un nuevo altercado y la agresión verbal se convirtió en física, Irene fue golpeada a patadas por Jorge y otros dos sujetos que lo acompañaban; fue cuando la joven interpuso una segunda y tercera denuncia.

No fue hasta septiembre de 2019 cuando se llevó a cabo una audiencia por la denuncia de mayo cuando Irene fue golpeada a patadas por su agresor y los abogados de la víctima lograron que fuera vinculado a proceso sin que se le imputara prisión preventiva.

fmma