METRÓPOLI

Grisel, agente de la policía, es acosada por denunciar detención ilegal en Los Reyes

Los hermanos Medina Uribe fueron detenidos el 16 de febrero pasado en un taller mecánico en el municipio de Los Reyes, por el supuesto robo de un auto en CDMX

  • MANUEL LÓPEZ
  • 15/07/2021
  • 19:00 hrs
  • Escuchar
Grisel, agente de la policía, es acosada por denunciar detención ilegal en Los Reyes
Protesta por la detención de los hermanos Medina Uribe (Foto: Especial)

CHIMALHUACÁN.- El encontrar justicia para la familia Medina Gómez, residente del municipio de Chimalhuacán y que trata de demostrar la inocencia de dos de sus integrantes acusados de robar un vehículo, en las últimas semanas se ha complicado.

Se trata de los hermanos Armando Medina Uribe y Jesús Medina Uribe, detenidos el 16 de febrero pasado en un taller mecánico en el municipio de Los Reyes La Paz, por el supuesto robo de un auto cometido en la Ciudad de México.

Y es que Miriam Grisel Gómez, esposa de Armando y cuñada de Jesús, principal promotora para que ambos obtengan su libertad tras ser ingresados a un penal al sur de la capital del país, ha enfrentado obstáculos para lograrlo.

Esto luego de que la Secretaría de Seguridad del Estado de México, donde Grisel se desempaña como policía estatal, le ordenó un cambio de agrupamiento con sede en Toluca, a casi tres horas de su hogar.

De acuerdo con la elemento, la modificación en la zona de trabajo se originó luego de haber realizado manifestaciones donde señaló malos actos por parte de compañeros de trabajo que detuvieron a sus familiares.

"El cambiarme hasta Toluca es a consecuencia de alzar la voz porque por cambios de adscripción por tiempo no me tocaba. Hay compañeros que tienen hasta 17 años en este agrupamiento y yo apenas iba a cumplir 2 años", dijo.

"Lo que más coraje me da es que manifesté por los mismos elementos de la corporación, y de otras corporaciones, y resulta que a la afectada soy yo porque me cambian de zona a casi tres horas de mi casa", agregó.

 

COMPAÑEROS INVOLUCRADOS

Armando y Jesús están acusados de haber robado un automóvil en la Ciudad de México, sin embargo, desde el día de los hechos la familia ha presentado evidencias que ambos se encontraba en sitios diferentes al señalado en la carpeta de investigación.

"Mi cuñado estaba en la empresa donde trabajaba y mi esposo y yo estábamos en un terreno que tenemos arriba en el cerro de Los Reyes, no estaban donde dice la carpeta y aún así se los llevaron y están en proceso de investigación", contó Grisel.

Protestan por Armando Medina Uribe y Jesús Medina Uribe, detenidos el 16 de febrero pasado en un taller mecánico en el municipio de Los Reyes

Las investigaciones que ha realizado la familia indican que en la detención participaron elementos de la policía municipal, a bordo de la unidad 114 y de la Ciudad de México, en la unidad MX-015H1, así como oficiales estatales con la patrulla ME043A1, todos con un actuar aparentemente irregular.

Desde entonces la familia ha denunciado las irregularidades ante la Fiscalía General de Justicia tanto del Estado de México como de la Ciudad de México, sin obtener respuesta.

"Mi esposo y mi cuñado están en el proceso de investigación complementaría. Ya tenemos muchísimos datos de pruebas que nos van a ayudar en su liberación. Aquí la situación es que la Fiscalía sigue sin mover un dedo no hay castigo ni habilitación para los policías".

"Pusimos la denuncia desde febrero y ve cómo estamos y no han hecho absolutamente nada ya tenían que haber sancionado o mínimo inhabilitado en lo que están haciendo investigaciones pero no lo hacen", denunció.

Entre los agentes involucrados se encuentra el policía municipal Jesús Hernández Peñaran y el jefe de turno de la policía estatal identificado como "Tavera", principal promotor para el cambio de sede de la oficial Grisel.

POLICÍAS AMENAZAN A FAMILIA 

El pasado 28 de junio, la elemento junto a varios de sus familiares denunciaron las irregularidades de los oficiales involucrados y desde entonces han recibido amenazas para intentar callarlos.

"Incluso yo recibí amenazas por parte del compañero de la policía estatal por una tercera persona que me dijo que el pedo ya estaba hasta arriba, que sí yo la seguía haciendo de a pedo me va me iban a meter a la cárcel como cabeza de la banda", contó la elemento.

"También me dijeron que ya me había levantado un acta administrativa pero no sé porque me la van a meter, a la mejor por dejar mal a la corporación en las protestas porque lo que dije de la corporación estatal y la deje mal", agregó.

 

Orden de cambio de agrupamiento con sede en Toluca

Ahora Grisel y su familia piden a la dependencia estatal el apoyo para investigar el actuar de los elementos involucrados en la detención de sus familiares y el esclarecimiento de las amenazas que ha recibido por teléfono.

"Lejos de que me apoyen o que inhabilite a los compañeros que participaron en esta situación todavía que me amenazan, me ofrecen dinero, y como no se los acepte ahorita, ya me dicen ah pues no entiende pues mándala hasta Toluca"

"Lo que más me da coraje es que tengo una hija de 5 años y económicamente me dieron en toda la torre entonces los sábados vengo temprano dejo comida y hago lo que tengo que hacer y en la noche vuelvo a regresar a Toluca para entrar a trabajar".


(SAB)