METRÓPOLI

García Harfuch fue traicionado; atacantes conocían su ruta: expertos

Los atacantes del secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch sabían su hora de salida y la posible ruta que seguiría

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 26/06/2020
  • 20:51 hrs
  • Escuchar
García Harfuch fue traicionado; atacantes conocían su ruta: expertos
A las 06:38am de la mañana de este 26 de junio, el secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch sufrió un atentado en calles de la colonia Lomas de Chapultepec. (Cuartoscuro)

El atentado que el secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch sufrió este 26 de junio, contó con la participación de alguien de la propia dependencia, ya que los atacantes sabían su hora de salida y la posible ruta que seguiría, las cuales son modificadas diariamente, afirmaron especialistas a La Silla Rota.

“Forzosamente alguien de su grupo más cercano fue un traidor. Sabían la ruta por donde iba a ir el secretario y en los vídeos se ve que lo estaban esperando para hacerle el operativo. Pero él no es tonto, él sí es policía, sí estudió y en sus protocolos de seguridad es muy cuidadoso; si no hubiera sido por eso, sí lo matan”, dijo el consultor en seguridad, César Gutiérrez.

“¿A poco nadie se dio cuenta de que había tres grupos de sicarios en diferentes lugares y ningún policía se percató que desde las 4 de la mañana estaban ahí? Va salir el traidor que tuvo que ver con eso”, adelantó.

En un sentido similar se expresó el director del Observatorio Nacional Ciudadano de Seguridad, Justicia y Legalidad, Francisco Rivas.

“Lo que se señala es una fuga interna de información. Los atacantes saben que el paso número 1 del operativo de seguridad para trasladar a un funcionario del nivel de García Harfuch es que no todos los días hagan el mismo recorrido, y hoy sabían cuál era su recorrido”, destacó.

A las 06:38am de la mañana de este 26 de junio, el secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch sufrió un atentado en calles de la colonia Lomas de Chapultepec.

Según un tuit del propio funcionario antes de ser ingresado al quirófano, el responsable del ataque fue el Cártel Jalisco Nueva Generación. El saldo fueron dos policías y una civil muertos, tres policías y dos civiles heridos, así como 19 detenidos hasta el momento, incluidas dos mujeres que habrían rentado cuartos a los sospechosos.

EL SELLO DEL CJNG

Sobre la probable autoría del ataque, de la que el propio funcionario responsabilizó al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), ambos expertos coincidieron en que el atentado tiene el sello de dicha organización delictiva.

Gutiérrez consideró que los operativos “quirúrgicos” que la Secretaría ha hecho contra el Cartel de la Unión Tepito, que es aliado del CJNG, explicarían el atentado.

“El CJNG quiere replicar el modelo usado en Jalisco y Guanajuato, de ‘o plata o plomo, o colaboras o te demuestro mi armamento”, explicó.

Además, el fusil tipo Barret usado no es un arma común, ya que sólo se consigue en Estados Unidos y no cualquiera la compra.

Veo la capacidad de fuego del cártel. La huida no la planearon muy bien, no se imaginaron que iba a fallar el operativo y estaban seguros que lo conseguirían porque tienen información de adentro

Para Rivas, por la ostentación de armas, equipo y personas desplegadas en el operativo que intentó segar la vida del secretario, detrás del atentado sólo puede haber una organización grande como es el CJNG.

El que operen de esta manera quiere decir que van a asumir el riesgo de hacerlo. Es un grupo delictivo que sabe que tiene un poder para enfrentar la respuesta del Estado. En cambio, un grupo que sabe que no tiene suficiente capacidad, armamento y personas no se atreve a hacer un operativo de este nivel. Eso quiere decir que las armas, las personas y dinero que tienen en la capital es mucho

HA HECHO SU TRABAJO

El ataque a García Harfuch se trató de algo inédito en la Ciudad de México, donde antes no se había atacado a un secretario de Seguridad, aunque sí se atentó contra otros servidores públicos responsables de combatir a la delincuencia, como el subprocurador de Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), Santiago Vasconcelos en 2008.

En el atentado de hoy cuatro células de 7 personas cada una, lo esperaban en tres puntos de la ciudad, con sicarios provenientes de la ciudad de México, Jalisco, Nayarit, Guerrero, Michoacán, Chihuahua y hasta un colombiano.

Sin embargo, en otros estados sí se han registrado ataques contra secretarios de Seguridad, como fue en Baja California, donde el 25 de abril de 2006 fue atacado Manuel Díaz Lerma, recordó Rivas.

De acuerdo con García Harfuch la columna de Raúl Rodríguez Cortés publicada el 17 de abril, ya había indicios de que el servidor público estaba en la mira del CJNG.

El periodista explicó que luego del asesinato del juez penal federal, Uriel Villegas Ortiz, ocurrido el 16 de junio, presuntamente a manos de sicarios del Cártel, integrantes del gabinete de seguridad escucharon una llamada telefónica interceptada el 11 de junio, donde elementos del grupo delincuencial hablan de la preparación de un atentado aunque no se especificó contra quién, pero había razones para considerar que uno de ellos podía ser el secretario de Seguridad Ciudadana, Omar García Harfuch.

“Esto no es nuevo, va a suceder en el contexto de impunidad donde los delincuentes pueden hacer lo que les da la gana”, advirtió Rivas.

NO SE CUIDA A LOS QUE SABEN

Para el experto en temas de seguridad, hay una estrategia de seguridad descoordinada entre la Federación y las entidades, porque el gobierno federal no sabe qué hacer con la delincuencia y entonces se abren espacios para que los grupos criminales lo desafíen.

“No hay rendición de cuentas, por más que la violencia aumente, nadie se va del gabinete de seguridad”, criticó.

También lamentó que haya una disminución al presupuesto de seguridad e incluso eso incide en que no se cuida a funcionarios como García Harfuch, que ha cumplido en su encomienda.

Omar es una persona con una trayectoria, un camino donde ha demostrado ser un activo importante para el país, por eso a funcionarios como él debemos protegerlos, y lo que ha hecho esta administración ha sido despreciar a los técnicos y a la gente que ha hecho un trabajo y las consecuencias es lo que estamos viendo y ha estado sucediendo en el país

Recordó que hace poco fue el juez y ahora le tocó al secretario de Seguridad Ciudadana capitalina.

Son ejemplos claros de que el Estado debe proteger a sus funcionarios públicos, los debe capacitar bien y generar condiciones para que hagan su trabajo de manera excelsa

ORGANIZACIONES SE ENVALENTONAN

Pero además el columnista de La Silla Rota consideró que el actual gobierno ha permitido que se fortalezca el Cartel Jalisco Nueva Generación, lo que hace que se envalentone, como ocurre en Guanajuato.

Ahí el enemigo es el Cártel Santa Rosa de Lima. No le ha pegado al de Jalisco ni al de Sinaloa, quiere decir que le apuestan a la ‘pax narca’, mantener dos o tres grupos grandes para que la violencia disminuya, pero eso pasa no porque baje delincuencia, sino porque dominan uno o dos grupos

“En Guanajuato, ¿cuántos detenidos hay del CJNG? La pax sería válida si los mercados criminales respetaran las reglas y estas estuvieran claras y definidas, pero están en la ilegalidad y no van a respetar las normas”, advirtió.

HABRÁ RESPUESTA FUERTE

Por su parte Gutiérrez recordó que el CJNG auspicia al cártel de la Unión Tepito, ya que busca aprovechar los contactos de la organización capitalina en China para poder traer fentanilo y enviarlo a Estados Unidos.

Respecto a cómo reaccionará la secretaría al atentado contra su titular, el especialista consideró que dará una respuesta fuerte.

La Ciudad de México es la que tiene más policías en el país, 40 por ciento están aquí. Muchos de ellos ya lo tomaron como afrenta personal. García Harfuch es el primer jefe policíaco que se baja a platicar con el personal y a escuchar sus peticiones y no le gusta la corrupción. También los defiende

Previó que el secretario va a regresar en cuanto pueda y hará más operativos contra la delincuencia.

Tampoco descarta que detrás del atentado esté la participación de mandos corruptos resentidos porque cuando García Harfuch llegó, les advirtió que la corrupción se iba a acabar. Este resentimiento explicaría por qué el monitoreo de cámaras haya sido deficiente.

En los protocolos se hace un seguimiento por cámaras de seguridad y siempre va adelante un vehículo de lo que es el convoy y otro que va atrás. ¿Entonces cómo es posible que no se diera cuenta el C5? Algo va a botar, de que tuvieron algo que ver porque les han afectado en algunos aspectos. Acuérdate que tiene una semana que personal de transito salió a hacer una manifestación porque Omar les dijo que se acabó la corrupción

(María José Pardo)