METRÓPOLI

Floricultores de Edomex apuestan a redes sociales para sobrevivir

A fin de tener la mayor venta posible de cempasúchil, crisantemo, clavel, nube, entre otras, los floricultores reciben pedidos por medio de sus redes sociales

  • ARTURO CALLEJO
  • 09/10/2020
  • 18:45 hrs
  • Escuchar
Floricultores de Edomex apuestan a redes sociales para sobrevivir
Floricultores en Edomex (Cuartoscuro/Archivo)

Para este año atípico por la pandemia de la covid-19, hasta 25 mil familias dedicadas a la floricultura en la región de Villa Guerrero, Ixtapan de la Sal, Coatepec Harinas y Tenancingo, le apuestan a las ventas por Internet, por lo que la derrama económica es reservada, cuando históricamente absorbían de la producción de una gran variedad de flor hasta 925 millones de pesos en los días de las celebraciones de los Fieles Difuntos.

A fin de que tengan la mayor venta posible de Cempasúchil, crisantemo, clavel, rosa, nube, gladiola, nardo, gerbera, lili, orientales y follaje, que son las flores tradicionales de temporada, los pedidos ya se reciben en sus plataformas de Facebook, Asflorvi A.C. y en Instagram, @asflorvi, donde también se fomentará en breve que las celebraciones del Día de Muertos se haga en los hogares, pues la mayoría de los panteones del Estado de México permanecerán cerrados como hasta ahora por los días 30 y 31 de octubre y 1 y 2 de noviembre, por la alerta sanitaria que hay.

Así será el caso en municipios como Toluca, Metepec, Almoloya de Juárez, Zinacantepec, Valle de Bravo, Amanalco de Becerra, Donato Guerra, Ixtapan del Oro, Otzoloapan, Santo Tomás de los Plátanos, San José Villa de Allende, Villa Victoria y Zacazonapan, por citar algunos.

“Esto nos mantiene más que preocupados, estamos por lanzar una campaña fomentando el consumo de flor, pero va muy orientada a hacer los altares en casa, hacer los rituales en casa y donde se vayan a abrir los panteones los floricultores sugerimos a la gente que lo haga con su sana distancia y medidas preventivas que dicen las autoridades de salud”,  indicó Salomón García Rojas, presidente de la Asociación de Floricultores de Villa Guerrero.

El corte de tallos, indicó el líder de los floricultores mexiquenses, se hará entre los días 23 y 25 de este mes, para comenzar con el traslado de flor a toda la república mexicana, aunque el grueso de su demanda está en la Central de Abasto y en el mercado de Jamaica, en la Ciudad de México, así como en el propio mercado de flor de Villa Guerrero.

Para estos días de celebraciones, habrá un incremento de entre 20 y 30 por ciento en toda la variedad de flor que se produce en la región sur de la entidad mexiquense y no precisamente por la pandemia, subrayó García Rojas, sino por las heladas que se adelantaron y hace que el proceso de cultivo se prolongue derivando en más gastos para los agricultores.

Por lo que se estima que la salida del mercado de Villa Guerrero, Ixtapan de la Sal, Coatepec Harinas y Tenancingo, sea para el crisantemo de entre 35 a 40 pesos la docena; el manojo de cempasúchil estará entre 40 y 80 pesos, dependiendo la calidad; la gruesa de gladiola costará entre 200 y 500 pesos, al igual que la gruesa de nardos; la gruesa de nube estará a un precio de entre 30 y 80 pesos y el paquete de rosa con 25 tallos entre 50 y 100 pesos.

Aclaró que estos precios de salida podrán variar en los mercados del país conforme a la oferta y la demanda, además por los costos de traslado, es decir, estarán aún más al alza en plazas de Jalisco, Monterrey, la región lagunera, San Luis Potosí, Zacatecas, León, Querétaro y Morelos, entre otras entidades federativas.

“Los floricultores de esta región llegamos a todas las plazas de la república mexicana, pero ahora sí tenemos en reserva las ganancias pues consideramos que la demanda será mucho menor a un año normal”, agregó Salomón García Rojas.

Informes históricos de la recién creada Secretaría del Campo del Estado de México, señalan que para las próximas fechas de Día de Muertos, los productores programaban en los municipios de Tonatico, Ixtapan de la Sal y Tenango del Valle, 117 hectáreas para sembrar cempasúchil en las que se producían hasta 181 mil manojos, mientras que para la flor de terciopelo se destinaban 70 hectáreas en las que se cortaban 300 mil manojos. 

Ya para la zona norte de Atlacomulco, se destinaban 3.12 hectáreas para la siembra y recolección de cempasúchil y crisantemo, por lo que se estimaban recoger 170 mil manojos, sin embargo, ahora los productores prepararon menor número de superficie en todas las regiones de cultivo de flor.

En global, durante las próximas fechas del Día de Muertos, los mexiquenses gastaban 925 millones de pesos solo en comprar flores para sus difuntos, finalizó Salomón García Rojas, presidente de la Asociación de Floricultores de Villa Guerrero.

(Sharira Abundez)