METRÓPOLI

Flor, Rubicela, Norma y Berenice, las otras víctimas del feminicida de Atizapán

El feminicida de Atizapán dio detalles de cómo asesinó a su última víctima Reyna de 34 años de edad, así como de otros casos

  • REDACCIÓN
  • 21/05/2021
  • 08:27 hrs
  • Escuchar
Flor, Rubicela, Norma y Berenice, las otras víctimas del feminicida de Atizapán
En la guarida de Andrés, una construcción en obra gris fueron encontradas credenciales, maquillajes y otros artículos de sus víctimas. Foto Especial

Luego de que se dictó auto de vinculación contra Andrés ''N'', el feminicida de Atizapán, ayer este hombre narró ante la Fiscalía del Estado de México como habría conocido y asesinado a cuatro mujeres, entre ellas a Reyna González.

Puedes leer: ''Ya ni modo; lo hecho, hecho está'', vinculan a proceso al feminicida de Atizapán

En el noticiero de Ciro Gómez Leyva, se informó que durante la audiencia del jueves, el feminicida de Atizapán dio detalles de cómo asesinó a su última víctima Reyna de 34 años de edad, según Andrés de 72 años, ella lo visito para terminar una supuesta relación sentimental tras una discusión, él la lesiono en el cuello hasta matarla.

Reyna fue reportada como desaparecida el 14 de mayo, al día siguiente de su desaparición su esposo empezó a investigar y fue a dar a casa de Andrés. Ahí, encontró el cuerpo de Reyna sobre la mesa.

Bruno Ángel, esposo de la joven desmintió en la audiencia la supuesta relación que algunos dijeron había entre Reyna y el criminal, aseguró que Andrés era un amigo de la familia a quién apoyaban por lastima y que en algunas ocasiones ayudaba a Reyna en el negocio de celulares que tenía.


SUS OTRAS VÍCTIMAS

En la guarida de Andrés, una construcción en obra gris, los agentes de la Fiscalía del Estado de México hallaron las identificaciones de otras tres mujeres reportadas como desaparecidas.

Una de ellas la de Flor Nínive Vizcaíno Mejía, de 38, madre de dos jóvenes quien desapareció en 2016, en Tejabanes, Tlalnepantla. De acuerdo con la declaración de Andrés, a Flor la conoció en el bar “El Barrigón”, tras ganarse su confianza la invito a su casa donde la asesino y la sepulto.

Este mismo modus operandi lo habría replicado con otras víctimas, la primera de ellas Norma Jiménez Carrión, a quien conoció hace 20 años, en abril de 2012 asesinó a Berenice Sánchez Olvera. Otra de las víctimas fue Rubicela Gallegos Castillo, una joven de Monterrey que trabajaba en Tlalnepantla como repartidora de Uber Eats y a quien conoció en el mismo bar donde se reunió con Flor.

Tanto Flor como de Rubicela fueron reportadas como desaparecidas por sus familiares. En el primer caso, Silvia Mejía, tía de Flor y víctima del feminicida de Atizapán, comentó que puedo reconocer en televisión la credencial de su sobrina, así como algunos artículos que traía el día de su desaparición.

En el caso de Rubicela, originaria de Monterrey, en entrevista con Noticieros Televisa, don Armando, padre de la víctima, infirmó que decidió mudarse a la Ciudad de México por su hijo de 5 años y para terminar su carrera; trabajaba en una institución bancaria y como repartidora de comida en una plataforma digital.

Rubicela desapareció el 20 de julio de 2019 tras entregar un pedido en la colonia San Javier en Tlalnepantla, Estado de México, ante la falta de resultados en la búsqueda, el señor Armando, viajó a la Ciudad de México para realizar su propia investigación, en donde logró localizar la motocicleta con la que Rubicela hacia sus repartos; esa fue la última pista sobre su paradero, hasta este fin de semana, cuando su credencial de elector fue localizada en la casa del feminicida de Atizapán.

En la casa de Andrés ''N'' fueron encontrados videos rotulados con nombres de mujer, monederos, pulseras, celulares, collares, dijes, frascos de barniz, estuches de maquillaje,  zapatos y una libreta donde estarían los nombres las víctimas que durante 20 años ha asesinado.


kach