METRÓPOLI

"Exigimos agua; llega a las 3 de la mañana y a cuentagotas"

Doña Ana María es una de las miles de personas que sufren escasez de agua en CDMX, que se agudiza por la reducción del flujo de agua del Sistema Cutzamala

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 22/03/2021
  • 20:35 hrs
  • Escuchar
Exigimos agua; llega a las 3 de la mañana y a cuentagotas
(Fotos: Marco Antonio Martínez)

Desde que inició el año, Doña Ana María Badillo García y su nieta se han turnado para no dormir. El objetivo es estar despiertas a las 3 de la mañana, que es la hora cuando llega el agua a la llave de su casa, y poder llenar un tambo y una cubeta.

Es lo único que alcanzan a llenar, pues el chorro de agua que llega a su domicilio, en Oriente 110 y Francisco del Paso, en la colonia Juventino Rosas, Iztacalco, es muy débil. Si llegara con una presión normal se llenarían en media hora.

Pero, además, el agua que llega al domicilio de doña Ana María es turbia, y sólo la pueden usar para lavar los trastes, la ropa o para bañarse y mantener el baño limpio. Para beber agua deben comprar garrafones, dice.

Si el agua que les llega es más clara, entonces sí la usan para beber, pero previamente deben hervirla, para evitar enfermarse de algún malestar gastrointestinal. Eso implica un gasto más, debido al gas que emplean para ello.

Ana María es una de las miles de personas que sufren escasez de agua en la Ciudad de México, y que la resiente más en plena época de estiaje, que se agudiza por la reducción del flujo de agua que proviene del Sistema Cutzamala desde agosto pasado, debido al bajo nivel en que se encuentran las tres presas que lo conforman.

El Sistema Cutzamala aporta 38 por ciento de agua a la Ciudad de México y surte de agua a 13 alcaldías capitalinas. Pero además, del bajo flujo, para este 25 y 26 de marzo habrá un corte, debido a trabajos de mantenimiento.

VITAL PARA LA HIGIENE, MÁS CON ESTA ENFERMEDAD

Entrevistada por La Silla Rota, en el marco del Día Mundial del Agua, doña Ana María exige a las autoridades que les surtan del agua.

-Exigimos que nos den agua, hay que lavar, trapear y tener higiene con esta enfermedad. Lo principal es el agua, sin ella, ¿qué hacemos? -cuestiona.

La Silla Rota acudió a la colonia Juventino Rosas, ya que vecinos de ahí acudieron la semana pasada a protestar en Churubusco y Plutarco Elías Calles, para exigir que haya más agua en esa zona, que lleva el nombre del compositor mexicano, creador, cosa paradójica, del vals llamado Sobre las olas.

Es una colonia pequeña, que pese a tener la línea 5 del Metrobús a unos pasos, no tiene mejores vialidades o mayor orden urbano, como reza el concepto de la movilidad integral del sistema de transporte para las zonas aledañas a su paso.

NO FALTABA EL AGUA

Doña Ana María lleva 60 años de vivir en la colonia. Recuerda que el flujo de agua que recibían antes de la crisis que actualmente padecen, siempre ha sido ligero, no con mucha presión, pero tampoco les faltaba el agua.

Sin embargo, desde hace unos meses el agua ya no les llega y por eso ella y su nieta deben desvelarse, y a las 3 de la mañana iniciar su rutina de llenar la cubeta y el tambo que están colocados debajo de las escaleras, donde está la llave y que muestra a La Silla Rota.

-Tiene meses que está así, llegaba normal, no teníamos que apartar. Luego las tuberías se rompen, se escapa el agua y no la reportan -plantea como lo que cree es la posible causa de la falta del líquido.

La vista es a la 1pm. El calor primaveral se resiente en una zona donde hay andadores donde los árboles rara vez forman parte de la decoración. Muestra la llave del agua, la abre al máximo y no sale ni gota. Dice que quienes tienen cisterna no tienen problema, pero ella y su familia sí.

-Sale un chorrito hasta que se llena o a veces no hay ni gota. Ni modo, a aguantarnos, compramos tres o cuatro botellones -añade.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (Sacmex), además del corte del 25 y 26 de marzo, para el 16 de mayo se reducirá aún más el flujo de litros de agua del Cutzamala, y pasará de 14.8 metros cúbicos a 13.2 por segundo.

Según el Sistema Meteorológico Nacional, este año será seco, por lo que la disminución del agua que inicia en mayo se aplicará a lo que resta del año. Desde 2009 no se vivía una situación similar.

Además, el 27 y 28 de mayo habrá otro corte, debido a una interconexión que se realizará en el sistema.

SIN PIPAS

Al preguntarle si la alcaldía les manda pipas, su respuesta es que no entran si no hay dinero de por medio.

-Sí les paga uno sí las traen.

También muestra la cubeta donde recolectó el agua que le llega de madrugada. Es un líquido algo opaco. Dice que así les llega.

-¿Cómo vamos a tomar esa agua?

Dice que antes para lavar los trastes, la sacaban de una coladera de un autolavado.

-Nos formábamos, pero ya no se puede porque están ocupando el agua. No lo hemos intentado. Dicen que todas las colonias están igual.

Al ver que una vecina que sí tiene cisterna, avienta el contenido de una cubeta con agua jabonosa a la calle, no puede evitar un gesto desaprobatorio.

-Esa agua nosotros la usaríamos para el baño.

EN OTRAS COLONIAS TAMBIEN FALTA

Más adelante, en la calle Avenida del Recreo, otra señora que tiene un puesto de frutas afirma que ella no tiene problemas de falta de agua. Le llega todo el día, aunque con muy poca presión. Pero sí sabe que en los andadores que están en medio de la colonia falta el agua, o que otros que tienen cisterna en las noches se les llena y carecen de un sistema para evitar que se desborde y luego andan tirando el agua en la calle.

Sabe que en la colonia Gabriel Ramos Millán, que está a unas cuadras, sí les falta el agua. Ahí vive su hijo y él también fue a protestar el 16 de marzo, cuando los de la Juventino Rosas cerraron la vialidad.

CRISIS

Jacqueline Valdez, quien es activista del agua y conoce la alcaldía, dice que la Juventino Rosas no es la única colonia con falta de agua. También pasa en la Agrícola Oriental, donde lo atribuyen a las construcciones que ahí se realizan.

Otra razón es que se hacen trabajos locales de mantenimiento que no deberían hacerse en esta época de estiaje.

Afirma que incluso hay colonias que, aunque les manden pipas, no les alcanza para abastecerse, y la Juventino Rosas es de las que más fallas tiene en el abastecimiento.

Agrega que en la colonia Cuchilla Pantitlán, en la vecina alcaldía de Venustiano Carranza, el agua llega sucia y sólo a ciertos horarios.

“Aunque las familias se organicen para pedir pipa, no siempre alcanzan”.


(Sharira Abundez)