METRÓPOLI

Excursionistas dañan el milenario templo y reserva natural al subir a "La Montaña Fantasma"

El lugar no tiene los protocolos necesarios para recibir muchos turistas quienes dañan la arquitectura y ecología del lugar

  • JUAN LÁZARO
  • 11/02/2020
  • 12:33 hrs
  • Escuchar
Excursionistas dañan el milenario templo y reserva natural al subir a La Montaña Fantasma
(Foto: Especial)

TEXCOCO, Edomex. - A 4 mil 150 metros de altura y sobre el monte Tláloc se ubica uno de los templos más antiguos de Mesoamerica dedicados al "Dios de la Lluvia" y cuyo rescate estuvo a cargo del arqueólogo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Víctor Arribalzaga Tobón, que durante seis años, con financiamiento del ayuntamiento de Texcoco, reconstruyó ese milenario templo.

Sin embargo, un fenómeno natural que se le se conoce como "La Montaña Fantasma" atrae a miles de visitantes que por falta de cuidado y medidas de precaucion, están volviendo a destruir esa zona arqueológica que tanto le costó levantar a Víctor Arribalzaga y a su equipo de arqueólogos.

Ese punto era también un centro de observación de los astrólogos azteca y del 7 al 12 de febrero se reflejaba una luz entre el Pico de Orizaba y la Malinche, que hacía aparecer una tercera montaña a que los arqueólogos llamaron "La Montaña Fantasma". 

El fenómeno natural despertó la curiosidad de miles de paseantes, montañistas y aventureros que subían al monte Tláloc a observa a la montaña inexistente. 

Grupos de excursionistas y de turismo aprovecharon el fenómeno para organizar ascensos al monte, destruyendo la fauna y flora local, así como dañar la estructura de piedra del templo dedicado a Tláloc "Dios de la Lluvia" prehispánico. 

El arqueólogo Víctor Arribalzaga Tobón explicó a La Silla Rota que también desde el monte Tláloc se adoraba al sol. 

En ese mismo sitio "se registraban sacrificios de niños menores de 7 años para esparcir su sangre en la imagen de piedra de Tláloc para que los antiguos pueblos tuvieran buenas cosechas".

Víctor Arribalzaga estableció que este monte Tláloc es uno de los más antiguos del mundo y su templo de piedra es simbólico para los pueblos de Mesoamerica. 

"A este templo subía la triple alianza para rendirle tributo a Tláloc" recordó. Pero después de la conquista española, el fraile Juan Zumarraga lo mandó a destruir para que ya no sirviera como centro de adoratorio por parte de las tribus del Valle de México.

Ahora, suben miles de montañistas y paseantes para montar campamentos sobre las piedras del templo a Tláloc solo para esperar el amanecer y observar a la "Montaña Fantasma". 

En años anteriores, las autoridades locales tuvieron reportes de que subían más de 4 mil personas que causaban daños irreparables al milenario templo y al bosque. 

Poco a poco defensores del monte han tratado de que los montañistas dejen de subir de manera masiva a ese sitio, para detener el daño al templo de piedra  a Tláloc y su entorno ecológico. 

El grupo Conciencia Monte Tláloc exhortó a los visitantes a respetar la biodiversidad de la montaña.

Pero también se colocaron en el paraje conocidos como Canoas Altas, justo a lado de las cabañas de Tequexquinahuac, para orientar a los visitantes y pedirles que no dañen la ecología, respetar el templo y evitar dejar basura entre árboles y la flora. 

Sin embargo, hay otros grupos que organizan salidas al monte Tláloc, entre ellos Trece Cielos Adventure del municipio de San Pedro Cholula, Puebla que el 8 y 9 de febrero convocó a una subida, claro bajó un costo económico. 

"Viaje a Monte Tlaloc Es un volcán y un yacimiento arqueológico ubicado al oriente del estado de México y es la novena cima mas alta del país, de esta hermosa vista se desprende uno de los hechos mas insólitos de la naturaleza que los antiguos como avezados observadores de su entorno descubrieron hace miles de años un fenómeno óptico concretado por tres montañas en el horizonte: Pico de Orizaba, La Sierra Negra del estado de Veracruz y La Malinche; al amanecer especialmente en los días del mes de febrero donde se ve la salida del Sol justo en la cúspide del Pico de Orizaba las tres montañas se fusionan para simular una sola montaña lo que muchos llaman la Montaña Fantasma".

El costo para llevar a los excursionistas el monte Tláloc fue de mil 99 pesos por persona y les ofrecen una caminata de 14 kilómetros para llegar al campamento asignado, desde Río Frío, municipio de Ixtapaluca, por donde también se puede ascender. 

Sin embargo, este grupo promotor de excursiones al monte Tláloc no dan recomendaciones para respetar la zona arqueológica y esa reserva natural. 

EL LUGAR NO ESTÁ PREPARADO PARA TANTOS VISITANTES

Daniel Sánchez Velázquez, biólogo que trabaja en el parque nacional Izta-popocátepetl, informó a través de un video difundido en redes sociales que lamentable la subida al monte Tláloc está mal encaminado ya que se concentra un número excesivos de personas

Dijo que se concentran de 3 mil 500 a 4 mil personas en un sitio que no tiene características para albergar a esa cantidad de personas, ya que es un sitio arqueológico que no está abierto al público. 

Reconoció que ahí no hay personal para poder atender a tantos visitantes, además, dejan más daños que beneficios ya que tienen que pasar por cinco núcleos ejidales y afectan su ecología. 

En este año ya no dejaron pasar los vehículos de los pasantes hasta la zona de Canoas Altas, sino sólo hasta el punto conocido como la "pluma" en la parte baja del monte. 

Asimismo, las autoridades del parque nacional Izta-popocátepetl limitaron en esta ocasión el paso de los paseantes hasta los 3 mil 600 metros de altura donde se puso un retén. 

ESTE FIN DE SEMANA SUBIERON MÁS DE 800 PERSONAS 

Sin embargo, los visitantes siguen ascendiendo y de acuerdo al reporte de Protección Civil de Texcoco que subió a la montaña a prestar auxilio a petición de los ejidatarios, el domingo 9 de febrero habían subido 800 personas

Pero aún así, siguen causando daños ambientales al monte Tláloc.

(Ameyaltzin Salazar)