METRÓPOLI

Este es el plan de la CDMX para la reapertura

Con el anuncio del Plan Gradual Hacia la Nueva Normalidad, expertos lo ven como una medida responsable pero para los capitalinos será un gran golpe económico

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 21/05/2020
  • 11:34 hrs
  • Escuchar
Este es el plan de la CDMX para la reapertura
(Especial LSR)

Aunque la Jornada de Sana Distancia terminará el próximo 31 de mayo, la Ciudad de México no reanudará todas sus actividades y al menos hasta el 15 de junio, la capital permanecerá en semáforo rojo, siendo las actividades escolares que reanuden actividades hasta el último, pues la jefa de Gobierno dijo que hasta que el semáforo esté en verde, se reanudará, lo cual podría ser hasta el 15 de agosto.

"En educación, sabemos que hay preocupación de madres y padres de familia las autoridades educativas habían planteado que sea cuando esté en semáforo verde, esto pudiera llegar hasta agosto. Hasta el 15 de junio sigue el semáforo rojo, y las actividades educativos no inicien en junio, probablemente inicien hasta agosto", dijo.

Sin embargo, otras industrias se integrarán a las actividades esenciales desde el primero de junio.

En La Silla Rota tenemos un resumen del semáforo de actividades en la capital:

En cuanto a los esquemas laborales, José Antonio Merino, titular la Agencia Digital de Innovación Pública, aseguró que propondrán a empresarios la estrategia de 4x10, que significa que las personas laboren 4 días y descansen 10.

El objetivo es que en esos días de descanso se pueda hacer visible si una persona resultó contagiada de covid-19.

Dicho esquema está basado en un programa originado en  Israel y que se busca aplicar en diferentes ciudades del mundo.

Para leer el plan gradual de regreso completo:

"Semáforo rojo nos afectará"

Edgar Pastor, de la taquería Los Pastorcitos, en la colonia María Esther Zuno, en Tlalpan, considera que quitar el semáforo rojo en la ciudad de México el 15 de junio, como parte de las medidas para evitar la propagación de la pandemia de la covid-19 y comenzar a enfilarse hacia la nueva normalidad, golpeará aún más económicamente a los restaurantes como el suyo y hará que otros ya no regresen a vender.

Reconoce que por el lado de cuidar la salud, está bien, pero que el Plan Gradual Hacia la Nueva Normalidad en la capital incluya que sea hasta julio la posibilidad de que los restaurantes reabran y puedan atender a comensales en el local, pero con una capacidad limitada de 30 por ciento, causará el cierre de muchos.

"El impacto del covid ha sido extremadamente fuerte, algo que muchos nunca lo imaginamos. Es algo impresionante el impacto y lo económico es peor. Porque como comerciante yo sé cuánto vendo, que hay temporadas bajas, altas y ahora no sabes ni cuánto vas a ganar y cuando regresemos no sabemos cuánto venderemos y si seguirá la vida normal. La gente sin chamba ya no te va a consumir por lo menos un año", calcula.

Pastor, que por las restricciones marcadas por la emergencia, ahora solo da servicio a domicilio, se volvió famoso en las redes sociales porque ofreció dar tacos a quien se los pida y además ha llevado comida a hospitales, como el fin de semana pasado que donó 300 tacos al Manuel Gea González.

Recuerda que desde que comenzó la Jornada de Sana Distancia, el 24 de marzo, ha visto el cierre de muchos negocios y teme que el suyo tenga más pérdidas.

"Como comerciantes vamos a perder y algunos van a estar cerrando. He visto lugares de años, cafeterías de renombre tuvieron que cerrar. Da tristeza, son lugares de los que tienes recuerdos de donde vives y en los que mucha gente trabajaba. Tuvieron que cerrar y sacar sus cosas. El impacto cada vez es más fuerte. En donde vivo yo al negocio hago 45 minutos y me toca ver tortillerías, cafeterías, tienditas, taquerías que ya están en renta y las calles solas. Ahora imagínese empezar otra vez el impacto será fuerte. Por el lado de la salud está bien".

Dice que no sólo los dueños de los restaurantes salen afectados con la prolongación de las medidas, ya que de ahí también viven los cocineros, meseros, chefs "y hasta el de la basura que cuando la recoge reciben su propinita, si cuando dejen abrir solo permiten que vaya 30 por ciento, dejarían sin trabajo a mucha gente", concluye.

Aval a Sheinbaum

El jefe de la Unidad de Proyectos Especiales de Investigación Sociomédica de la Universidad Nacional Autónoma de México, Malaquías López Cervantes, fue consultado por La Silla Rota sobre la decisión de la Jefa de gobierno de extender el semáforo rojo hasta el 15 de junio. El también maestro en Salud Pública avaló la decisión.

-¿Hizo bien la Jefa de gobierno en llevar hasta el 16 de junio el semáforo rojo?

-Ha estado aumentando la cantidad os casos importantemente y yo creo que la ciudad de México tiene tanta gente que la probabilidad es muy alta, entonces abrir las actividades y la normalización de la población particularmente con esta ansiedad de la gente de salir a la calle puede provocar un numero enorme de contagios.

-¿En el resto del país debe igualarse esa medida?

-México es muy variado. Hay lugares donde la transmisión es mínima, y otros donde la gente se aglomera enormemente como en las grandes ciudades. Los llamados Municipios de la Esperanza a lo mejor ni siquiera tuvieron tanto resguardo pero son comunidades con muy poca interacción tanto interna como externa.

"Pero las grandes ciudades como Monterrey, Guadalajara y la Ciudad de México son sitios donde la posibilidad de contagio es alta, principalmente en alcaldías de alta densidad poblacional, Gustavo A. Madero, Iztapalapa o partes de Iztacalco donde hay mucha gente concentrada en un espacio relativamente pequeño y además es gente que no tienen medios de transporte a su disposición y corre mucho riesgo.

"Sí creo que no corremos prisa por mandar a la gente a exponerse, a enfermar y hasta morir. Habrá que pensar en que va a consistir la normalidad del futuro porque de cualquier manera vamos a seguir teniendo riesgo de contagio los próximos meses y ojalá esto no vaya a tomar un lado conflictivo, porque de pronto puede pasar en el trabajo que a alguien se le acuse de ser contagiador y todos los demás se enfermaron y se va a vivir de manera socialmente difícil.

Precipitado ponerle fecha: Alejandro Macías

El doctor Alejandro Macías, quien fuera comisionado nacional para la Atención de la Influenza en México entre 2009 y 2010, dijo a La Silla Rota que sí se requiere un plan para volver a la normalidad, pero que es precipitado ponerle una fecha, ya que en prácticamente todos los estados del país la curva de propagación de casos de la pandemia va en ascenso.

"En términos generales la curva que se muestra en la gran mayoría de los estados es de ascenso, unos en un momento, otros en otro pero la curva no se observa en descenso en ninguna parte del territorio nacional. Entonces desde luego hay que tener un plan para volver a la normalidad y está muy bien que ese plan le de privilegio a la vida y a la salud de las personas como se ha hecho", expresó el también integrante de la comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus de la UNAM.

"Lo que creo es un poco precipitado es poner fechas y establecerle una agenda a este virus que ya nos ha mostrado que no le interesa mucho nuestra agenda. Tenemos que ser más realistas, pensar que no podemos dar fecha hasta que viéramos en que por lo menos en 15 días ya la curva se encuentra en descenso en algunas regiones y, por ultimo, decir que estas acciones se tendrán que regionalizar", agregó Macías.

"No en todas las regiones se ha entrado al mismo tiempo y entonces no en todas las regiones se va a salir al mismo tiempo. No está mal que el propio gobierno de la Ciudad de México tome decisiones independientes de la federación como son las decisiones que habrán de tomar los gobernadores y los presidentes municipales, con independencia de lo que indique la federación porque cada quien va a tener su realidad", concluyó el infectólogo egresado del posgrado de la Universidad Nacional Autónoma de México

El riesgo de la segunda oleada

El reconocido científico Antonio Lazcano dijo en entrevista con La Silla Rota publicada el 13 de mayo que por las características del virus, no se puede descartar una segunda oleada, por lo que pidió al gobierno mexicano tomar previsiones y enmendar el rumbo de sus primeras decisiones.

"La reacción tardía del gobierno, la falta de acercamiento con la comunidad científica para tener modelos matemáticos más precisos sobre el comportamiento de la enfermedad, hace temer además que para una segunda oleada de la covid-19 no se esté listo, ya que se podría cruzar con los casos de influenza", advirtió el investigador, que últimamente se ha dedicado a estudiar las propiedades de los distintos ácidos ribonucleicos RNA (el coronavirus es una estructura RNA).

"Si nos pesca la segunda oleada con el personal de salud exhausto, con los hospitales sin recursos, con descuido colectivo e individual respecto a los riesgos, la situación es terrible. Si además coincide con la epidemia de influenza las complicaciones pueden ser mayores. Lo que se vuelve indispensable es darse cuenta que por la naturaleza del virus y la complicación que tienen los modelos, no sabemos bien a bien lo que va a pasar pero por eso precisamente se debe abrir a la discusión en lo académico. Ahí las decisiones no se toman por democracia sino por consenso científico e intelectual y eso debió hacerse desde un principio y no cerrarse a grupos reducidos", dijo entonces.

El reconocido investigador reconoció que las soluciones para enfrentar al virus no serán fáciles y se requiere de la comunidad científica para conseguirlas, pese al desprecio que el presidente López Obrador siente por los científicos.

"No va a haber solución si no hay un acuerdo que permita cooperar a todos, pero eso requiere que deje de haber esa actitud de desprecio en que al presidente se le vaya la boca", dijo Lazcano, que entre 1997-1998 fue parte del Comité Científico organizado por la Agencia Aeroespacial de Estados Unidos (Nasa) para supervisar la creación del Astrobiology Institute. 

fmma