METRÓPOLI

"Estamos cansadas de vivir con miedo", reclaman mujeres en un día de protestas

Mujeres se manifiestan en 16 estados del país, en Palacio Nacional y en medios de comunicación

  • MARILUZ ROLDÁN Y MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 14/02/2020
  • 20:54 hrs
  • Escuchar
"Estamos cansadas de vivir con miedo", reclaman mujeres en un día de protestas
(Especial)

Hoy queremos decir que no estamos enojadas, estamos furiosas", ese fue el clamor de las mujeres que protestaron contra los feminicidios en México, así como para exigir justicia para Ingrid Escamilla y las miles de mujeres que a diario son asesinadas y que se convierten en una oscura estadística. 

Las manifestantes exigieron una disculpa pública del presidente Andrés Manuel López Obrador por la forma en que minimizó el feminicidio para dar prioridad a la rifa del avión presidencial y pidieron también que se comprometa a realizar acciones concretas para detener la violencia contra las mujeres. 

"Solicitamos que mañana a primera hora el presidente se disculpará ante su falta de empatía que tuvo al tratar el asunto de los feminicidios. Le pedimos que se posicione, que analice su mensaje político ante la violencia contra nosotras las mujeres", declaró una de las manifestantes, ya que hasta ahora denuncian que sólo han visto simulación de parte de las autoridades. 

La causa de las protestas que se registraron este viernes en varios estados del país fue el reciente feminicidio de Ingrid Escamilla, quien fue asesinada por su pareja Erick Francisco "N" el pasado 9 de febrero. 

La joven de 25 años murió a causa de las puñaladas que le dio su agresor, quien además desolló su cuerpo. La indignación social por este feminicidio aumentó debido a que varios medios de comunicación publicaron las fotografías del cuerpo de la joven, revictimizando a ella y a su familia. 

Desde las 6:00 horas comenzaron las movilizaciones, la primera fue en Palacio Nacional, a donde las manifestantes arribaron con pancartas en las que resaltaban dibujos con la figura de Ingrid y en las que se leían "feminicidio es crimen de Estado" y "No estamos desestabilizando, ¡estamos encabronadas, nos están matando!". 

También se escucharon mensajes como "la sangre de las víctimas de feminicidio está en la manos del presidente y de todas las personas que son indiferentes" y "te faltan huevos, López Obrador". 

Algunas de ellas hicieron pintas en Palacio Nacional e intentaron ingresar por dos de los accesos mientras estaba la conferencia mañanera, donde el mandatario dijo un decálogo sobre violencia de género después de múltiples cuestionamientos de la periodista Frida Guerrera. 

"1. Estoy en contra de la violencia, en cualquiera de sus manifestaciones. 

2.  Se debe proteger la vida de hombres y de mujeres, de todos los seres humanos. 

3. Es una cobardía agredir a la mujer. 

4. Es un anacronismo, un acto de brutalidad el machismo.

5. Se tiene que respetar a las mujeres.

6. No agresiones a mujeres.

7. No a crímenes de odio contra mujeres.

8. Castigo a los responsables de violencias contra mujeres.

9. El gobierno que represento se va a ocupar siempre de garantizar la seguridad de las mujeres. 

10. Vamos a garantizar la paz y la tranquilidad en México", fue la postura del presidente López Obrador.

Posteriormente, un grupo de 10 mujeres logró entrar a Palacio Nacional para dialogar con Leticia Ramírez, directora de Comunicación del Instituto Nacional de las Mujeres, de donde salieron su gritando "asesinos, asesinos son ustedes", tras no llegar a ninguna solución. 

Las feministas señalaron que sólo fue una "simulación", ya que no atendieron ninguna de sus exigencias bajo la justificación de que no está dentro de sus atribuciones. Denunciaron también que no hay voluntad política para frenar esta crisis y que el tema del feminicidio no está en la agenda del presidente, por lo que van a seguir realizando las acciones que sean necesarias para que se atienda este problema de violencia de género

Las manifestantes destacaron que tampoco dieron respuesta a su demanda de sanciones a los medios de comunicación que publicaron las fotografías del cuerpo de Ingrid Escamilla, exponiendo a las víctimas y revictimizando a sus familias. 

Otros de los temas que plantearon en el diálogo con las autoridades fueron la violencia y agresiones en la UNAM, UAM y preparatorias; la despenalización del feminicidio y que las denuncias interpuestas avancen, porque no hay evidencia de que se esté dando seguimiento a las carpetas de investigación. 

El grupo de mujeres recordó que las víctimas de feminicidio no son una cifra más, sino que eran personas que tenían una familia y un nombre, por eso exigen justicia, ya que no se trata sólo de Ingrid, también de Lesvy, de Abril y de todas las que han sido víctimas de este crimen de odio. 

Al ser cuestionada sobre si la falta de empatía del presidente ayuda a proteger a los feminicidas, una de las representantes del movimiento declaró: "Es todavía más triste que eso, no le importa. Yo le pregunté a la directora general de Atención Ciudadana, Leticia Ramírez si el presidente había emitido la palabra feminicidio y cuantas veces lo ha hecho durante su mandato y con risas me respondió ´no sé´". 

"Nos leyó una hoja que tenía 10 puntos en los que el presidente había hablado sobre los feminicidios, ni siquiera, habló sobre la violencia de género, puntualizó el homicidio para el hombre, eso es invisibilizarnos. Todavía con risas nos dijo (Leticia Ramírez) nadie preparó su discurso, a él solito del corazón le salió hablar de eso, pues muchas gracias, pero esto es una prioridad, es una realidad, estamos viviendo bajo una violencia atroz", señaló. 

La joven mujer hizo un llamado a los medios de comunicación a hacer notas con perspectiva de género y a sensibilizarse sobre el contexto que se vive en México a causa del feminicidio para que este tema entre en la agenda del mandatario. 

Indicó que están abiertas a una reunión con López Obrador para dialogar: "Claramente esperamos mucho del presidente porque votamos por él, exigimos únicamente lo que nos corresponde, no estamos pidiendo de más". 

Las cifras oficiales muestran que se cometen 10 feminicidios al día en el país; sin embargo, ella afirmó que en realidad se registran el triple de esos casos, sólo que no se abren las carpetas de investigación correspondientes. 

Para esta joven la solución debe comenzar "por visibilizarlo, lo que hizo el presidente al decir que los feminicidios no deben opacar la rifa de un avión presidencial, ¡por Dios, eso es invisibilizarnos! Eso es minimizar un problema que se está rebasando". 

Otra de las manifestantes enfatizó que esta situación "ya llegó a un punto de no retorno, porque ya estamos hartas, ya estamos cansadas de tener que vivir con miedo, de recibir una llamada en la que nos digan que tengo que ir a reconocer a mi hija, a mi sobrina, a mi mamá a un Semefo, porque ya estamos hasta la madre de que nos asesinen y de que además de haga mofa de nosotras". 

Esta protesta no es sólo por Ingrid, sino por todas las mujeres que han sido víctimas de feminicidio en este y en los sexenios pasados, destacaron dos chicas que también se manifestaron. Enfatizaron que también las mueve el deseo de que ya no se cometan más crímenes, para que las mujeres puedan salir a la calle sin tener miedo de que las maten, las violen o las desaparezcan.

Otra de las marchas fue al periódico Reforma donde acudió un grupo de marchistas a reclamar la publicación de las fotos del cuerpo de Ingrid.

Alex Castillo, directivo en Grupo Reforma atendió una comisión de cuatro mujeres. Castillo dijo a los medios de comunicación que Metro, rotativo del Grupo, no publicó la imagen del reclamo.

Una de las asistentes a la reunión en Reforma fue cuestionada sobre esa postura. "Obvio no lo iban a aceptar. Pero publicar algo parcial es poner la foto", recalcó. 

Las manifestantes se fueron una hora después de haber llegado y ahí solo gritaron consignas.

En otra de las actividades del día, a las 16 horas, las manifestantes salieron de la "antimonumenta" rumbo al periódico La Prensa, al que exigían disculpa del medio por publicar imágenes del cuerpo de Ingrid. Un pequeño grupo fue recibido para dialogar. 

Afuera de las oficinas del diario las esperaban policías, quienes las encapsularon en varias ocasiones. Fue ahí donde se registraron la mayor parte de los actos de confrontación física. Las mujeres golpearon con martillos un automóvil y dos camiones de reparto de periódicos, a uno de ellos también le prendieron fuego. 

Asimismo, agredieron a reporteros hombres que cubrían la protesta, lanzándoles pintura en aerosol y empujándolos. Las policías también reaccionaron y echaron gas lacrimógeno en varias ocasiones para dispersar a las manifestantes. Nashieli Ramírez, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la CDMX, dijo que fue excesivo usar gases contra las jóvenes durante la protesta.


Este contingente posteriormente avanzó hacia el Ángel de la Independencia, Ni la lluvia frenó la marcha de las mujeres, quienes coreaban "ni una más, ni una más, ni una asesinada más". La protesta terminó después de un choque entre ellas y los elementos. Algunas de ellas aún llevaron su protesta a las inmediaciones de la estación del Metro Insurgentes. 

De manera paralela, también por la tarde un contingente de 40 mujeres salió a las 17 horas del Metro La Raza hacia la alcaldía Gustavo A. Madero para denunciar el feminicidio de Ingrid. Las mujeres marcharon sobre Insurgentes Norte, escoltadas por alrededor de 100 policías ateneas.

Durante su trayecto las marchistas, vestidas de negro y en su mayoría encapuchadas, gritaron consignas como "hermana, hermana, si te pega no te ama". Pero las consignas que predominaron fueron las de reclamo a las autoridades de la alcaldía y a los vecinos. 

"La Gustavo A. Madero es feminicida. ¿Dónde estaban los vecinos cuando mataron a Ingrid? ¿Dónde estaban los policías cuando lucraron con Ingrid?", gritaron en su camino a la alcaldía. 

A su paso repartieron a mujeres violentómetros hechos por ellas mismas y donde explicaban que muchas mujeres se quedan en relaciones violentas "porque se sienten insuficientes, desarrollan síndrome de Estocolmo o por miedo, es más fácil quedarse que intentar huir con riesgo de que la maten", según el impreso.

Llegaron alrededor de las 18:20 horas a la explanada de la Alcaldía donde repitieron la consigna de que la Gustavo A. Madero es feminicida, y que su alcalde, Francisco Chiguil, también lo es.

Delinearon acciones como no dejar de hacer marchas en la periferia donde la situación es aún más complicada para las mujeres. Una de ellas afirmó que entre 10 y 11 mujeres son asesinadas al día, que los protocolos de denuncia no salvaguardan a las víctimas y solo las revictimizan.

"No es normal vivir con miedo, en México dejamos de vivir y comenzamos a sobrevivir y a llorar. La conciencia es necesaria porque ante la indiferencia sigue la violencia y a cada periodicazo se nos recuerda que nos pueden matar, que somos objetos y se nos puede echar al drenaje", dijo una de ellas frente al edificio sede de la alcaldía m, cerrado y resguardado por 300 policías. 

"Mientras no haya seguridad ustedes no tendrán la comodidad de nuestro silencio", dijeron cuando comenzó a llover.

A los medios de comunicación les pidieron que no tomaran foto y les reprocharon que lo hagan según ellas solo cuando hay un cadáver.

"Ni muertas nos dejan en paz", dijo otra y el mitin acabó cuando se soltó el aguacero y ellas se retiraron.

Entidades se suman a clamor por Ingrid

De manera paralela a la Ciudad de México, mujeres de ochos ciudades se sumaron este viernes a las protestas por el feminicidio de Ingrid. Cancún, Monterrey, Tampico, San Luis Potosí, Hidalgo, Querétaro, Puebla y Veracruz fueron las ciudades donde se realizaron manifestaciones para condenar la violencia de género y exigir castigo a los asesinos. 

Se espera que este sábado y domingo también haya protestas en Sonora, Chihuahua, Baja California, Yucatán, Coahuila, Jalisco y Tamaulipas.

En Veracruz, feministas y miembros de diversas agrupaciones sociales se concentraron la tarde de este viernes en la Plaza Lerdo, como parte de la protesta nacional por el asesinato de Ingrid Escamilla ocurrido el pasado 9 de febrero, en un departamento de la Alcaldía Gustavo A. Madero de la Ciudad de México.

Con veladoras, cartulinas, lonas y flores, las mujeres exigieron justicia para la joven que muriera en manos de su propia pareja, mismo que la desolló para intentar ocultar el artero crimen. También se pronunciaron en contra de la filtración de imágenes que revelan los restos de las víctimas de feminicidio, tal y como ocurrió con Ingrid a través de las redes sociales.

En Cancún, mujeres se reunieron en la glorieta de El Ceviche, en una protesta silenciosa. En punto de las 18:40 horas, más de 70 mujeres se reunieron con velas, letreros y vestidas de negro para exigir un freno a la violencia feminicida. 

En un pronunciamiento, las mujeres se sumaron al llamado nacional de justicia para Ingrid, exigieron a las autoridades de los tres órdenes de gobierno respeto y garantía de los derechos de las mujeres e integración de fiscalías con personal capacitado en perspectiva de género, así como recursos para la investigación de los feminicidios, además de transparencia de los avances en la Alerta de Género en Quintana Roo.

En Monterrey, cerca de un centenar de mujeres se dieron cita en la Explanada de los Héroes, frente al Palacio de Gobierno, como parte de una manifestación en rechazo a los feminicidios en el país.

El contingente se reunió en punto de las 17:00 horas, partió en dirección a la calle Padre Mier en el centro de la entidad, entonando consignas como: "Somos malas, podemos ser peores. Y al que no le guste, se jode, se jode", mientras se tomaban de las manos.

Posteriormente, la movilización se dirigió a la avenida Pino Suárez, donde la consigna se convirtió en: "Vivas se las llevaron, vivas las queremos", "Me cuidan mis amigas, no la policía". Asimismo, entonaron el himno "Un violador en tu camino".

En Tampico, jóvenes integrantes de Aquelarre Tampico alzaron la voz y protestaron en la plaza de armas para exigir justicia para Ingrid, además, pidieron un castigo por la difusión de las imágenes del caso.

Colocaron mantas con la leyenda "nos están matando" y "mujer actúa, el silencio nos puede costar la vida", así como hojas con mensajes y manchas con pintura roja, la cual dijeron simula la sangre de las víctimas de la violencia.

Una de las líderes de Aquelarre Romina González, aseguró que es una movilización pacífica que tiene que ver con la convocatoria emitida a nivel nacional, y que también tiene como finalidad concientizar a las mujeres.

En San Luis Potosí, colectivos feministas y estudiantes de diversas facultades de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) encabezaron manifestaciones por el asesinato de Ingrid y para que cese el acoso y feminicidios en la entidad.

En la Zona Universitaria, varias estudiantes caminaron por el Campus Poniente y encabezaron un mitin en la Facultad de Ciencias, donde protestaron de manera pacífica por la violencia contras las mujeres y los acosos de acoso que padecen y han denunciado, pero se mantienen en la impunidad. El contingente se retiró a sus aulas sin causar desmanes.

Las jóvenes colocaron cartulinas alusivas al "Día del Amor y la Amistad" con mensajes irónicos como "Voy a amarte hasta matarte" acompañados de etiquetas como #JusticiaParaIngrid y #MéxicoFeminicida.

En Querétaro por lo menos 200 integrantes de las colectivas Feminismo Para Todas, Ni una Menos Querétaro, Ni una Menos México y Mujeres Emergentes se manifestaron en la Plaza Constitución y marcharon por las principales calles del centro.

Diana, representante de las agrupaciones, explicó que esté movimiento busca visibilizar la violencia en contra de las mujeres que inunda a México y al estado de Querétaro.

Dijo que muchos de los delitos como homicidios, a pesar de reunir las agravantes de feminicidio, son tipificados como homicidio, además calificó como grave la intensión de eliminar del código penal el delito de feminicidio.

En Puebla, decenas de mujeres e integrantes del Frente Feminista Radical de Puebla colocaron un altar de flores, veladoras, fotos y peluches en el zócalo de la ciudad de Puebla, en honor a Ingrid.

Este viernes mujeres de todas las edades llegaron al zócalo de la ciudad para lanzar consignas en contra de los feminicidios y condenar el de Ingrid a manos de su pareja el pasado domingo en la alcaldía Gustavo A. Madero en Ciudad de México.

"Ahora que estamos juntas y ahora que sí nos ven. Abajo el patriarcado, se va a caer, se va a caer. Arriba el feminismo que va a vencer", fue una de las consignas que lanzaron las mujeres indignadas por el asesinato de la joven originaria del municipio de Juan Galindo.

Y en Hidalgo, simpatizantes de Marea Verde Hidalgo, agremiados al Comité de Lucha Universitaria y sociedad civil se concentraron en la Plaza Independencia, a un costado del Reloj Monumental de Pachuca para recordar a Ingrid Escamilla, quien fue asesinada por su esposo en la Ciudad de México a principios de febrero 2020.

Las manifestaciones y concentraciones en diferentes puntos del país, incluyendo la capital de Hidalgo, se realizaron tras la difusión de fotografías del cuerpo de Ingrid Escamilla, presuntamente filtradas por agentes de la Policía de la Ciudad de México.

Por tal motivo, la vocera de las diferentes organizaciones civiles que se identificó como Cecilia, evocó que el feminicidio de Ingrid fue "brutal".

Con información de corresponsales: Nayra Rivera, Alejandra Galicia, David Casas, Lorena Rosas, Arnoldo García e Israel Velázquez

(Sharira Abundez)