METRÓPOLI

Es la peor crisis que hemos enfrentado: dueños de papelerías en Edomex

Existen cerca de 24 mil papelerías en el Edomex de las cuales y una tercera parte está en riesgo de desaparecer

  • ISAAC RAMÍREZ
  • 04/08/2020
  • 20:33 hrs
  • Escuchar
Es la peor crisis que hemos enfrentado: dueños de papelerías en Edomex
Papelerías en crisis (Especial)

TOLUCA.- Los efectos económicos que ha dejado la pandemia del covid-19 alcanzaron a los papeleros del Estado de México, como es el caso de Eduardo Ávila Caballero, cuyo negocio apenas está obteniendo el 10 por ciento de las ganancias que ya debería de tener para esta fecha, considerada la más importante para el sector por el regreso a clases.

Y es que, en su negocio ubicado en el centro de la capital mexiquense, apenas llega uno que otro curioso a preguntar por el costo aproximado de una lista de útiles y, en menor medida, a surtirse de libretas, plumas y colores para el próximo regreso a clases que ocurrirá el 24 de agosto, aunque, a diferencia de otros años, en esta ocasión, no será presencial. 

"Junto con la de 1994, ésta es la peor crisis que hemos enfrentado en el negocio; las ventas apenas llegan al 10 por ciento de lo que vendimos en años anteriores y estamos muy preocupados por esta situación. Nos hemos visto en la necesidad de solicitar apoyos y ajustes con proveedores y otras instancias para sobrellevarla, pero muchos no podremos soportar tanto y tendremos que bajar la cortina", asegura.

Cierran sus puertas

De acuerdo con la Asociación de Negocios de Papelerías del Estado de México se estima que alrededor de ocho mil establecimientos como el de Eduardo no podrán seguir haciendo frente a sus compromisos de pago y tendrán que cerrar sus puertas, debido a la situación económica que enfrentan las familias mexiquenses y a que el regreso a clases presencial se prolongara por un periodo más, lo que ha ocasionado que los dueños se queden sin recursos para seguir solventando los gastos básicos como es el pago a sus proveedores, de la renta, la luz y el agua, así como la nómina de sus trabajadores.

Eduardo Ávila Caballero, dueño de papelería

Cifras proporcionadas por el Consejo Coordinador Empresarial del Estado de México (CCEM) señalan que existen poco más de 24 mil papelerías en el territorio mexiquense, de las cuales, una tercera parte está en riesgo de desaparecer, especialmente, porque la mayoría se tratan de pequeños negocios familiares que tuvieron que cerrar por más de tres meses al no ser considerados como esenciales y, posteriormente, en la reapertura, por la falta de clientes ante la inactividad que persiste en las escuelas y que se prolongará por un periodo indefinido de acuerdo con las autoridades educativas.

"Las pérdidas para el sector en lo que llevamos del año, ascienden a más de dos mil 600 millones de pesos, debido a que la gran mayoría de los negocios sostienen pérdidas cercanas al 80 por ciento, aunque en algunos establecimientos alcanza el 90 por ciento. Esto, ha puesto en riesgo los cerca de 132 mil empleos directos e indirectos que generamos las papelerías mexiquenses", aseveró Hugo Ávila Guadarrama, presidente de la asociación.

Eduardo, este año, por ejemplo, no pudo darle empleo temporal a las cerca de 25 personas que anualmente contrata para los meses de julio y agosto, y en su lugar, solo se quedó con las cinco empleadas que habitualmente emplea, aun cuando históricamente el regreso a clases representa entre el 80 y 85 por ciento de las ventas anuales para los papeleros.

Escuelas en bancarrota

La industria de las papelerías no es la única que está en riesgo, pues, de acuerdo con el vicepresidente de Educación del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del Estado de México (Concaem), Jorge Rello Vargas, alrededor del 25 por ciento de las cerca de 25 mil escuelas privadas de todos los niveles educativos que hay en la entidad, se encuentran en quiebra, por lo que no podrán regresar a clases aún a distancia.

El líder empresarial justificó que la problemática que enfrentan estas instituciones es que se calcula que la decersión y el abandono escolar alcanzarán el 30 por ciento para el ciclo escolar 2020-2021, sumado a que aún existe un retraso del 20 por ciento en el pago de colegiaturas por parte de padres de familia que vieron afectados sus ingresos durante la contingencia sanitaria.

Explicó que las escuelas particulares se enfrentan a una situación económica grave debido a que han tenido que implementar un sistema de educación dual o híbrido, pues con la educación a distancia han adquirido licencias de softwares seguros que permitan que los estudiantes puedan tomar sus clases de forma segura, las cuales se pagan por alumno y cuyo gasto han absorbido completamente las instituciones para no agregar nuevos costos a las colegiaturas.

Y, por otro lado, dijo, han tenido que mantener al cien por ciento su planta docente, a la que han capacitado en el uso de las nuevas tecnologías, a pesar del gasto que conlleva, mientras que deben conservar las instalaciones en correcto estado para cuando se decrete el regreso presencial a las aulas y en las cuales también gastaron hasta 25 mil pesos para cumplir con las medidas de sanidad, en caso de que el retorno a las aulas ocurriera en las próximas semanas.

Adicionalmente, continúan pagando rentas por los espacios que ocupan y deben seguir cubriendo los servicios como los del agua y la luz, los cuales a pesar de que no se han ocupado de la misma manera desde hace cuatro meses, siguen llegando con cuotas similares por el esquema de cobro hacia estos establecimientos que llevan a cabo la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y los organismos operadores de agua de los municipios.

Mantienen sus colegiaturas

Jorge Rello puntualizó que las estimaciones que ha realizado el sector apuntan a que 30 por ciento de los alumnos que estaban inscritos en las escuelas privadas, se trasladen a la educación pública y/o tengan que abandonar sus estudios, especialmente, en los niveles medio superior o superior, donde los jóvenes podrían dejar de asistir para comenzar a trabajar y asumir un papel de proveedores en sus hogares, por la falta de ingresos que ha dejado la pandemia y por considerar que son el grupo menos vulnerable.

Tan solo este martes, la Secretaría de Educación del Estado de México informó que el número de personas que se inscribieron al sistema educativo estatal aumentó en alrededor de 140 mil estudiantes en el nivel básico (preescolar, primaria y secundaria) para el ciclo escolar 2020-2021, al pasar de 430 mil 951 alumnos a 579 mil 382, de los cuales 131 mil 035 fueron incorporados al nivel preescolar, 203 mil 354 a primaria y 234 mil 993 a secundaria.

Ante ello, los dueños de escuelas privadas han optado por mantener sus cuotas y no ajustarlas como lo hacen año con año y solo las que forman parte de grandes grupos pudieron otorgar descuentos cercanos al 10 por ciento en las colegiaturas e inscripciones.

El sistema educativo privado del Estado de México está conformado por seis mil 400 planteles que concentran cerca de 60 mil docentes. A nivel nacional, esta entidad alberga el 12.76 por ciento de todas las escuelas del país.

(Sharira Abundez)