METRÓPOLI

Entre falsos rumores y filas kilométricas inicia vacunación en GAM e Iztapalapa

El deportivo Santa Cruz Meyehualco y la Vocacional 7 en Iztapalapa se desbordaron luego de que se difundiera el rumor de que estaba por acabarse la vacuna

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ E IVÁN MEJÍA
  • 02/04/2021
  • 18:10 hrs
  • Escuchar
Entre falsos rumores y filas kilométricas inicia vacunación en GAM e Iztapalapa
(Fotos: Iván Mejía y Marco Antonio Martínez)

Este viernes comenzó la vacunación contra la covid-19 en las últimas dos alcaldías por vacunar Iztapalapa y Gustavo A. Madero. Sin embargo, entre las filas y rumores, la jornada resultó en un vía crucis para las personas de 60 años y más, principalmente en los centros de vacunación del deportivo Santa Cruz Meyehualco y la vocacional 7 Cuauhtémoc de la alcaldía Iztapalapa.

VIVEN VÍA CRUCIS EN IZTAPALAPA EL PRIMER DÍA

La razón de dicho vía crucis es que debido a un rumor de que las vacunas Sputnik-V estaban a punto de acabarse, las personas que querían inocularse desbordaron ambos centros. Eso provocó largas esperas de más de dos horas, largas filas y sin una sana distancia.

"Se difunde muchos rumores de que se va a acabar la vacuna", explicó la secretaria de Salud de la Ciudad de México, Oliva Arellano, quien acudió al centro de vacunación de Santa Cruz Meyehualco.

Reconoció que ambas sedes se desbordaron y prometió que el personal médico se quedaría hasta atender a la última persona, pero también recomendó que quienes pudieran ir a la de Telecomm, lo hiciera, pues ahí había menos gente.

A quienes prefirieron regresar a su casa, les pidió no preocuparse y aseguró que pueden regresar otro día.

"El primer día siempre es mucho más complicado, hoy ajustaremos lo que sea necesario", admitió.

Garantizó que hay suficientes vacunas y quienes no quieran vacunarse este viernes, para no hacer la fila, "no hay problema".

El problema creció tanto, que llevaron 5 células vacunadoras más.

El tema no pasó inadvertido para la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, quien expresó que se vacunará a todos.

En Iztapalapa ha habido 95 mil 488 contagios y 5 mil 983 decesos debido a la pandemia, y es la alcaldía más golpeada por la covid-19.


Arellano aclaró que en la Gustavo A. Madero no hubo reportes de que se desbordara la demanda de personas por la vacuna.

TAMBIÉN LARGAS FILAS EN EL STE

La Jornada de Vacunación en las instalaciones de Servicio de Transportes Eléctricos (STE), en Iztapalapa, comenzó con una fila que daba vuelta a la cuadra. Iniciaba en Municipio Libre, giraba sobre las Torres y volvía a girar en la calle San Andrés Tetepilco.

Personas de 60 años y más que iban por su propio pie debían formarse por alrededor de 40 minutos para poder entrar a las instalaciones donde están los talleres y almacenes de los trolebuses, en la colonia San Andrés Tetepilco, y entonces ser registrados, esperar un rato y pasara a los 52 módulos de vacunación, y al recibir la inoculación pasar a otra área, donde aguardaban en sillas y eran monitoreados para ver si tenían una reacción adversa a la vacuna Sputnik-V.

Pasado ese tiempo y si no tenían ninguna reacción, entonces podían retirarse. Fueron varios los factores que demoraron la entrada de las personas. Uno fue que había personas que aunque les asignaban otra de las 7 sedes más instaladas en la alcaldía, como vivían en la misma colonia o cerca, preferían vacunarse en el STE aunque ahí no estuvieran previstos. Otro factor fue que había personas que llegaron antes o después de la hora que tenían programada.

"Organizaron mal o la gente es muy desordenada", describió don Manuel, de 73 años, quien debió rodear la cuadra del centro de vacunación. Se quejó de que en otras alcaldías las filas eran más chicas y en menos de 5 minutos entraban.

"¿De qué sirve que nos den un horario si no respetan nada? Llegué a las 10 y media y me dijeron fórmese. Me puse a caminar y me apuré y ya estoy sudando, para llegar lo más pronto posible pero tampoco puedo correr. Somos muchos y siguen llegando", dijo mientras mostraba el sudor que escurría en su frente.

"Todo iba bien en otras delegaciones, en orden respetando las letras de los apellidos, pero aquí dijeron como lleguen. No se cuántos miles seamos y siguen llegando. Como no respetaron nada igual no hicieron provisión y si se acaban, qué hacemos, ya nos formamos tres horas", criticó.

A ello se sumó que las vacunas rusas Sputnik-V, requieren ultracongelación, entonces ante la llegada masiva de personas anhelantes de vacuna, se acababan los lotes y se debía esperar unos 20 minutos a que los biológicos, como si vinieran de la misma Siberia, fueran descongeladas.

Pero pese a la larga fila, las personas avanzaban sin cesar, y en cosa de 40 minutos ingresaban. A unos metros de ahí se podía ver también una fila conformada por personas que acudían en silla de ruedas, que tenían 7 módulos solo para ellos.

Para quienes no iban en silla de ruedas había 52 módulos. Cuando La Silla Rota presenció el operativo, sí se registró una pausa para que se descongelaran las vacunas, luego de ser sacadas de la red fría, que en el caso de la STE se ubicaba en la llamada "casa blanca", y donde nadie, sólo personal médico y la Guardia Nacional tenían acceso, explicó a medios de comunicación el director de Servicio de Transportes Eléctricos.

Eso hacía que las enfermeras se pusieran a platicar, a consultar su teléfono, a bromear. Pero en cuanto les dijeron que las vacunas ya estaba listas para aplicarse comenzó una movilización para llamar a los adultos mayores, tomarles datos, preparar la vacuna, inyectarlos, ponerles un algodón y pedirles que revisaran si no tenían sangre y después mandarlos al área de monitoreo.

Después de ahí salían de las instalaciones.

Carlos Álvarez, de 71 años fue uno de los que acudieron. Explicó que se sintió bien y no tuvo ninguna reacción y elogió el operativo.

"Nos dan hasta nuestro lunch".

En su caso estuvo formado durante media hora. Cuando fueron vacunados le pidieron observar si en 3 días hay alguna complicación acudir a un centro de salud. Tampoco deben tomar o fumar.

Sobre si ha conocido a personas con covid, dijo que 5 familiares han sido contagiados, de manera leve.

"No hay mejor cura para evitar propagar la enfermedad".

En 40 días los van a llamar.

"Me siento muy contento porque no tengo ninguna reacción".

INCIDENTES

Durante el monitoreo de personas en sillas de ruedas, a una se le bajó la presión. Afuera, una señora que estaba preocupada por llegar, caminó rápido, tropezó y se lastimó. Una ambulancia debió ir por ella.

Como en centros de vacunación de otras alcaldías, había vendimia de caretas y de nieves.

DESPLIEGAN A 900 EMPLEADOS

El director del STE, Guillermo Calderón, informó que en el operativo participaron 250 personas del sector salud, distribuidas en 59 mesas. A ellos se sumaron 250 compañeros de la alcaldía de Iztapalapa, 100 educadoras, 150 de STE y 75 de la Guardia Nacional y 75 servidores de la Nación, y de protección civil de la alcaldía y el gobierno capitalino, 20 más. 

LARGAS FILAS, TAMBIÉN EN LA GAM

Mientras tanto en Gustavo A. Madero, este viernes santo reunió a miles sin importar sus creencias religiosas, pues más que por una cuestión de fe buscaban ser inmunizados contra el coronavirus. En este lugar también se observó una "kilométrica" fila de adultos mayores que rodearon la Ciudad Deportiva Carmen Serdán, en la colonia Cuautepec.

"Hoy es un día muy grande. Hoy murió Cristo, el murió para darnos vida a nosotros, y justamente hoy voy a ser vacuna contra esta enfermedad (covid-19). ¿Dígame si es casualidad u obra de Dios ? " se cuestionó Humberto, un adulto mayor residente de Cuautepec que acudió a recibir la primera dosis de la vacuna Sputnik V.

Como él, miles de católicos llegaron con sentimientos encontrados a la deportiva, donde una fila kilométrica se registró desde la siete de la mañana. Sin embargo, la organización de las autoridades capitalinas permitieron que el acceso fuera moderadamente rápido.

Los adultos mayores tardaban entre una hora o hora y media para vacunarse. Como fue el caso de Rosita, quien llegó a las 9 de la mañana y alrededor de las 10:30 horas ya estaba saliendo del recinto.

"Todo muy bien joven. Si hay gente, pero la verdad es que no está tan lento, estuve formada como 30 minutos y los 20 minutos en la zona de espera. Pero la vacuna es lo más rápido. Y la atención es buena", señaló.

Rosita, también es creyente de Dios, y al salir agradeció a las autoridades tras haber recibido la inmunización, pero también le dio gracias a Cristo, por permitirle sobrevivir a la pandemia y ahora ser una de las beneficiadas con la dosis.

"Todo muy bien joven. Si hay gente, pero la verdad es que no está tan lento, estuve formada como 30 minutos y los 20 minutos en la zona de espera. Pero la vacuna es lo más rápido. Y la atención es buena", señaló.

Rosita, también es creyente de Dios, y al salir agradeció a las autoridades tras haber recibido la inmunización, pero también le dio gracias a Cristo, por permitirle sobrevivir a la pandemia y ahora ser una de las beneficiadas con la dosis.

A diferencia de otras sedes de vacunación, en Ciudad Deportiva los aspirantes llegaban más a pie que en vehículos. O si lo hacían era en un servicio de transporte privado.


Al inicio de la jornada de vacunación, el clima era frío y nublado, pero conforme fue avanzado el tiempo cambió a un día soleado y caluroso, lo que ayudó también a que el ambiente fuera agradable para los adultos mayores.

"Ya se nos quitó el frío, ya está haciendo calorsito, y esta rico. Todo bien, nos fue muy bien en la vacuna, esperemos que ya depende de esto empiece todo a la normalidad, porque ya se extraña la vida que teníamos antes de esto", dijo Roberto, quien se vacunó junto a su esposa.

Las autoridades capitalinas registraban alrededor de las 13:00 horas un aforo de dos mil personas en el recinto, quienes venían de zonas como la Escolar, Cuautepec, Arboleadas, y de inmediaciones del Reclusorio Norte.

(Ameyaltzin Salazar)