METRÓPOLI

En el limbo, castigo a empresa que taló árboles

La desarrolladora de Torre Mitikah derribó 54 árboles en la colonia Xoco; autoridades analizan el monto de la multa que podría aplicársele

  • SHARENII GUZMÁN
  • 06/05/2019
  • 21:20 hrs
  • Escuchar
En el limbo, castigo a empresa que taló árboles
Aún no hay sanciones por la tala ilegal de árboles. (Especial)

La empresa desarrolladora de Torre Mitikah presuntamente incurrió en un delito ambiental y falta administrativa, luego que trabajadores derribaran 54 árboles el pasado fin de semana del camellón ubicado en la calle Real de Mayorazgo, colonia Xoco, alcaldía Benito Juárez, aseguró la Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México (Sedema).

Hasta el momento, la autoridad capitalina no tiene establecido el monto exacto de la multa administrativa que la empresa tendrá que pagar. Sin embargo, el rango podría fijarse entre un mínimo de 7 millones 631 mil 981 pesos y un máximo de 50 millones 383 mil 245. Dependerá de un análisis de las características de los árboles

 “Estamos revisando una serie de características para poder determinar cuáles van a ser los criterios de sanción administrativa (…) Esto se tiene que determinar muy puntualmente haciendo un estudio a profundidad de las especies, ubicaciones, altura y diámetros del arbolado que fue afectado en los días 3 y 4 de mayo por empleados de la empresa Mitikah”, explicó Andrée Lilian Guigue Pérez, directora de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental de la Sedema.

También la Sedema prevé reparación del daño ambiental por parte de la empresa y en su caso, la revocación del Permiso Administrativo Temporal Revocable (PATR) que obtuvo en noviembre de 2018 para realizar un deprimido en la calle Real de Mayorazgo para la entrada vehicular a los estacionamientos del complejo comercial Mitikah y que derivó en la tala de dichos árboles.

La Sedema enfatizó que la empresa a cargo de construir el deprimido no contaba con todos los permisos para el derribo de arbolado en vía pública. Solo tenía una autorización parcial y condicionada que establecía que para poder talar esos árboles requería además de dos vistos buenos por parte de las secretarías de Movilidad y de Seguridad Pública, con los cuales no tenía.

La dependencia capitalina insistió que la empresa fue la que incumplió con los permisos y reiteró que ella es la responsable del presunto delito ambiental y falta administrativa. No obstante, Guigue Pérez señaló a LA SILLA ROTAa que al revisar todos los expedientes detectaron que las autorizaciones por parte de la administración pasada de la Sedema para el derribo de arbolado “fue exacerbada”.

 “Es decir, nos parece que no hubo una manera comprometida de checar algunas otras alternativas de que las cosas se hubieran dado diferente para evitar el derribo de una cantidad importante de árboles en cada uno de los desarrollos que se implementaron en la ciudad. Sin embargo, la Sedema tiene la facultad para autorizar los derribos, siempre y cuando se garantice que se compensen los servicios ambientales a través de nuevas plantaciones o recursos para proyectos en materia de Medio Ambiente”.

La funcionaria de Sedema reconoció que la administración anterior fue laxa. “Creemos que hay muchos árboles, entre ellos éstos que estamos revisando, que debieron de haber sido analizados para proponer alternativas diferentes con las que estamos enfrentándonos”.

Leticia Quiñones, subprocuradora de Ordenamiento Territorial, señaló que el problema por parte de la autoridad capitalina anterior fue el uso desmedido de los mecanismos para dar autorizaciones como el polígono de actuación o la transferencia de potencialidades. “Eso desde mi perspectiva es lo que genera todo este desarrollo urbano desorganizado que como la ley lo permite, entonces se autoriza”.

El deprimido de Torre Mitikah que derivó en tala de árboles

La directora de Evaluación de Impacto y Regulación Ambiental de la Sedema relató que el 26 de mayo de 2017, el gobierno de Miguel Ángel Mancera otorgó el Permiso Administrativo Temporal Revocable con una vigencia de 10 años “respecto de la vialidad, banquetas y un camellón central, ubicados en avenida Real de Mayorazgo con una superficie de 4 mil 799 metros cuadrados de terreno y 3 mil 269 metros cuadrados de construcción.

 “El PATR pretendía realizar un paso a desnivel en calle Real de Mayorazgo desde avenida Universidad (…) Esto iba a permitir accesos a los estacionamientos de Mitikah, a sus patios de maniobra y a una rampa de acceso para Centro Bancomer”.

En tanto, el 15 de noviembre de 2018, la empresa solicitó autorización a la Sedema para el proyecto denominado “Mitikah Etapa IIIa Universidad 1,200” que consistía en un estacionamiento con una capacidad de 4, 180 cajones, dos edificaciones para uso de oficinas, es decir dos torres de 35 niveles, una Plaza de Integración y el deprimido en Mayorazgo.

 “Se otorga una autorización parcial condicionada en materia de impacto ambiental a favor de los copropietarios para la realización de únicamente para el proyecto fase II que era para el deprimido sobre Mayorazgo”.

Ese permiso parcial y condicionado establecía el derribo de 80 árboles, por considerarse que impedían la ejecución del proyecto.

 “La condicionante 1.2 dentro de esta resolución administrativa que dice que no podrá desarrollarse ninguna obra relacionada con esta autorización, sin obtener los vistos buenos que emita Semovi y la Secretaria de Seguridad Pública, por lo tanto, si no se tenían previo al inicio de obras, no podían hacer nada y por lo tanto el derribo de arbolado era la preparación del sitio, una de las etapas de la obra que se pretendía llevar a cabo”.

La autorización parcial contemplaba el derribo de 80 árboles y 47 transplantes, una vez que la empresa cumpliera con los vistos buenos de Semovi y SSP, sin embargo no se completaron los permisos. La empresa taló de manera ilegal el pasado 3 y 4 de mayo un total de 54 especies, determinó la Sedema.

JGM