METRÓPOLI

Empresarios piden reabrir salones de fiesta para evitar clandestinidad

El sector de salones de fiestas, jardines y eventos sociales pidió a las autoridades de CDMX y Edomex definir los tiempos y las condiciones para reactivarse

  • ISAAC RAMÍREZ
  • 28/10/2020
  • 14:18 hrs
  • Escuchar
Empresarios piden reabrir salones de fiesta para evitar clandestinidad
Salones de fiestas (Especial)

NAUCALPAN.-   El sector de salones de fiestas, jardines y eventos sociales pidió a las autoridades de la Ciudad de México y del Estado de México definir los tiempos y las condiciones bajo las cuáles permitirán a este gremio reabrir sus instalaciones, pues aseguraron que, de lo contrario, prevalecerá la celebración de fiestas clandestinas, en las cuales no se cumple con ninguna medida sanitaria y se corre el riesgo de que se conviertan en focos de contagios ante la permanencia de la covid-19.

“Estamos enfrentando una situación dura, por lo que pedimos que nos dejen trabajar con todas las medidas que venimos desarrollando como empresas responsables y conscientes de la situación por la que estamos atravesando. Esta solicitud de reapertura es un grito desesperado de la industria para que no se siga afectando a muchas familias, porque al final de cuentas los eventos se siguen celebrando en las casas y sin ningún protocolo”, señaló César Gómez Valdés, presidente de la Asociación Empresarial de Eventos Sociales del Estado de México.

Aseveró que, hasta el momento, las pérdidas para este sector alcanzan los mil 500 millones de pesos en la capital del país y el territorio mexiquense, los cuales incluyen las afectaciones que han tenido 35 giros que dependen de estos lugares de fiesta, como es el caso de los dedicados a alimentos y bebidas, decoración, ambientación, de recuerdos, de belleza, joyería y ropa, regalos, agencias de viajes, así como los propios recintos para la organización de estos eventos sociales, tales como salones, terrazas, jardines, haciendas, quintas y viñedos.

SE CANCELAN 73% DE LOS EVENTOS CONTRATADOS

De acuerdo con esta asociación y las de Recintos y Banquetes de la Ciudad de México, de Salones y Jardines para Eventos del Estado de México y de Jardines y Salones de Tepotzotlán, la situación se ha agravado aún en las últimas semanas para este sector, debido a que hasta el 73 por ciento de los eventos que tenían contratados para este año y se tuvieron que postergar, se los han cancelado, lo que ha implicado que tengan que regresar el dinero a los clientes y que se sigan descapitalizando.

Apuntó que este fenómeno ha ocurrido, puesto que la obligatoriedad del cierre no ha sido pareja en todos los lugares, debido a que algunos clientes han solicitado sus reembolsos para contratar el servicio en entidades vecinas como Querétaro o Morelos, donde ya se permite la operación de estos negocios, mientras que otros han hecho lo mismo pero en municipios mexiquenses en los que se han aligerado las medidas de supervisión, como es el caso de Almoloya de Juárez, Metepec, Zinacantepec y Valle de Bravo, lo que pone en desventaja a quienes se han ajustado a la medida.

Gómez Valdés subrayó que también se ha generado una competencia desleal con otros sectores, como el restaurantero y el hotelero, los cuales ya han podido abrir y usan sus instalaciones para organizar actos sociales, lo que les ha ayudado reactivarse económicamente.

PREVÉN QUIEBRA TÉCNICA SI SE ALARGA REAPERTURA

El presidente de la Asociación de Salones y Jardines para Eventos del Estado de México, Federico Déciga Fernández, refirió que, de acuerdo con el reporte de los cerca de 900 establecimientos afiliados, son cerca de 120 mil empleos permanentes y eventuales los que genera este gremio, de los cuales más del 30 por ciento se han tenido que recortar hasta ahora, aunque la afectación podría ser mayor si esta situación se extiende para el final del año.   

Mencionó que la preocupación sobre las afectaciones se acrecienta, debido a que durante los meses de noviembre y diciembre se celebran 37 por ciento de los eventos anuales que, de no definirse la reapertura, también se perderían, lo que llevaría al 90 por ciento de los establecimientos a una quiebra técnica.

Finalmente, los empresarios solicitaron al gobierno estatal hacer una definición sobre la apertura, escuchar las necesidades del sector, evaluar los protocolos de seguridad y sanidad que previamente ya presentaron a la Secretaría de Desarrollo Económico, ya que solo esto permitirá acabar con la clandestinidad de los eventos sociales y, con ello, se reducirá el riesgo de contagios en la entidad, a causa de estas reuniones.



(Sharira Abundez)