METRÓPOLI

El negocio de la reventa de boletos en el Metro; policías y empleados, coludidos

En 5 y 7 pesos, incluso en “promoción” de 3 por 21 pesos, los boletos son comprados por usuarios que llevan prisa y no quieren formarse para adquirir su entrada

  • REDACCIÓN
  • 10/05/2019
  • 12:06 hrs
  • Escuchar
El negocio de la reventa de boletos en el Metro; policías y empleados, coludidos
El negocio de la reventa de boletos en el Metro; policías y empleados, coludidos (Foto Especial)

A todas horas, afuera de las estaciones más concurridas del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, hombres, mujeres y hasta niños revenden boletos en un negocio ilícito en el que están coludidos policías y trabajadores.  

El negocio es lucrativo, pese a la implementación de las nuevas tarjetas recargables del Metro, uno de cada dos usuarios utiliza el boleto para ingresar a las instalaciones.

A unos pasos de las inmediaciones de estaciones como Pantitlán, Tacubaya y Observatorio, es común ver a revendedores, según reportó Noticieros Televisa.

Desde los cinco hasta los siete pesos, incluso en “promoción” de tres por 21 pesos, los boletos son revendidos a aquellos usuarios que llevan prisa y no quieren formarse para adquirir su entrada.

“Son a siete, tres por veinte”, refiere una mujer mayor, quien a pocos metros de la entrada del transporte revende boletos a la vista de todos, incluso, gritando.

También, comerciantes de las afueras de las estaciones ocupan sus locales para vender, además de sus productos, boletos del Metro. En Tacubaya, un puesto de café y pan también le entra a la reventa.

En Pantitlán, por ejemplo, los revendedores ofrecen los boletos en su precio regular, cinco pesos.

La venta se da sin disimulos, a la vista de elementos de la Policía Auxiliar, quienes no hacen nada para detener este delito.  

“El usuario tiene prisa, lo que busca es entrar rápido y si le venden un boleto para ingresar más rápido sin que se forme, pues paga los siete pesos”, declara Héctor Homero Zavala, dirigente sindical del Metro, entrevistado por Noticieros Televisa.

Por su parte, Florencia Serranía, directora del STC Metro, dijo también en entrevista a la televisora, señaló que desde diciembre del año pasado, sea han realizado 32 remisiones por reventa de boletos.

Serranía, además, admitió que empleados del Metro participan en esta actividad ilegal: “tenemos un par de trabajadores que han sido encontrados cometiendo fraude”.

La directora del Metro explicó que estos alteran los torniquetes para que no rompan los boletos, lo recuperan entero y lo revenden.

Los policías que vigilan los torniquetes también forman parte de esta red de complicidad.

“Cuando el torniquete se traba, el policía lo abre o tiene la tarjeta con la que deja pasar al usuario y le pide el boleto, éste lo agarra y se lo guarda, juntan los boletos, se los venden a los revendedores y se los dan en tres pesos, ahí lo venden a cinco pesos y le ganan dos”, detalla Zavala.

Al respecto surge el caso del pasado 28 de abril cuando dos policías fueron detenidos en la estación Nezahualcóyotl, de la Línea B, por guardar los boletos dentro de una mochila para presuntamente revenderlos.

De acuerdo con Milenio, de 2016 al 2019 se abrieron 16 carpetas de investigación contra 20 elementos de la Policía Auxiliar por encontrarles boletos del Metro para revenderlos.

Las autoridades del Metro trabajan con los legisladores para modificar el delito de la reventa de boletos, pues actualmente la sanción únicamente es cívica y no penal.

Con información de Noticieros Televisa y Milenio

rgg