METRÓPOLI

“El Galleta”, 9 años impune y ahora lo buscan por otra masacre

El multihomicidio de 2010 se le achacó al grupo criminal “La Mano con Ojos”, escisión del cártel de los Beltrán Leyva que azotó la zona metropolitana del Valle de México entre 2010 y 2012

  • ANTONIO NIETO
  • 18/08/2019
  • 19:30 hrs
  • Escuchar
“El Galleta”, 9 años impune y ahora lo buscan por otra masacre
Ahora, “El Galleta” es señalado como autor de un multihomicidio perpetrado el 26 de julio pasado. (Especial)

Las investigaciones por el asesinato de cuatro hombres secuestrados el 26 de julio pasado en Tlalpan arrojaron ya un probable responsable: Alberto Omar Gallo Vázquez “El Galleta”, un narcotraficante que lleva casi nueve años prófugo.

A este individuo se le busca por una de las primeras masacres ligadas a la delincuencia organizada en la capital, el asesinato de cinco miembros de la familia Sánchez Pérez, el 5 de octubre de 2010 en el pueblo de San Miguel Ajusco.

Este multihomicidio se le achacó al grupo criminal “La Mano con Ojos”, escisión del cártel de los Beltrán Leyva que azotó la zona metropolitana del Valle de México entre 2010 y 2012.

Ahora, “El Galleta” es señalado como autor de otro multihomicidio, perpetrado el 26 de julio pasado, luego de que cuatro jóvenes fueran raptados, puestos bocabajo en una zona boscosa de la carretera Picacho Ajusco y asesinados con un balazo en la cabeza.

Todo por la disputa de la parte alta de la alcaldía de Tlalpan, que ha escalado hasta el punto de dejar víctimas inocentes, como Monserrat Tirres González, de 23 años de edad, alcanzada por las balas junto con su bebé en brazos, el pasado 14 de junio de este año en Bosques del Pedregal.

El Galleta” no es un narcomenudista común, de acuerdo con el informe “Puestas a Disposición Relevantes”, que incluye 50 averiguaciones y fue elaborado por Policía de Investigación, pues fue brazo derecho de Roberto Guadalupe Hernández “El Chaparro”, secretario particular de Alberto Pineda Villa “El Borrado”, uno de los hombres más cercanos a Arturo Beltrán Leyva “El Barbas”, abatido por la Marina en 2009.

Además, en el organigrama delictivo de “La Mano con Ojos”, aparece con una conexión directa con narcotraficantes de Acapulco, Guerrero; actualmente, “El Galleta” es líder absoluto de su propia banda criminal.

En casi nueve años, la Procuraduría capitalina no ha sido capaz de detenerlo, pese a que existe una orden de arresto en su contra; asimismo fue de los pocos miembros de “La Mano con Ojos” que nunca fue arrestado o ultimado por rivales.

El nuevo multihomicidio vinculado a “El Galleta

Tres cadáveres yacían casi apilados mientras un cuarto estaba a unos metros, en un camino boscoso contiguo a la carretera Picacho Ajusco, en la colonia Miguel Hidalgo.

Era la mañana del 26 de julio de este año y personal de la Procuraduría los encontró así: uno está bocabajo, con chamarra de capucha azul, playera naranja, pantalón de mezclilla gris y tenis blancos. El segundo está bocarriba, con chamarra negra, capucha puesta y pants negro.

El tercero está bocabajo, con las manos atadas por detrás con lazos de plástico blancos, pantalón de mezclilla negro por debajo de la cintura y tenis rojos. El cuarto está tendido de lado, con sudadera de capucha azul, pantalón de mezclilla azul y tenis. 

Acorde con los reportes de la dependencia, todos están atados de los pies con lazos de plástico blancos y presentan disparos de arma de fuego.

Corría el rumor que eran los pistoleros de Plaza Artz, que ultimaron a dos hombres israelíes que departían en un restaurante dentro de la plaza, pero posteriormente se supo que eran presuntos narcomenudistas de la parte alta de Tlalpan.

Es en esta zona donde desde junio hay una suerte de guerra entre varios grupos de traficantes de drogas: los de “El Galleta”, los de Hugo González Ruiz “El H”, los de Don Agustín y su sobrino Pepe Hijo de Pancho El Perro y los desertores de “El H”, encabezados por “El Camilo”.

La alcaldía Tlalpan es clave en el trasiego de drogas debido a su cercanía con Morelos y el Estado de México; en las faldas del Ajusco hay decenas de caminos de terracería que conducen a estas dos entidades y que han servido para pasar contrabando, estupefacientes y armas.

Asimismo, la alcaldía se ha caracterizado por albergar familias de secuestrados como Los Camacho que instauraron casa de seguridad en la zona boscosa, lo cual complicaba a las autoridades en su búsqueda de las víctimas.

El Galleta” es un ejemplo claro de la honda conexión que hay entre los grupos criminales de Tlalpan y Morelos, pues era el segundo a bordo de la célula que encabezaba, hasta que fue detenido en 2012, Roberto Guadalupe Hernández Chávez “El Chaparro”, cuñado de Alberto Pineda Villa “El Borrado”, unos de los narcotraficantes más peligrosos de los últimos años, ultimado en 2009.

“El Borrado” era junto con su hermano, Mario, jefe de plaza del cártel de los Beltrán Leyva en Morelos, territorio que controlaron por décadas. María de los Ángeles Pineda era su hermana y esposa de José Luis Abarca, ex edil de Iguala, Guerrero, encarcelado por la desaparición forzada de 43 normalistas de Ayotzinapa.

Hoy “El Galleta” encabeza la pelea por Tlalpan, con todo y que desde 2010 pesa una orden de aprehensión en su contra por el homicidio de cinco miembros de la familia Sánchez Pérez, vendedores de droga que se opusieron a “La Mano con Ojos”.


djh