METRÓPOLI

Dylan "volvió a nacer" tras recibir un disparo en la cabeza

En septiembre de 2020 Dylan fue a visitar a su abuelita, en donde lo hirió una bala perdida al interior del domicilio

  • MANUEL LÓPEZ
  • 25/11/2021
  • 18:49 hrs
  • Escuchar
Dylan volvió a nacer tras recibir un disparo en la cabeza
(Foto: Especial)

CHIMALHUACÁN.- Dylan Andrés, el menor de edad que recibió un impacto de bala perdida en la cabeza en el año 2020 mientras dormía con su abuela en el municipio de Chimalhuacán, podrá tener una vida normal como la de cualquier otro niño de su edad.

Luego de más de un año del accidente, neurocirujanos le colocaron una placa de titanio en la cabeza que le cubrirá el cerebro y le permitirá ir a la escuela, practicar cualquier deporte y hacer cualquiera de las actividades que le gusten sin riesgo de padecer una fractura que ponga en riesgo su vida.

Esto gracias a una labor altruista que realizan médicos del país en coordinación con la Fundación Mac Hospitales Mac de la Ciudad de México, que han apoyado a más de 10 mil personas en situación vulnerable y casos especiales cómo lo es el de Dylan.

"A Dylan lo conocimos con la lamentable noticia de lo que pasó hace un año, pero físicamente lo conocimos en agosto de este año, donde hicimos la primera evaluación y desde agosto hemos estado preparando a la familia para lo que viene", aseguró Alberto Pérez, Neurocirujano.

La placa fue donada por Comeker y colocada en el Hospital MAC Periférico Sur, por los reconocidos médicos neurocirujanos Jesús Alberto Pérez Contreras y Fernando Calderón Carrillo, quienes donaron sus honorarios.

"Esto ha sido el esfuerzo de muchísima gente, afortunadamente detrás de Dylan hay muchas personas, aquí se ve la solidaridad que hay entre nosotros, el ya está ansioso por salir a jugar, quiere subirse a su bicicleta, es un niño increíble que tuvo una situación lamentable", agregó Ana Gabriela Gómez, Directora de la Fundación MAC.

DYLAN "VOLVIÓ A NACER" TRAS RECIBIR UN DISPARO EN LA CABEZA

En septiembre de 2020 Dylan fue a visitar a su abuelita y se quedó a dormir con ella, por la mañana el niño estaba dormido en la cama, sin embargo, vecinos de la colonia Acuitlapilco dispararon al aire y una de esas balas incrustó el techo de madera del cuarto y cayó en la cabeza del niño.

La bala se alojó detrás de su ojo izquierdo y estuvo hospitalizado varios días en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca, dónde los médicos tuvieron que cortar un fragmento de cráneo para retirar la bala, pese a que estuvo al borde de la muerte Dylan sobrevivió y no tuvo secuelas.

"Nos cambio demasiado, es algo que uno no espera, somos personas muy humildes, de bajos recursos, hasta que pasó esto, nos golpeo feo, porque es algo que no esperas", dijo su abuela Noemí.

SIN JUSTICIA POR LOS HECHOS

Jazmin Gómez, madre de Dylan, aseguró que hasta el momento no hay ningún detenido por estos hechos y detalló que las autoridades les retiraron todo el apoyo.

"Dylan necesitaba terapias para poder recuperarse al cien por ciento pero todas las autoridades nos retiraron el apoyo, según nos habían dicho que iban a estar acompañándonos en todo el proceso pero al final resultó que no pasaron los días y se olvidaron de mi niño", aseguró.

Lamentó que no hubiera apoyo público y solo fuera la iniciativa privada quien les brindara el apoyo para la reconstrucción de la cabeza del menor, pues era una pieza indispensable para que el pudiera hacer su vida normal.

"Es una bendición (la reconstrucción de cabeza) porque él ya quiere jugar, ir a la escuela y hacer cosas que no podía, los doctores ya nos dijeron que puede hacer si vida normal y estamos contentos por eso, mi niño es un niño muy fuerte", finalizó.


(SAB)