METRÓPOLI

Durante feminicidio de Abril, cámaras del C2 enfocaban a otro lado

Las dos cámaras del C2 Sur captaron únicamente el paso de vehículos durante el asesinato de Abril Pérez Sagaón por lo que la pista sobre los feminicidas materiales carece de imágenes

  • ANTONIO NIETO
  • 02/12/2019
  • 21:32 hrs
  • Escuchar
Durante feminicidio de Abril, cámaras del C2 enfocaban a otro lado
Hasta el momento no se sabe dónde se escondieron los feminicidas materiales ni se conocen probables apodos o ligas con algún grupo delictivo (Especial)

Dos cámaras del C2 Sur pudieron haber filmado el feminicidio de Abril Pérez Sagaón el 25 de noviembre pasado, pero ambas enfocaron en otras direcciones.

Así consta en la carpeta CI-FCY/COY-2/UI-2C/D/16885/11-2019, donde se establece que la cámara panorámica y a color ID 3307, ubicada en Río Churubusco y México, colonia del Carmen, Coyoacán, apuntaba hacia Churubusco, donde solo captó el paso de decenas de vehículos.

La cámara ID 3309, asentada en División del Norte y Churubusco, que apunta casi frente a donde ocurrió el crimen, solo fue dirigida a es e punto hasta las 19:23 horas, unos cinco minutos después de los hechos, cuando incluso ya había una patrulla de la Policía y a las 19:28 horas una ambulancia.

Allí se observa el Malibú del abogado de Abril, quien quedó herida en el asiento del copiloto, mientras sus hijos menores llaman por teléfono para avisar a otros familiares de lo ocurrido.

"Por lo que se procede a observar la grabación de la cámara con número de ID 330, la cual se localiza en división del Norte al cruce con Río Churubusco, donde se observa que a las 19:23:10 la cámara enfoca al vehículo sobre la bahía de los carriles centrales y hay servicios de emergencia en el lugar", se lee en un informe de Policía de Investigación del 26 de noviembre.

Con esto, la pista sobre los feminicidas materiales carece de imágenes que los liguen a los hechos, pues PDI tiene el seguimiento de una motocicleta con los probables sospechosos, pero eso no sería suficiente para vincularlos a proceso.

Es más, hasta el momento no se sabe dónde se escondieron ni se conocen probables apodos o ligas con algún grupo delictivo, se recalca en los reportes de la PGJ.

Abril y sus hijos se dirigían al Aeropuerto capitalino para viajar a Monterrey, donde residían mientras se desahogaba el juicio contra su ex esposo, Juan Carlos, ex CEO de Amazon y hasta ahora único sospechoso de la autoría intelectual del crimen.

Él había sido procesado por lesiones dolosas y violencia familiar, luego de presuntamente golpear a Abril con un bat de béisbol, todo porque el juez Federico Mosco sostuvo que la Procuraduría capitalina no había sido capaz de presentar indicios suficientes para imputar tentativa de feminicidio.

A esto concluyó durante las audiencias, donde alegó que ni el Ministerio Público ni peritos presentaron el bat ni fotografías del lugar de los hechos, por lo cual había una duda con respecto a cómo sucedió la agresión.

Todo ello permitió al ex esposo de Abril eludir la prisión preventiva, pues las lesiones y violencia familiar son delitos no graves y por ende no están sujetos al análisis oficioso de dicha medida cautelar.

Tanto Federico Mosco como el juez Luis Alejandro Diaz Antonio fueron suspendidos en lo que el Tribunal Superior de Justicia indaga si cayeron en alguna irregularidad en su trabajo, al favorecer al exmarido de Abril y no a ella, en su carácter de víctima.