METRÓPOLI

Don Melitón regresaba de su festejo por el Día del Albañil y falleció en la L12

A pesar de que era su día descanso decidió acudir junto a sus dos hijos a la reunión organizada por su patrón

  • MANUEL LÓPEZ
  • 06/05/2021
  • 18:24 hrs
  • Escuchar
Don Melitón regresaba de su festejo por el Día del Albañil y falleció en la L12
(Familiares de Don Melitón ponen Cruz de cal y veladoras Foto: Manuel López)

CHALCO.- El señor Melitón Velasco era uno de los mejores albañiles de la comunidad de Tezompa, en el municipio de Chalco. Desde niño aprendió el oficio cuando acompañaba a su padre como su ayudante en pequeñas obras que realizaban la comunidad. 

Originario de Oaxaca, había logrado comprar con mucho esfuerzo un pedazo de tierra en una zona irregular colindante con la alcaldía de Tláhuac, cuando llegó a vivir al Estado de México. Desde ahí comenzó a conocer las bases del colado y pegado de tabiques, tarea que decidió perfeccionar en la Ciudad de México para crear su propia historia. 

"Era muy trabajador, muy conocido en la ciudad. Trabajábamos en remodelaciones, en construcciones de casas. De él aprendí el oficio", recuerda su hijo Adán.

Debido a que su trabajo en la capital del país le dejaba pocos recursos, don Melitón solo pudo ofrecer educación básica a sus cuatro hijos, entre ellas dos mujeres. "Yo preferí seguirlo porque fue lo que me enseñó. Trabajar con el tabique y aprender a hacer las cosas bien hechas", comenta Adán.

FESTEJO QUE TERMINÓ EN TRAGEDIA

El lunes pasado fue especial para Melitón y sus dos hijos, Adán y Salvador, quienes eran sus ayudantes en una obra, porque era el Día de la Santa Cruz. Aunque de manera regular era su día de descanso, los tres decidieron asistir a trabajar porque su patrón les había organizado una comida como agradecimiento por su día.

"Nuestro patrón nos festejó, muy amable nos ofreció una comida en su casa donde estábamos trabajando. Fuimos, comimos, y nos tomó una foto", comenta Adán. Luego de varias cervezas cayó la noche. Tras despedirse de sus jefes, los tres decidieron volver a su casa con la alegría de pasar una tarde libre de cargar tabiques y cavar en la tierra.

"Veníamos cansados. Yo me quedé dormido en el camino cuando escuche cómo se cayó el metro. Vi gente tirada pidiendo auxilio. Había mucha sangre y solo me acuerdo que salí y estaba en una ambulancia. Ya después llegó mi hermana y mi mamá y me dijeron que mi hermano y mi papá estaban en el hospital. Y después supe que mi padre había fallecido por un paro", recuerda.

SU HIJO, EL MOTOR PARA SEGUIR ADELANTE

Para Adán, quien ahora se recupera en casa junto a su hermano, el motor para seguir adelante tras la partida de su padre aún viene en camino. "Ahora yo solo pienso en mi hijo. Ya está por nacer y no me queda más que seguir adelante para ver por él y que mi papá esté orgulloso de nosotros".

Salvador, el hijo más pequeño de don Melitón Velasco, aún no asimila lo que pasó. Se encuentra en cama adolorido tras los golpes que sufrió y prefiere no salir de su cuarto.

"Nosotros solo pedimos que nos apoyen, pero no solo a nosotros, sino a todos los que sufrimos de alguna manera esto. Tienen que responder por lo que pasó y no solamente decir que van a investigar. Debe de haber responsables".

na