METRÓPOLI

Desgano de pasajeros del Metro para usar código QR contra contagios

Al interior del algunas estaciones no hay carteles que expliquen la utilidad del código, que ya está disponible y tampoco hay personal que conmine a escanearlos

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 10/12/2020
  • 18:54 hrs
  • Escuchar
Desgano de pasajeros del Metro para usar código QR contra contagios
Código QR en Metro CDMX (Especial)

El Código QR llegó a 21 de los 46 trenes en circulación de la Línea 2 del Metro. El programa del gobierno capitalino fue puesto en marcha ahí el 8 de diciembre para tratar de romper las cadenas de contagio de la covid-19 que potencialmente se pueden dar en el Sistema de Transporte Colectivo, donde diario viajan millones de personas, algunas se quitan el cubrebocas, otras lo llevan mal puesto y unas más se lo retiran para hablar por teléfono o comer, pese a que está prohibido.

En un recorrido hecho por La Silla Rota, se observó que los Códigos QR en el Metro les pasa lo mismo que a los que están instalados en centros comerciales, negocios o restaurantes: sólo lo escanean las personas que saben de la herramienta y están dispuestas a buscarlos y a registrarse. Los demás no voltean ni a verlo o no saben, como dijo un joven usuario.

SIN CARTELES EXPLICATIVOS

No hay señalamientos en los andenes o en la entrada de las estaciones que indiquen que ya llegó el código QR que permite avisar vía SMS a quien haya usado un vagón con alguien contagiado, que debe vigilar sus síntomas, en su caso aislarse y hacerse la prueba.

Aunque el Metro es uno de los sitios con más carteles que recomiendan la sana distancia, el uso de cubrebocas y el lavado de manos, aún no llegan los anuncios que expliquen la utilidad del código QR, que ya están disponibles y tampoco hay personal que conmine a los usuarios a usarlos.

La Silla Rota detectó que en 5 trenes no había  códigos, y en 4 donde sí estaba pegado, sólo dos personas se acercaron, una lo escaneó y otra dice que le tomó la foto.

PUEDE SERVIR

La persona que lo escaneó lo hizo en el Metro Nativitas. Al preguntarle por qué lo hizo, respondió rápido.

“Ahora sí que cualquier herramienta puede servir”. Pero no quiso hablar más y se apegó a las reglas impuestas en el Metro, que prohíben hablar, aunque el cubrebocas no lo llevaba bien puesto pues se le asomaba la nariz.

En la terminal Tasqueña de la Línea 2, dos vagones que salieron a dar servicio iban sin el código y fue hasta  que apareció el tercero que sí los llevaba los códigos pegados en su interior.

Un hombre que se subió ahí, primero se sentó. Luego, al minuto de avance de la unidad se asomó, lo vio detalladamente, leyó lo que decía y tomó una foto, pero no lo escaneó.

“Nada más le saqué la foto”, dijo, cortante, sin mirar a los ojos.

Igual que el primer hombre, no se animó a platicar. Optó por la indiferencia y sólo ver su celular.

EN BLANCO Y NEGRO

Pero en el mismo vagón y en el de adelante es la única persona que se asoma a ver el código en el papel, que es discreto en unas paredes que suelen llevar publicidad más colorida, ya sea del propio gobierno capitalino o de parte de algunas empresas comerciales que promocionan sus productos.

Los demás usuarios iban ensimismados, viendo su celular. Todos con cubrebocas. El vagón iba casi en silencio. Sólo lo rompían algunos vendedores, los llamados vagoneros, que a diferencia de hace unas semanas, ahora sí llevan su cubrebocas, aunque tengan que gritar más para vender sus productos, como máscaras KN95 por 10 pesos.

PROTÉGETE Y PROTEGE A LOS DEMÁS

“Protégete y protege a los demás. Escanea este código (con APP o con tu smartphone y se te notificará si algún asistente que haya coincidido contigo en este vagón es positivo recientemente a covid19”, dice el mensaje principal colocado donde está el código.

Un mensaje que nadie quiere recibir pero que es necesario en la ciudad donde ya la pandemia ha dejado 18 mil 516 defunciones y entre el 8 y 9 de diciembre registró 5 mil 056 contagios;  además comienzan a colapsar  los hospitales públicos y privados, según datos publicados por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

SÓLO PUEDE HACERSE UN REGISTRO

Para quienes no cuenten con un teléfono inteligente se pide enviar un SMS con el folio del vagón, que aparece debajo del código QR.

A quienes registren el código, proporcionen su número telefónico y demuestren no ser un robot, se les envía un mensaje de respuesta en menos de un minuto.

“Registro exitoso: L2 592/593 N2115 10/12/2020”.

En el recorrido hecho por La Silla Rota se constató que sólo se puede hacer un registro QR, y al tomar otro tren, aunque se vuelva a escanear un nuevo código, ya no llega otro mensaje SMS para confirmar que la información fue enviada.

LA MEDIDA

La colocación de los Códigos QR en los 46 trenes de Línea 2 se continuará durante los siguientes días. Posteriormente, de manera paulatina y de acuerdo con la afluencia que tenga cada una y su extensión, se hará en el resto de las líneas. Bajo ese criterio se pondrán en las Líneas 3, 1, 9, A, B, 8, 12, 7, 5, 6 y 4.

En total, en el Metro se colocarán 14 mil 464 plantillas de Códigos QR, cuatro en cada uno de los tres mil 226 vagones correspondientes a los 377 trenes que circulan por las 12 Líneas.

Además, serán colocadas 8 imágenes de Códigos QR en los andenes  (ambas direcciones) de cada una de las 195 estaciones.

De acuerdo con fuentes de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP) y del Metro, aún no hay fecha para saber cuándo estarán colocados los códigos QR en todos los trenes y andenes de la red del STC.


(Sharira Abundez)