METRÓPOLI

Denuncia AO ante FGR irregularidades en obras de mitigación por Interurbano

La alcaldía también denunció retrasos en el anexo relativo sobre las 14 obras de mitigación que estaban a cargo de la Secretaría de Obras y Servicios

  • MARCO ANTONIO MARTÍNEZ
  • 06/04/2019
  • 13:12 hrs
  • Escuchar
Denuncia AO ante FGR irregularidades en obras de mitigación por Interurbano
Denuncia AO ante FGR irregularidades en obras de mitigación por Interurbano (Foto Cuartoscuro)

La cara y lenta obra del Tren Interurbano Toluca-Valle de México sumó otra irregularidad más. La Alcaldía de Álvaro Obregón presentó el 5 de abril una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) por irregularidades detectadas por el pago que recibió la anterior administración por obras de mitigación, que sí fueron realizadas pero en colonias que no fueron afectadas por los trabajos de la construcción del Tramo III de la obra iniciada por el anterior gobierno federal. A ello se suman 14 obras o proyectos que debía hacer también para mitigación la Secretaría de Obras y Servicios capitalina (Sobrese), pero que no ha concluido.

“El enlace de la alcaldía en Álvaro Obregón para las obras de ampliación de la Línea 12 del Metro/Tren Interurbano México Toluca hizo del conocimiento que se han detectado diversas irregularidades presuntamente constitutivas de delito en el desarrollo y ejecución de las obrsa de mitigación como consecuencia de la construcción del Tren Interurbano de Pasajeros Toluca-Valle de México”, de acuerdo con la denuncia, firmada por el director general jurídico, Juan Pedro Alcudia Vázquez.

Según el documento, del cual La Silla Rota tiene copia, la anterior administración, encabezada por la jefa delegacional Antonieta Hidalgo, recibió el 3 de agosto de 2017 por obras de mitigación el monto de 99 millones 900 mil pesos, pero que las obras de relleno y pintura se realizaron pero en colonias fuera del rango de afectación de las obras.

La alcaldía también denunció que se encontraron retrasos en el anexo relativo sobre las 14 obras de mitigación que estaban a cargo de la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) de la ciudad de México, entre los que destaca la construcción del Centro de Salud Tlapechico, el cual no se ha construido “debido a que sólo se contempló el proyecto y trabajos adicionales, con un costo de 4 millones 377 mil pesos, sin que exista evidencia fotográfica de los trabajos realizados”.

El área jurídica de la alcaldía encabezada por Layda Sansores, informó que para coadyuvar con la Fiscalía en las investigaciones, las direcciones de Administración y de Desarrollo Urbano de esta alcaldía realizan labores de revisión y verificación de obras de mitigación como consecuencia de la construcción del Tren.

“Asimismo, ante la posibilidad de que los hechos denunciados configuren un ilícito que requiera de la procedibilidad de la querella para su prosecución, en este acto procedo a formularla, ofreciendo por estar relacionadas con los hechos detallados”, se lee en el escrito firmado por Alcudia.

MITIGARON… DONDE NO DEBÍAN

Respecto a los trabajos de mitigación para colonias afectadas por la obra, cuyos recursos recibió la entonces jefatura delegacional, el enlace refiere que sí fue recibido por el órgano político.

“Se anexa copia del oficio DAO/DGA/DRF/0753/2017, mediante el cual directora de Recursos Financieros de la entonces delegación Álvaro Obregón Ivonne A. Montaño Ortiz le informa al Lic. Alfredo H. Piña García, director técnico, los conceptos en los que se utilizarán los $99,900,000 asignados a obras de mitigación (trabajos de repellado y pintura en fachadas)”.

Dichos trabajos debían ser de repellado y pintura de fachadas en diversas colonias de la demarcación. Al referirse si se llevaron a cabo las obras, el enlace de la alcaldía para las obras de ampliación de la Línea 12 del Metro/Tren Interurbano Toluca-Valle de México, detectó que sí había evidencia de los trabajos de repellado y pintura, pero no en las zonas afectadas a las que iban dirigidas.

“Estos trabajos fueron ejecutados en colonias fuera del rango de afectación de las obras de construcción del Tren Interurbano, mismas que se anexan en el ‘Informe sobre las 14 obras de mitigación a cargo de la Secretaría de Obras y Servicios de la ciudad de México”, se lee en el documento.

“Por lo que hace al presupuesto asignado a obras de mitigación y ejecutadas por la entonces delegación Álvaro Obregón, de conformidad con el listado de colonias beneficiadas con dicho presupuesto, se puede observar que el gobierno delegacional benefició a colonias que se encontraban fuera del rango de afectación derivado de los trabajos de construcción del Tren Interurbano Toluca-Valle de México”. 

SOBSE DEJÓ OBRAS INCONCLUSAS

A ello se agregan rehabilitación de espacios o construcción de proyectos como parte de la mitigación que la Secretaría de Obras y Servicios capitalina dejó en el aire.

Además del caso del Centro Tlapechico, citado líneas arriba, está el de Centro Social Carlos A. Madrazo, el contrato indica .que se debía concluir la construcción el día 16 de mayo de 2018. “No obstante las obras no se encuentran concluidas”.

Un caso más es la clínica de Odontogeriatría, cuyo contrato indica que la fecha de conclusión debió ser el 6 de junio de 2018, y hubo una ampliación para la fecha de conclusión al 10 de julio de 2018. No obstante, la clínica a la Fecha no se encuentra terminada.

También se detectó que en el mantenimiento y protección de taludes de la colonia Carlos A. Madero el trabajo de rehablitación fue mínimo sin que s ejustificara el costo de dicha obra de 8 millones 866 mil pesos.

Como parte de la mitigación se realizaron obras en escuelas, pero fuera del rango de la afectación por el tren, y se hizo un cambio de imagen del mercado Santa Fe, pero se desconoce el costo de la obra.

En Avenida Vasco de Quiroga se realizaron trabajos de bacheo pero hay desgaste evidente, “lo cual pudiera derivarse de una mala ejecución en la realización de las obras”.

OBRA CON CUESTIONAMIENTOS

La obra, que busca conectar a Toluca con Observatorio, medirá 57.7 kilómetros de longitud, elevó su costo inicial de 38 mil millones de pesos, y ahora rondará los 70 mil millones de pesos, reconoció en febrero el presidente Andrés Manuel López Obrador, cuya administración recibió la obra y deberá concluirla.

En el tramo III, el correspondiente a la capital, de 17 kilómetros, por la zona de Santa Fe ya se han levantado algunas columnas, pero entre las colonias Belén de las Flores y Liberales de 1857, donde en medio se encuentra la Presa Tacubaya, el inicio de las obras zona ha causado desde 2016 la movilización de vecinos, que se quejan porque para el levantamiento de las columnas, se comenzó a rellenar parte de la presa que alberga aguas negras, y las máquinas aplanadoras generan vibraciones que pueden dañar las casas, algunas construidas precariamente. Temen que las obras no estén listas para la temporada de lluvia y pueda haber inundaciones.

Otro de los cuestionamientos con los que nació el proyecto, por lo menos en la ciudad de México, fue el método que se eligió para contratar a las empresas encargadas de la obra en la ciudad de México, y que fue analizada por el Instituto Mexicano de Auditoría Técnica (Imat), que actuó como testigo social del proceso de licitación. El Imat observó que de las 12 personas que participaron en la evaluación de las propuestas para los 17 kilómetros en la capital, 11 no acreditaron la relación que guardan con “la convocante y/o facultades con las cuales cuentan para llevar a cabo estas evaluaciones”, lo que era necesario para contar con los elementos que “nos permitan verificar la transparencia e imparcialidad del personal que evalúa y acreditar que no se tiene ningún interés que pueda comprometer el resultado de la evaluación”.

También el instituto le observó al convocante (La Sobse) que “era necesario considerar que la diferencia de importes entre los primeros lugares es considerable, por lo que debía justificar plenamente cualquier decisión que pretenda descalificar o desechar cualquier propuesta, en su aspecto técnico y económico y dejar plenamente justificada tal decisión, ya que económicamente podría tener un perjuicio para el Estado”. También le pidió evitar aspectos subjetivos, a efecto de garantizar una adecuada evaluación”.

LOS CUESTIONAMIENTOS DE LA ASF

La obra en general ha recibido observaciones por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF). En su informe sobre la cuenta pública 2017, la Auditoría Superior de la Federación analizó el Tren Interurbano México –Toluca y detectó la falta de liberación de derechos de vía y deficiencias en la planeación, elaboración de proyectos ejecutivos y en la ejecución y supervisión de las obras y servicios por un monto observado de 745.5 millones de pesos, de los cuales sólo se han recuperado 25.4 millones de pesos.

Un año antes también hubo cuestionamientos de la ASF. Pero la obra además  ha sido cuestionada por cómo se han ejercido los gastos. De acuerdo con el informe individual del resultado de la fiscalización superior de la cuenta pública 2016, y presentado en octubre de 2017, se determinaron pagos indebidos por un monto de mil 775 millones 319 mil  600 pesos, para el proyecto del tren interurbano.

Entre dichos pagos están mil 532 millones 056 mil 400 pesos, de recursos ministrados que no fueron devengados, y que no se ha comprobado que se hayan reintegrado a la Tesorería Federal (Tesofe).

Otro aspecto que destaca es un pago indebido por 38 millones 353 mil 300 pesos, debido a que se realizaron pagos a la empresa encargada de la asesoría, control y seguimiento del proyecto, sin verificar que el gobierno de la Ciudad de México fue el encargado de llevar a cabo la logística, administración, planeación, desarrollo, ejecución y conclusión de los trabajos de la obra.

Otro pago indebido alcanzó el monto de 117 millones 151 mil 500 pesos por pagos a la proyectista por las adecuaciones del proyecto, sin verificar que ella fue quien lo realizó originalmente.

Además se determinaron importes por aclarar de mil 102 millones 291 mil 500 pesos, por la falta de liberación del derecho de vía.