METRÓPOLI

Deforestación y crecimiento habitacional agudizan sequía en el Cutzamala

Especialista hace llamado a las autoridades para que desarrollen una intensa campaña del uso racional del agua,

  • ARTURO CALLEJO
  • 28/05/2021
  • 19:00 hrs
  • Escuchar
Deforestación y crecimiento habitacional agudizan sequía en el Cutzamala
Presas del sistema Cutzalama (Foto: Especial)

TOLUCA.- Un desmesurado desarrollo habitacional de alta plusvalía, construcción de nuevas carreteras, zonas que han quedado cubiertas de cemento y un aumento poblacional que demanda diversos servicios, así como deforestación registrada en gran parte de la zona boscosa de la Cuenca del Cutzamala, mantienen en serios problemas de escases de lluvias a puntos de municipios como Valle de Bravo, Amanalco de Becerra y Temascaltepec, por ello, es que no han logrado recargarse las presas Miguel Alemán, El Bosque y Villa Victoria que se mantienen en lo que va el año en registros históricos de su llenado.

Luz María Gómez Ordoñez, maestra en Estudios Urbanos y Regionales, indicó que muy posiblemente, como no ha llovido en los cuerpos de agua antes citados, vendrán en esta temporada lluvias atípicas que causarán destrucción por su fuerza.

“Van a venir estas lluvias atípicas, producto del cambio climático y lo que van a hacer es que con la fuerza con que cae el agua van a arrastrar todo, el agua se va a llevar la materia orgánica, se va a llevar plantas y finalmente, este arrastre de material orgánico no va a permitir tampoco que se recarguen los acuíferos, lo principal aquí es proteger el bosque, identificar los manantiales que existen, es muy famosa la Cascada de la Novia, ahí en Avándaro, pero no la estamos protegiendo, la vemos como atractivo turístico, pero no se está protegiendo y realmente los manantiales son los que le dan vida, tanto a los ríos y en este caso a la laguna de Valle de Bravo”.

 

Esto debe ir a la par con que las autoridades desarrollen una intensa campaña del uso racional del agua, “ahora, el río Cutzamala también está siendo afectado, porque no tiene la misma fuerza que tenía hace años, ¿por qué?, porque no baja el agua que bajaba antes cuando teníamos bosques densos, bosques sanos y fuertes, es un problema muy grave, estamos viendo el estrés hídrico que se está viviendo en toda esta zona y no es nada más de que las plantas se van a secar o que los animales no van a tener donde tomar agua, sino que ya está afectando al sr humano, ya está afectando a las poblaciones”.

Lo importante es que los tres órdenes de gobierno detengan y ya no autoricen más licencias de construcción o de aprovechamientos forestales, porque si se siguen otorgando “se estarían recibiendo señales contradictorias del gobierno, o sea, por un lado dices que vas a proteger el medio ambiente y por el otro lado estás autorizando que sigan aprovechándose de los montes”.

La experta Luz María Gómez Ordoñez pronunció que desde el siglo pasado científicos alertaron sobre el cambio climático, por lo que se debía haber reforestado, pues el calentamiento global se debe principalmente a la “emisión de los gases de efecto invernadero, producto de los procesos de industrialización y de combustible de toda la flota vehicular que está circulando. Desde 1980, 1990, es que se dio una extinción de la masa forestal y creció la zona de Valle de Bravo, Avándaro y Amanalco de Becerra, por ello, se han visto que zonas con vocación forestal se convirtieron en zonas habitacionales, se crearon nuevas carreteras, con lo que se le resta espacio a la zona forestal”, finalizó la especialista en Estudios Urbanos y Regionales.

NO HA LLOVIDO

La semana pasada no llovió en la región de la Cuenca de Cutzamala y muy posiblemente no lloverá la siguiente,  por lo que la sequía se agravó para las presas Miguel Alemán, en Valle de Bravo, en la de Villa Victoria y en la de El Bosque, que dotan de agua al Sistema Cutzamala, informó Víctor Bourguett Ortiz, director general del Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua), señalan que hasta mediados de semana las tres presas estaban a un 38.92 por ciento de su llenado.

En el histórico, en lo que va del año, se señala que en enero los tres cuerpos de agua registraron bajos niveles con un 57.7 por ciento, en febrero el porcentaje de llenado fue de 52.96, en marzo de 46.75 por ciento y en abril de 42.6 por ciento.

“La semana pasada estábamos ligeramente optimistas dado que habíamos tenido lluvias en la semana desde hace 15 días, sin embargo, toda la semana pasada ni tuvimos precipitaciones, a pesar de que algunos científicos habían dicho que ya se había ido la sequía, pues no, no nos llovió y esta semana apunta a que tampoco tendremos buenas lluvias”, agregó el funcionario federal.

Finalmente, en mayo del año 2020, las presas El Bosque, la de Valle de Bravo y la de Villa Victoria, registraron un 61.03 por ciento de su llenado global.