METRÓPOLI

Sentencian a sacerdote involucrado en el caso Leonardo Avendaño

Francisco Javier Bautista fue sentenciado a 27 años 6 meses en prisión y a pagar 422 mil 450 pesos por reparación del daño tras determinarse que fue culpable

  • IVÁN MEJÍA
  • 08/04/2021
  • 17:11 hrs
  • Escuchar
Sentencian a sacerdote involucrado en el caso Leonardo Avendaño
(Cuartoscuro/Archivo)

Un Tribunal de Enjuiciamiento dictó una sentencia de 27 años 6 meses de prisión contra el sacerdote Francisco Javier Bautista que fue declarado culpable por el homicidio doloso del diácono Leonardo Avendaño, quien fue hallado sin vida en la alcaldía Tlalpan en 2019.

Durante la audiencia que se celebró este jueves en el Reclusorio Oriente y duró poco más de dos horas, el juez también le impuso al párroco un pago de 422 mil 450 pesos por reparación del daño.

La autoridad jurisdiccional resolvió quitarle los beneficios sustitutivos sobre la pena que le fue impuesta, es decir que sus abogados no pueden revocar los años de sentencia.

Sin embargo, a su salida Jorge Cuadra abogado del sacerdote solo se limitó a decir que iban a apelar de decisión del juez. 

Apenas el martes pasado el párroco fue declarado culpable del homicidio de Leonardo Avendaño quien era estudiante de la Universidad Intercontinental. 

Consta en la carpeta de investigación FCIH/1/UI-1 C/D/00108/06-2019 que a través del análisis de las cámaras de seguridad privada y públicas, así como mediante una revisión del celular de la víctima, las autoridades asentaron que el sacerdote fue la última persona con la que el diácono estuvo el día que localizaron su cuerpo.

Las pruebas revelaron que Avendaño asistió a la casa del sacerdote y al salir del domicilio en su camioneta, el joven fue perseguido por el religioso quien le dio alcance en un lugar boscoso, donde presuntamente lo asfixió hasta privarlo de la vida.

Asimismo, según indicaron fuentes de la Fiscalía capitalina a La Silla Rota, el móvil del crimen fue por "venganza personal" sin que hasta el momento el sacerdote haya declarado qué motivó la venganza. 

A pesar de esto, Francisco Javier ofreció una misa en memoria del joven de 29 años, evento en el que exigió a las autoridades que hallaran al responsable de la muerte del diácono.

Las indagatorias también revelaron que Leonardo, quien pretendía ser seminarista, sólo se dedicaba a colaborar en el templo de Cristo Salvador, no tenía ningún ingreso económico fijo, ya que su madre le entregaba alrededor de 10 mil pesos al mes, pero ella ya falleció.

No obstante a pesar de no tener ingresos fijos, el joven poseía una SUV Chevrolet Trax de modelo reciente y continuamente realizaba viajes al extranjero a destinos como Aspen, Milán, Beirut o Miami.

Días antes de ser asesinado, Leonardo arrendó un departamento en Ayuntamiento 129, en la colonia Miguel Hidalgo Primera Sección, en la alcaldía de Tlalpan, muy cerca del templo donde trabajaba; por este inmueble pagaría más de seis mil pesos al mes.

(fmma/ Sharira Abundez)